Jueves, 23 Marzo, 2017

Proyecto y programa de Ciudadanos I: Igualdad y unión de los españoles

Agustín Palomar Torralbo


image_print

“En lo que concierne a asuntos privados, la igualdad, conforme a nuestras leyes, alcanza a todo el mundo, mientras en la elección de los cargos públicos no anteponemos las razones de clase al merito personal…En nuestras relaciones con el Estado vivimos como ciudadanos libres”

Pericles

 

Entre los valores políticos, la igualdad ocupa, sin duda alguna, un lugar destacado. La igualdad es uno de los valores fundamentales en los que se asienta la democracia, los otros dos son, la justicia y la libertad. Los tres valores están correlacionados de tal modo que el progreso o el retroceso en alguno de ellos conlleva el progreso o retroceso de los otros dos. En este artículo ponemos nuestra mirada en el valor de la igualdad. Y así, comenzamos afirmando que la justicia y la libertad sólo son posibles en la democracia, en última instancia, bajo el principio de la igualdad. En su concepto, se perfila y se sostiene la idea de democracia. Efectivamente, la articulación de los derechos, de las libertades y de la justa distribución de los bienes públicos ha de tener como principio el valor de la igualdad. Hoy vemos cómo uno de los desafíos más importantes que tenemos que afrontar en nuestra democracia es hacer efectivo este principio formal para que prevalezca sobre cierta concepción radical de la democracia, según la cual, el derecho a decidir de una parte de los ciudadanos ha de tener prioridad sobre el propio principio de igualdad. Como en otro tiempo, una de las principales tareas que tiene que asumir nuestra democracia es hacer frente a las exigencias de un nacionalismo, reforzado por aquellos que se pliegan a sus demandas, que pone por delante su deseo de independencia a la igual consideración de todos. En este sentido, cualquier ciudadano debería ver con extrañeza cómo las ideologías nacionalistas, viejas y arcanas, tienen el consentimiento, el aliento y el apoyo de los que se cuelgan en el espacio público el cartel de progresistas.

Ciudadanos nació y se ha consolidado de manera indiscutible como el principal de los partidos que ha hecho frente al nacionalismo allí donde este se presentaba como el mayor desafío para la vertebración de nuestra democracia. Ciudadanos tuvo que hacer, por ello, de la igualdad y de la defensa de España uno de sus más importantes  baluartes. Pero este proyecto no podía ser llevado a cabo si Ciudadanos no completaba su extensión por todo el territorio nacional, pues en la defensa de la igualdad, como hemos sostenido, han de verse afectados e implicados todos los ciudadanos. Esta ha sido y es una de las principales fuerzas que empujó y empuja a Ciudadanos  a incorporar a cuantos temen o ven amenazada la igualdad entre nosotros. Hemos visto que los partidos tradicionales de hecho, por mor de sus propios intereses y también por una falta de valentía política, habían dejado yermo el terreno para la defensa política del valor de la igualdad y, con ella, de aquello que nos hace ser ciudadanos. Por ello, su nombre –“Ciudadanos”– no sólo hace referencia a un partido político sino a un proyecto de recuperación de la unidad de todos los españoles bajo el principio de la igualdad sostenida en los derechos.

Por esta razón, el concepto de igualdad bien entendido, es decir, fuera de los usos ideológicos que lo falsean, ha pasado a tener un peso fundamental en el programa político de Ciudadanos. Concretamente, se han propuesto en torno a ochenta medidas que articulan este proyecto de unidad para España. Si Ciudadanos gobierna, las llevará a cabo; pero si no lo hace, y aún así es decisivo para la formación de otro gobierno, entonces estas propuestas estarán sobre la mesa de negociación en la que se siente cualquier otro grupo político que quiera recabar su apoyo. Aunque no todas tienen el mismo peso, leídas en su conjunto trazan el perfil de la idea de democracia que Ciudadanos quiere para esta nueva legislatura y para las generaciones venideras. Pueden consultarse en su página web (https://www.ciudadanos-cs.org/programa-electoral), y no tiene mucho sentido que aquí las espigue o las reitere; sin embargo, invito a quien este preocupado por la cuestión de la igualdad en España a que las lea detenidamente.

Tomando en su proyecto político el cumplimiento de estas medidas, Ciudadanos cree que presta el principal de los servicios que la política puede hacer para regenerar la vida de nuestra democracia. Se podrá votar o no a Ciudadanos, se podrá creer que, en el juego político, lo hacen mejor o peor, pero de lo que no cabe duda es de que no habrá ciudadano alguno, que quiera seguir siéndolo, que no suscriba la mayor parte de este proyecto que pone su foco de atención tanto a la igualdad en los derechos como en la equitativa distribución de los bienes públicos. Si consiguiéramos que la igualdad fuera el principio de unidad de todos nosotros en nuestra condición de ciudadanos, nuestra democracia no sólo se regeneraría sino que también se consolidaría y quedaría al servicio del verdadero progreso: aquel que se cifra en una mayor libertad y en una mayor justicia para todos. Esta es nuestra tarea y este es ahora nuestro empeño. Convocados a participar quedan todos aquellos que se sienten afortunados de haber nacido y sobre todo de vivir en este momento de nuestra historia, de igual manera que Pericles, llamado por Tucídices “el primer ciudadano de Atenas”, se consideró dichoso de vivir en aquella democracia en la que él veía como la igualdad en la ley alcanzaba a todo el mundo. Hoy, como entonces, este principio puede seguir orientando la acción política en nuestra democracia. Para ello nos basta, simplemente, con tener conciencia de nuestra condición de ciudadanos y de ser exigentes y consecuentes con esta condición que nos hizo libres.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Genial análisis sobre las bases en las que se debe asentar un buen sistema. Y es precisamente la defensa de la igualdad de todos los Españoles la bandera de Ciudadanos en todo el territorio, es el punto de partida hacia una sociedad más justa.