Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Protesta navideña de Stop Desahucios con un final feliz

Durante la concentración de esta mañana por tres casos acuciantes de desahucio, una llamada del banco ha dibujado la sonrisa en los rostros de dos afectados.

Miembros de la plataforma protestan en la puerta de una sucursal del Santander . Foto: Fran Sánchez


image_print

Decenas de integrantes de la plataforma Stop Desahucios se han dado cita esta mañana en la granadina Plaza de Isabel La Católica para marchar hacia la cercana oficina del Santander de Gran Vía, entidad bancaria en la que han presentado documentación para pedir la solución definitiva de tres casos de desahucio.

Sandra Morales es hoy portavoz de la asamblea del Zaidín, agrupación que reúne a una media de sesenta personas ya que los afectados vienen y con suerte se van, como le ocurrió a ella ya que “lo mío fue rápido porque estaba claro”. Sin embargo hoy “tenemos varios casos atascados. Una adjudicación de la deuda en la que damos por sentado que ya que el banco se adjudica la vivienda y deja a las personas en la calle, la deuda tiene que quedarse saldada y con este caso llevamos ya un año, también tenemos una dación en pago con condonación total de la deuda y alquiler social” y el caso de Josefa García.

Pepa, como la reclama un allegado, pide una reestructuración de la deuda por aplicación del Real Decreto Ley 6/2012. Con 426 € de prestación, lleva sin poder pagar la hipoteca de 338 € desde el verano pero en el banco “se niegan en sellarnos los papeles, no nos dan ningún motivo”. Papeles que sí les concedieron a sus hermanas, con la fijación de un alquiler social de 40 y 50 euros, lo que paliaría su situación.

DE AGRAVIADOS A AGRACIADOS

Las personas afectadas han entrado en la sucursal del Santander, a cuyas puertas los integrantes de la plataforma han desplegado pancartas y cánticos, que en estas fechas han sido villancicos protesta con la letra algo cambiada. Así, mientras sonaba un tamborilero reivindicativo, el ‘compañero’ que empuñaba el megáfono ha anunciado casi en directo la resolución de otro caso, el de Leo y Paco. Con dos años de impagos, han conseguido una reestructuración de la deuda a cinco años, reduciéndose la cuota desde 600 euros a 90 euros al mes. Como si de dos agraciados por la lotería de Navidad se tratara, ella no puede contener la alegría y cuenta que “esta mañana nos han dicho que pasemos a firmar. Estaba el caso en juicio, estaba ya para la subasta del piso pero ha sido todo gracias a Stop Desahucios”, ha concluído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *