Viernes, 26 Mayo, 2017

Precintado un restaurante de Madrid por la suciedad y el olor a podrido de su cocina

La Policía Municipal de Madrid ha señalado que las labores de inspecciones en locales "es habitual y continua"

Foto: POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID
E.P.


image_print

La Policía Municipal de Madrid ha precintado un restaurante en Tetuán porque sus graves condiciones higiénicas-sanitarias, tras detectar una furgoneta que se dirigía hacia allí con comida en mal estado, ha informado el Cuerpo

Concretamente, agentes de la Unidad Integral de Distrito de Chamberí, en el marco de las campañas preventivas en transportes de mercancías, interceptaron una furgoneta que circulaba sin espejo retrovisor y con la ITV caducada.

Al inspeccionar la carga comprobaron que transportaba alimentos frescos, que requieren vehículos isotermos, almacenados en mal estado, sin ningún sistema de refrigeración que garantizase la cadena del frío y que iban destinados para su consumo en un establecimiento cercano. Tras inmovilizar el vehículo, los agentes acompañaron al conductor, dueño del restaurante sito en la calle Santa Juliana para inspeccionarlo.

En el interior del restaurante los agentes percibieron un fuerte y desagradable olor que procedía de la cocina, observando abundante suciedad y graves deficiencias en materia de seguridad, sanidad e higiene. Además el local principal contaba con estancias anejas no reflejadas en la licencia, donde se almacenaban alimentos y todo tipo de género mal conservado.

Por todo ello solicitaron la colaboración de los inspectores de Sanidad del Ayuntamiento, quienes procedieron a levantar acta de inspección y decretar el precinto de la actividad por riesgo para los consumidores.

Acto seguido, los agentes acompañaron al propietario del restaurante al Mercado de Maravillas para verificar la destrucción de todos los alimentos contaminados y formularon las correspondientes denuncias.

La Policía Municipal de Madrid ha señalado que las labores de inspecciones en locales “es habitual y continua, llegando a realizar al menos una inspección al año de cada local, y en algunos casos mensualmente”.

Durante el año 2015, los agentes locales realizaron 25.611 inspecciones, con un total de 47.308 denuncias, detectando alrededor de un 3 por ciento de deficiencias con respecto a higiene y salubridad de baja consideración.

Por lo tanto, han querido significar que el caso de hoy es “aislado”, ya que han aseverado que la mayoría de los establecimientos hosteleros inspeccionados por la Policía Municipal de Madrid cumplen con las medidas de seguridad e higiene exigidas por la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *