Domingo, 26 Marzo, 2017

Primera victoria en casa (2-0)

El Granada CF se impuso al Athletic Club de Bilbao en Los Cármenes, donde estrenó once y mostró una buena imagen de equipo luchador y compacto

Foto: Alex Cobreti


image_print

Primera victoria de la temporada en Los Cármenes, primera vez que se deja la portería a cero y primer partido sin El Arabi. El Granada CF hizo un partido en casa con un fútbol más efectivo que brillante.

La suerte por fin estuvo en el lado de los de José Ramón Sandoval, quienes impidieron que el Athletic Club de Bilbao perforase su portería, gracias en gran parte a un colosal Andrés Fernández.

Sandoval improvisó una alineación inédita, en la que participó de inicio Fran Rico en lugar del lesionado Krhin, aunque jugó más adelantado que éste, lo que le favoreció, y el canterano Peñaranda, quien debutó en primera y no hico que la ausencia de El Arabi se notara.

Muy pronto se le puso de cara el encuentro al Granada CF. En el minuto cuatro de la contienda Laporte la coló en propia puerta. El defensor vasco metió la pierna en un centro raso de Success desde la izquierda para Peñaranada, con tan mala fortuna que el esférico engañó a Iraizoz y terminó por entrar en su arco.

El partido fue poco vistoso en este periodo inicial, con un juego bastante físico por parte de los dos equipos. El centro del campo estuvo enmarañado y las llegadas vinieron más por juego directo que por toque.

Así llegó el primer tanto, como el resto de ocasiones de real peligro del Granada CF, de la asociación de Peñaranda, Success y Rober, quienes corrían disparados, como alma que lleva el diablo, y buscaban profundizar en el área de Iraizoz.

De la velocidad y el descaro de la ‘baby delantera’, -Peñaranda 18, Success 19 y Rober 22-, nacieron las jugadas que pusieron en mayor aprieto a la defensa visitante, aunque la que hizo tener que intervenir a Iraizoz fue un cabezazo de Fran Rico a la salida de un córner.

El Athletic Club propuso muy poco, más por acierto de la zaga nazarí, que por propio empuje ‘león’. En la contención estuvo genial Rubén Pérez, que llenó con mucho criterio el vacío dejado por Krhin. El sevillano se las tuvo con Aduriz, quien estuvo casi inédito, bien tapado por los centrales nazaríes.

La creación de Beñat no apareció en la primera parte y las oportunidades más claras del Athletic llegaron a balón parado, con un buen disparo del ‘7’ vasco, pegado a la cepa del poste izquierdo de Andrés, quien desvió a córner ‘in extremis’.

Pero la más clara de los visitantes la tuvo Aduriz, al filo del descanso. Todo lo bien que estuvo en la acción anterior, se tornó en cantada en una salida por alto ante un balón colgado desde campo contrario, al que no llegó en su intento de despejar de puños. El esférico cayó franco, dentro del área, en las piernas de Aduriz, quien se durmió en el remate a puerta vacía, lo que facilitó que Rubén Pérez tapara el disparo.

La segunda mitad nada tuvo que ver con la inicial. El ritmo de la contienda fue desenfrenado durante los primeros quince minutos de la reanudación. El Athletic Club salió a por el empate claramente, pero Andrés Fernández apareció. El murciano se desquitó de intervenciones en encuentros anteriores, se sacudió los nervios, y sacó una a Williams dentro del área, tras pase filtrado de Aduriz, y otra a San José casi bajo palos, en la salida de un córner.

El Granada no se quedó atrás. El tridente ofensivo planteado sobre el terreno de juego por Sandoval dio su fruto. La velocidad y el descaro de los jóvenes atacantes rojiblancos, trajo de cabeza a la defensa de los de Valverde, que sufrieron con la presión de Peñaranda y de Rober Ibáñez.

El venezolano hizo bien las cosas y a punto estuvo de tener su premio por la presión y el robo que hizo sobre Laporte. Adalberto Peñaranda se plantó delante de Iraizoz en el área de castigo y disparó fuera.

Igualmente, intervino en el segundo tanto nazarí, cuando temporizó al recibir de Rober, que nuevamente robó a la defensa bilbaína. Peñaranda puso para Márquez, quien remató mal, pero el rechace lo aprovechó Success ara batir la meta visitante (2-0).

Las malas noticias vinieron por las lesiones de Miguel Lopes y de Succes, quienes tuvieron que ser sustituidos. Aun así, con dos de los mejores en el banco, el Granada no perdió la compostura.

El Athletic Club por su parte, se desvaneció. Los de Valverde no ofrecieron un buen juego, en parte porque los de Sandoval supieron pararlos. La media rojiblanca estuvo a gran altura y Rubén Pérez, Márquez y Rico, no hicieron un juego brillante, pero rindieron a un gran nivel en la contención.

Con cinco minutos de descuento, la grada de Los Cármenes pedía la hora, cuando el Athletic estuvo a punto de marcar sobre la bocina el de la ‘honrilla’.

El Granada CF consiguió su primera victoria en casa, que sirve para dar un respiro a Sandoval y para demostrar que el equipo está vivo y tiene recursos para seguir adelante en la liga.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Andrés Fernández; Miguel Lópes (Foulquier, min. 52), Babin, Lombán, Biraghi; Rubén Pérez, Fran Rico, Javi Márquez; Success (Nico López, min 76), Rober (Rochina, min. 63), Peñaranda

Athletic Club de Bilbao: Iraizoz, De Marcos,Balenziaga, Laporte, Etxeita; San José (Bóveda, min. 73), Beñat, Raúl García, Susaeta (Sabin, min. 67); Aduriz, Williams

Goles: 1-0: Laporte (P.P), min. 4; 2-0: Success, min. 60

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (colegio madrileño) amonestó a Peñaranda (min. 6), por parte de los locales, y a Susaeta (min. 22), Aduriz (min. 24), Exeita (min. 35), por parte de los visitantes

Incidencias: encuentro perteneciente a la jornada 12 de la Liga BBVA entre el Granada CF y el Athletic Club de Bilbao, disputado en el Estadio Municipal Nuevo Los Cármenes, ante 12.979 espectadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *