Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

Proponen construir un Parkour Park en el antiguo botellódromo

Un grupo de jóvenes granadinos ha trabajado en esta propuesta junto a Vamos, Granada

El grupo de jóvenes de Granada con los que han trabajado la propuesta de un Parkour Park
Gabinete


image_print

Cada mes, los representantes de las Juntas Municipales de Distrito de Vamos, Granada trasladan una iniciativa en el Pleno a través del grupo municipal; en este caso la iniciativa de un grupo de jóvenes de Granada con los que han trabajado la propuesta de un Parkour Park en el espacio del antiguo botellódromo de Granada, realizando un proceso participativo para elegir el diseño del mismo.

En la presentación de la iniciativa en el Ayuntamiento de Granada, Mabel García Casco, representante de la formación en la Junta Municipal de Distrito Albaicín ha expresado su satisfacción de elevar al Pleno esta propuesta de gente joven, que ofrece una alternativa al botellón y que además tiene como base la participación para gestionar y disfrutar de un espacio de la ciudad para el deporte.

Álvaro Ibañez, uno de los proponentes confiesa practicar parkour casi 13 años, “esta técnica consiste en desplazarse superando obstáculos por la calle, por la ciudad, saltando de un lado a otro, subiendo a muros” y explica que esta propuesta surge por la necesidad de disponer de un lugar donde hacer el deporte y no estar en la calle, donde “a veces, hay confusión y la gente piensa que estamos haciendo algo malo”. Álvaro presume de que el parkour no fomenta la competitividad y es muy integrador, los practicantes son de distintas edades, religiones, sexo, no hay diferencias sino que unos se ayudan a otros para mejorar.

Juan Ignacio Rozúa es otro de los jóvenes que integran el proyecto, colaborador del programa de radio de José Ramón de la Morena, opina que “Granada es un lugar que tiene gancho para los jóvenes, atrae no sólo a gente de España sino de fuera y cada vez somos más los que practicamos esta técnica en la que necesitamos reunirnos sin ser molestados y sin que molestemos a nadie en un espacio seguro para los que ya practicamos y sobre todo para los que quieren empezar”. Le parece que es una propuesta interesante, para la que llevan ya recogidas 300 firmas, “en un sitio donde antes sólo se podía beber, surge una alternativa barata, que puede ir realizándose por fases y donde nosotros mismos podemos ir colaborando para su materialización, es una oportunidad en la que ilusionarse por algo bueno”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *