Martes, 25 Julio, 2017

            

Presentan en Granada una guía para tratar de forma “rigurosa y respetuosa” los casos de desapariciones

En la provincia se han producido desde 2010 hasta la actualidad 268 casos

Presentación de la 'Guía de Buenas Prácticas para el Tratamiento Informativo de las Desapariciones' | Foto: Gabinete/Junta de Andalucía
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

La delegación de la Junta de Andalucía en Granada ha acogido hoy la presentación de la ‘‘Guía de Buenas Prácticas para el Tratamiento Informativo de las Desapariciones’, un documento “inédito en nuestro país” que parte de la necesidad de garantizar la adecuada difusión en los medios de comunicación de desapariciones de personas, fomentando la responsabilidad de los medios y de los periodistas ante esta realidad, tal y como ha señalado Eduardo Castro, representante del Consejo Audiovisual de Andalucía durante el acto.

La Fundación Europea por las Personas Desaparecidas QSD Global, representada en el evento por su presidente, Francisco Lobatón, y el Consejo Audiovisual de Andalucía han trabajado conjuntamente en este escrito que busca conciliar y preservar el derecho constitucional a la libertad de información con la responsabilidad que tienen los medios de comunicación de adoptar normas deontológicas y pautas de conducta que garanticen el ejercicio de un periodismo “riguroso, honesto y comprometido”, según destacaban Lobatón.

Como muestra de la importancia que los medios de comunicación tienen en este tipo de casos, los presentes han contado con los testimonios de dos madres cuyos hijos desaparecieron en 2004 y 2014, respectivamente, quienes han destacado que “la prensa siempre nos ha respetado mucho pero es una prensa muy local, por lo que se tendría que extender a toda España y a los países en los que desparecieron”.

“La auténtica desaparición es la ignorancia del hecho y de la pérdida de las familias. Si se mantiene una información viva en los medios de comunicación, tendrá un efecto positivo en los que los medios policiales también estarán más activos”, ha afirmado Eduardo Castro.

El documento contiene una serie de recomendaciones dirigidas a periodistas y profesionales de los medios de comunicación encaminadas a que se aborden con responsabilidad y rigor las informaciones sobre estos casos que normalmente generan un gran impacto social y emocional.

Esta guía recuerda, de igual modo, que “cuando una persona desaparece, no desaparecen sus derechos” y que “la familia de las personas desaparecidas a veces no solo son la parte doliente, sino que también son victimizadas a menudo porque para una parte de la sociedad desaparecen y no reciben la atención que requieren”.

Por ello, resaltan la necesidad de cuidar la publicación de imágenes y los datos que puedan dañar a la familia o entorpecer la investigación y salvaguardar los derechos tanto de la familia como del desaparecido.

Este texto que se ha presentado con la asistencia de la delegada del Gobierno, Sandra García, es fruto del protocolo de colaboración que el CAA y la fundación QSDGlobal suscribieron el pasado mes de febrero con el propósito de contribuir a que los medios de comunicación “asuman como parte de su responsabilidad social tanto la tarea de dar a conocer los casos de desapariciones de personas, como la de proteger a sus protagonistas por la especial vulnerabilidad en la que se encuentran”.

Tal y como se ha mostrado durante la presentación, desde 2010 hay más de 4.000 casos de desapariciones sin resolver en Andalucía, produciéndose 268 de estos en Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *