Domingo, 26 Marzo, 2017

Premios a productos alimenticios

¿Merecidos o sobrevalorados?

Cocina de Urgencia para Universitarios | @CUPU_UGR


image_print

Asociaciones, grupos y grandes empresas mantienen últimamente la moda de premiar a las empresas alimenticias por productos revolucionarios pero, ¿valen la pena?

Como bien sabido es, el dicho más popular entre los jefazos de marketing y ventas de las empresas alimentarias y de bebidas es “renovarse o morir”. Bueno, tanto para ellos como para cualquier tipo de empresa que quiera seguir en el candelero.

Hoy día, si quieres atraer la atención del consumidor, tanto del bestia como del invulnerable a cualquier tipo de estrategia publicitaria,  tienes que ser original. Y cuando se dice original se dice BRUTALMENTE ORIGINAL. Aunque bueno, lo mismo lo eres y se te va la pelota y sacas una reflexión filosófica o que no entiende ni “perri” a la hora de verlo por la tele.

Desde unas tortas de aceite que saben a rayos hasta chocolates con chili que pican más que una manada de pavos… puedes encontrar cosas raras raras (muchas veces coincide con que son inútiles y caras) en las estanterías del súper. Y si crees que solamente los japoneses son gente extraña haciendo productos y anuncios estás equivocadísimo. Los españoles somos raritos (y los no españoles también).

Los premios a productos originales (y con original se refieren a que vendan mucho, no se conozca en absoluto el producto nuevo o que fomentan el desarrollo publicitario e ingenioso y el reciclaje del producto para beneficio de la oferta disponible) se dedican a darle voz, voto y participación al consumidor a la hora de elegir lo mejor y lo peor o inútil del año.Pueden ser alimentos como productos de higiene o belleza y, normalmente, los ves publicitados con el símbolo “Producto del Año”.

03-08-producto-del-ano

Eso también sirve como atrayente para que los consumas. Los ganadores se organizan en: televisión (anuncios), prensa, packaging, radio, folder (trípticos y folletos publicitarios), online, newsletter, PLV (expositores, carteles, displays), cupones, sampling, social media, exterior, feria (de productos), mailing y otros…

Pero, ¿qué pasa cuando se nos va la olla y las empresas hacen cosas raras o prometen cosas o propiedades y beneficios para la salud para sus consumidores y luego no son tan magníficos como parecen o simplemente cobran más por lo mismo? ¿El simple hecho de sacar productos nuevo y reinventarlos una y otra vez sin originalidad y funcionalidad evidente es merecedor de premios y reconocimientos? Pues veamos…

Ahora hemos hablado de los premios “Producto del Año (premio a la innovación)”creado en Francia por Christian Le Bret en 1987 y está presente en más de 80 países, pero también existen empresas del sector de la alimentación y venta de éstos que organizan sus propios premios. Y no quiero dar publicidad pero la empresa es Carrefour (ojalá me paguen, ¡voy a dejar el número de cuenta por si acaso, niño!).

El otro día encontré una revistita con el catálogo de los aspirantes al II Premio a la Innovación Carrefour. Si tu quieres puedes votar, como con los productos de Producto del Año de Le Bret, aunque esta nos pilla más cerca. Aparte pues claro, te dan premios y cosas así. Esta claro, hay que incentivar la participación porque a veces a la gente se la pela un poquito…

Voy a analizar algunos de los productos que creo más curiosos para meditar sobre si merecen nuestro voto o no (omitamos las marcas por si me denuncian por quejarme mucho jajajaja):

 

AZÚCAR CON STEVIA (2,5€ por 500gr).

Como bien habrás leído por internet, está el manido y pesadísimo bulo de los cinco venenos blancos. Entre ellos está la leche, la harina, la sal, el azúcar y el arroz. Pero, alma de cántaro, ¿de verdad piensas que son venenos? No, no lo son. Además, si el arroz fuera un veneno ¿los asiáticos no estarían todos muertos? Y mira si son numerosos, fértiles y viven largos y saludables años.

Está más que desmentido por toda clase de médicos, nutricionistas y personas entendidas y expertos, por lo tanto dejemos de asustarnos por lo que leamos. Internet puede ser muy peligroso.

Eso sí, todos estos productos, solamente con moderación, pueden ser parte de una dieta equilibrada y no nos vamos a morir ni nada por ello pero si eres diabético o tienes intolerancia a la lactosa y los tomas, es que estás dispersillo. En ese caso busca opciones más adecuadas para ti.

En este producto se supone que intentar darle un toque natural con la stevia y que rebaje la “malignidad” del azúcar. La hoja de la stevia, para extraer sus glucósidos con poder endulzante, tiene que verse sometida a un montón de procesos químicos, por lo tanto no es naturalísimo como nos prometen.

Eso sí, tampoco es malo ni pernicioso. Y el azúcar tampoco. En resumen: si por 500 gramos de este “novedoso” producto que no es apto para diabéticos por el azúcar y tampoco te ofrece nada especial (para eso usa sacarina o stevia sin más) quieres pagar cerca de 2’5€ es tu elección. Yo sinceramente no le veo sentido. Es como destrozar el sabor del azúcar y las propiedades de la stevia.

 

CACAHUETES CON CHOCOLATE EN RECIPIENTE DE FORMATO RESISTENTE (2,49€ por 100gr).

A ti, que te encantan esos cacahuetes cubiertos de chocolate (hablamos del homólogo americano de los Conguitos) y que tan de moda están en los postres de canales gordacos de Facebook como toppings de helados y tartas, ves este producto, y si lo piensas bien, te dan ganas de reír por no llorar. ¿Quién en su sano juicio pone un envase de plástico duro en vez de seguir con esas bolsitas tan cómodas y livianas que se podían llevar a todos lados? No cabe en bolsillos, pesa, es un armatoste… aunque bueno, algo bueno tendrá pero yo se lo veo poco (perdonadme). ¿De verdad merecen un premio a la innovación por meter estos dulces en un bote de plástico en vez de en una bolsa?

 

ABERRACIONES AL MICROONDAS: HAMBURGUESAS Y GAMBONES (los dos productos se encuentran en 2,5€ por 250gr).

No, no y no. Las hamburguesas deberían estar hechas en el momento y ser caseras. ¿Qué es eso de una hamburguesa que se cocina al microondas en 2 minutos? Bueno, innovador puede ser para el que esté vagoncio ese día pero seguramente el sabor deje mucho que desear y sus propiedades nutricionales… ni hablar. ¿Y si pasamos a unos buenos gambones pero hechos al microondas? Con lo caros que son y lo ricos que están hechos a la plancha con sal y limón. ¡Ay que penita de producto! El envase dice que el toquecillo a plancha ya lo trae de fábrica pero a mí, sinceramente, me parece más rico en el momento. Innovador como antes, para el que tiene poco tiempo, aunque si dispones de horas y no puedes hacerte un buen producto es mejor que no lo hagas y lo disfrutes de verdad el día que tengas libre para darte el gustazo de verdad.

 

SALCHICHAS RELLENAS DE CAPSULITAS DE KETCHUP (1€ por 4 unidades).

Es mucho más rápido y barato comprar un paquete (o varios) de salchichas Frankfurt y un botecito de un buen kétchup que gastar un euro en salchichas con bolitas de salsa en su interior. Nada nuevo bajo el sol o merecedor de un premio a la innovación. ¿Qué opinas tú?

 

BOLLO DE PAN CON ONZAS DE CHOCOLATE ENVASADOS INDIVIDUALMENTE (1.59€ por 3 unidades).

La eterna merienda de nuestros padres, abuelos o nosotros mismos, acumulemos años en el DNI o ni eso. Pan con chocolate. Bien, pues ahora venden un bollo industrial lleno de grasas y azúcar. Alegan que es una merienda divertida y auténtica, a la par que sabrosa. Pues no se, lo mismo abres el paquete (o los niños, puesto que tiene pinta de ir destinado a la población infantil) y empiezas a reírte como si te hubieras drogado sin descanso. Y además, ver a una piara de niños reírse como locos mientras meriendan tiene que dar miedo.Da igual que el chocolate y bollo sean de pan Premium o de ladilla culera, este producto no tiene pinta de ser muy divertido. Y auténtico tampoco. Con lo rico que está un buen trozo de pan de verdad, con chocolate de verdad (este tiene chuches de más chocolate incrustadas en la onza). Y sana, como que no.

 

CARNE YA CORTADA EN TIRAS (2,75€ por 350gr).

Andamos como en los casos anteriores. ¿Qué tiene de innovador que le des alas a los dejadillos cortándole ya la carne para las fajita mexicanas de su cena? ¿Tanto cuesta cortarla uno mismo a un precio más barato? “Yo no entender” cómo se deja a una empresa hasta el más mínimo detalle que en casa puede hacerse con un simple cuchillo y con 4 minutos de tu tiempo.

 

MANTEQUILLAS CON BETACAROTENO (1,90€ por 250gr).

El anuncio alega que consigues un color más dorado y apetecible en tus postres si utilizas esta mantequilla. ¿Tan importante es que una magdalena o bizcocho sea más amarillito de la cuenta? Además, para mi, los mejores pasteles tienen chocolate en la masa. Vamos que no cambio un buen brownie por un bizcocho de nuez. Así que, al menos para mí, no hay nada de innovador. Pagas más por una mantequilla que sabe igual.

 

CERVEZA AROMATIZADA AL VODKA (0,99€ por botellín).

Pero, ¡si sabe a rayos y no huele a nada! A mi el vodka, ginebra y vermús me suelen gustar pero, sinceramente, al vodka no le saco sabor en absoluto, a no ser que me pongan un chupito de la muerte con esta bebida pero de sabor caramelo, chocolate o cualquier marranaílla parecida. Pues bien, ahora te puedes tomar una cerveza (y eso contando que sea buena) con aroma a vodka. Vamos, un mejunje raro que lo mismo sabe bien, o no. Mejor las dos por separado, ¿no crees?

Bueno, aquí algunos ejemplos de cosas un poco extrañas. ¿Qué tal ahora si te cuento LO QUE SÍ que me ha parecido realmente innovador y puede que vote por él en la web? Me ha costado decidirme puesto que hay tal ingente cantidad de chuminadas, solamente dedicadas al engorde de nuestros traseros y de los niveles de colesterol, dignas de meterles fuego. Te innovan la bollería y otros productos de engorde, pero siguen siendo igual de gorduflos que antes.

 

GOLOSINAS Y CARAMELOS SIN GLUTEN.

Para los niños celíacos que bueno, de vez en cuando, se merecen una chuchería. El precio no lo ponía. ¿Será por no asustar? Ya sabes el precio que suelen tener estas cosas para celíacos… prohibitivo. ¿Te interesaría firmar para evitar eso aquí? Venga, hagámoslo por todos, para evitar que cuesten tantísisisisisimo y se vaya un dineral en alimentar correctamente a una persona con esta enfermedad.

 

MAYONESAS SIN HUEVO NI LACTOSA.

Estamos en el mismo caso que antes, hacerle la vida más fácil y más parecida a cuando podías comer de todo. Si la tecnología y ciencia de hoy día lo permite, ¡adelante!

 

PIZZAS SIN GLUTEN (4€ por unidad) Y LACTOSA (2,40€ por unidad).

Aunque el precio por este tipo de pizzas congeladas sube ligeramente o no sea lo que tu esperabas respecto al sabor o parecido, seguramente pagarías encantado este precio por tomarte una y evitarte problemas después.

 

JAMÓN CURADO DE PAVO EN TAQUITOS (1,35€ por 100gr).

No muy barato pero de precio adecuado, si eres musulmán o si simplemente no quieres tomar cerdo, esta es tu opción perfecta para hacerte unos buenos huevos a la flamenca o incluso para añadir a tu tostada o sopas.

 

BEBIDAS DE ALMENDRA, COCO, CHUFA, SOFA SIN AZÚCAR NI LACTOSA (1,70-1,99€ aprox).

Si eres vegetariano, vegano, diabético, alérgico a la lactosa o si simplemente te gustan otro tipo de bebidas para tomar por la mañana que no sea la leche, puedes tomar esto y utilizarla para lo que quieras en tus recetas y preparaciones diarias.

Y esto es todo, en resumen has podido comprobar como, para mí, al menos, la innovación debería ir intrínseco al hecho de mejorar o fomentar la calidad de vida de los demás. Y con vida me refiero a salud. Ahorrarte tiempo para evitarte cortar en tiritas una pechuga de pollo me parece excesivo, por lo tanto, os aconsejaría alejaros de estos productos. Un pollo entero te costaría unos 5€ y tendrías muchas partes para aprovechar, que en otro caso tendrías que comprar aparte. Es un ahorro brutal de dinero si no dispones de mucho capital (en casa necesitais ahorrar porque estáis a final de mes o eres estudiante) en ese momento. Y cortarlo no es tan complicado como parece. ¿Crees que necesitas que alguien te venda una parte de ese pollo cortada para no tener que hacerlo tú?

Ya sabes, compra responsablemente y cuidado con los productos engañabobos. Eres capaz de eso y más, que yo lo se… (¡y aquí un guiñillo cómplice pa ti enterico!).

Un artículo de Cocina de Urgencia para Universitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *