Sábado, 23 Septiembre, 2017

            

Prisión preventiva para el conductor que atropelló a un joven en Cúllar Vega en marzo y se fugó

El accidente se produjo durante la tarde del día 15 de marzo. Un vehículo se montó en la acera derecha por causas que se desconocen y atropelló a un joven, huyendo inmediatamente después, sin que hubiera testigo alguno que hubiera presenciado el accidente y pudiera dar alguna pista sobre dicho automóvil



image_print

Un juzgado de Santa Fe (Granada), en funciones de guardia el pasado viernes, ha decretado el ingreso en prisión preventiva, comunicada y sin fianza, para el conductor que el pasado 15 de marzo presuntamente atropelló a un joven de 19 años en el término municipal de Cúllar Vega (Granada) y se dio a la fuga dejándolo malherido, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

El hombre, de 40 años, vecino de Cúllar Vega y con antecedentes policiales por delitos contra la seguridad vial, está imputado de los delitos de omisión del deber de socorro por haber huido del lugar del accidente sin haber socorrido al joven herido; otro de lesiones graves y, finalmente, otro de quebrantamiento de condena, ya que en el momento del accidente el detenido tenía retirado el permiso de conducir por sentencia judicial.

La Guardia Civil consiguió identificarlo y detenerlo gracias a un trozo del faro del vehículo todoterreno hallado en el lugar de los hechos y al trabajo desarrollado después, tanto en los laboratorios de criminalística de la Guardia Civil, como por los agentes del Grupo de Investigación de Accidentes de Tráfico de la Guardia Civil de Granada.

El accidente se produjo durante la tarde del día 15 de marzo. Un vehículo se montó en la acera derecha por causas que se desconocen y atropelló a un joven, huyendo inmediatamente después, sin que hubiera testigo alguno que hubiera presenciado el accidente y pudiera dar alguna pista sobre dicho automóvil. El joven, mientras tanto, se quedó en el suelo desangrándose y posteriormente fue ingresado en la UCI de un hospital granadino, donde aún permanece a día de hoy.

La Guardia Civil de Tráfico de Granada se hizo cargo de la investigación y, tras una primera inspección ocular en el lugar del accidente, los agentes encontraron un trozo de cristal que podía pertenecer al faro del vehículo que lo provocó.

Este trozo de cristal fue enviado a los laboratorios de criminalística de la Dirección General de la Guardia Civil, donde descubrieron que pertenecía a un modelo de vehículo todoterreno.

Posteriormente, tras muchas horas de investigación y tras cotejar más de trescientos vehículos, los agentes localizaron el vehículo concreto al que pertenecía dicho trozo de faro, e identificaron a su propietario quien, además, como él mismo ha reconocido al ser interrogado, era el que conducía el automóvil cuando tuvo lugar el accidente.

La Guardia Civil además ha cotejado las cámaras de seguridad próximas al lugar del accidente y en ellas los agentes han localizado imágenes de este todoterreno inmediatamente antes y después de que el accidente tuviera lugar.

Por otra parte los agentes encargados de la investigación han determinado la presunta imprudencia grave del conductor por el exceso de velocidad al que circulaba el vehículo cuando el accidente, y por el despiste al subirse en la acera presumiblemente porque estuviese hablando por teléfono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *