Viernes, 22 Septiembre, 2017

            

Presentan en Granada ‘I love 5 por ciento’, una campaña que lucha por una mayor inversión en la educación pública

Las organizaciones sociales que lideran este movimiento llevarán al Parlamento Andaluz una propuesta que contempla subir el gasto en enseñanza público a un 5% del PIB

Rosario Rodríguez y Jesús Palacios mientras atienden a los medios esta mañana a la entrada del colegio Padre Suárez de Granada | Foto: D. S-G.
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

 

Diferentes representantes de organizaciones sociales, padres y madres, y alumnos han presentado esta mañana en GranadaI love 5 por ciento’, una campaña a nivel andaluz que busca conseguir una mayor inversión en la educación pública. En concreto, la propuesta, que se llevará al Parlamento Andaluz, contempla subir el gasto en enseñanza pública del actual 3,9% a un 5% del PIB.

En nombre de los docentes a favor de esta propuesta, Jesús Palacios explicó con más detalle la campaña, la cual seguirá desarrollándose esta tarde en el Ateneo Libertario, y durante el próximo mes de marzo con diferentes acciones y concetraciones: “Como docente nos parece una propuesta tan necesaria como insuficiente. Se viene intentando llegar al 6% como los países pioneros en educación, pero actualmente Andalucía lleva un gasto de un 3,9%, por lo que es necesario reivindicar el 5% como mínimo, un porcentaje que debería ir exclusivamente a la enseñanza pública y no repartirse con la concertada”.

En este sentido, Palacios dio las claves de mejora que, para él, requiere la escuela pública: “ Se necesita inversión, nuevas contrataciones, becas para el alumnado… si en algún momento se pretende renovar la educación en Andalucía es necesario brindar un gasto que vaya íntegro a la educación pública”.

Estas organizaciones ya han iniciado conversaciones con Podemos e Izquierda Unida en el Parlamento Andaluz para buscar apoyo, aunque la Administración no se pronuncia al respecto. “La administración normalmente no suele escuchar. Hay acercamientos, pero se quedan en agua de borraja”, comenta Rosario Rodríguez, madre y miembro del AMPA del Colegio Virgen de la Paz de Gójar y el IES Laurel de La Reina de La Zubia.

Desde la postura de padres también hay mucho que decir en este sentido. Rosario da su visión sobre la campaña y el estado de la escuela pública en la actualidad: “Creemos que hay muchas carencias, desde las infraestructuras de los centros hasta la cobertura con las bajas del profesorado. Por ejemplo, mi hijo, que el año pasado estaba en 3º de Primaria, tuvo hasta tres tutores durante el curso. La biblioteca está inutilizada porque se usa para aula matinal, la sala de informática se usa como aula de docencia, y si nos metemos en el tema del comedor escolar es algo sangrante. La educación debe ser algo imprescindible, y en estos momentos, está mermada en cuanto a recursos económicos”.

LA ENSEÑANZA CONCERTADA, “UN MODELO ANACRÓNICO”

Las plataformas sociales que llevan a cabo esta propuesta no están de acuerdo con la enseñanza concertada que se brinda en España. Palacios, que la denomina como concertada-privada, lo explica de esta manera: “La enseñanza concertada es un modelo anacrónico. Si hablamos de Finlandia, la privatización es mínima. No se trata de restar derechos laborales a los profesionales de la concertada, pero la escuela concertada surgió en un momento de necesidad que ya está superado. Cuando en los 80 surge la concertada es para hacer frente a una necesidad educativa. Ahora hay medios que permiten que la escuela pública resuelva esa problemática. No hay ninguna necesidad de mantener la concertada más allá de intereses políticos y personales”.

Sobre el caso concreto de Granada, Palacios comenta: “El caso de Granada ciudad es llamativo, porque hay cerca un 80% de colegios concertados y se están cerrando líneas de colegios públicos. Así, la gente que no puede ir al concertado se ve obligado a llevar a su hijo a colegios ‘guetos’, donde las aulas están masificadas. Es ridículo pensar que la inversión pública vaya a parar a intereses privados, cuando la educación es un derecho constitucional y cuando la educación pública está preparada, con una buena inversión, hacer frente con calidad a todas las plazas necesarias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *