Viernes, 28 Julio, 2017

            

PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos gastaron 20 millones de euros en campaña

Tras fracasar el intento de llegar a un acuerdo para reducir los gastos de campaña en estas nuevas elecciones generales, los partidos prometieron ajustar sus respectivos presupuestos

Foto: Archivo GD
E.P


image_print

El PP, el PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos presupuestaron un total de 20 millones de euros para afrontar sus gastos de la campaña que acaba de terminar y ahora, como todos los demás partidos que concurren a las elecciones generales de este domingo, deberán justificar esos gastos ante el Tribunal de Cuentas en el mes de octubre.

Tras fracasar el intento de llegar a un acuerdo para reducir los gastos de campaña en estas nuevas elecciones generales, los partidos prometieron ajustar sus respectivos presupuestos para la campaña de estas elecciones.

Según los datos recabados por Europa Press, el PP se ha mantenido a la cabeza como el partido que más dinero ha presupuestado para la campaña, que en todo caso va a ser más barata que en diciembre. Así, los ‘populares’ elaboraron un presupuesto de 8,4 millones de euros frente a los 6,3 millones que ha calculado el PSOE, los alrededor de 3 millones de Ciudadanos y los 2,2 millones que se fijó como tope de gasto Podemos.

Concluida la campaña, arranca una segunda fase y es que ahora los partidos políticos deberán presentar justificación de sus gastos e ingresos electorales ante el Tribunal de Cuentas entre los 100 y 125 días posteriores a la celebración de las elecciones; es decir, entre el 4 y el 29 de octubre.

Así consta en la instrucción relativa a la fiscalización de las contabilidades de las elecciones del 26 de junio que el Tribunal de Cuentas comunicó a las formaciones políticas indicando el procedimiento para rendir cuentas con vistas al informe que deberá hacer la institución que preside Ramón Álvarez de Miranda.

EL MAILING DIFERENCIADO DEL RESTO DE GASTOS

En dicha instrucción, el tribunal explica que deberán ser los administradores generales de los partidos políticos quienes presenten una contabilidad detallada y documentada de sus ingresos y gastos electorales.

En concreto, recalca que han de consignarse aparte los gastos de propaganda y publicidad electoral, pues lo que se destina a vallas y publicidad exterior y a los anuncios en medios de comunicación no deben superar el 20% del gasto de campaña.

También van aparte los gastos originados por el envío directo y personal a los electores de sobres y papeletas electorales, conocido como ‘mailing’, ya que es objeto de una subvención específica y no computa para el límite de gasto de campaña.

EL INFORME NO SE ESPERA ANTES DE ENERO DE 2017

Tras recibir toda la documentación justificativa por parte de los partidos, y conforme a los plazos fijados por la LOREG, el Tribunal de Cuentas contará con algo más de dos meses (hasta enero de 2017) para pronunciarse sobre esa contabilidad y proponer, en su caso, la reducción o la no adjudicación de las subvenciones que correspondían.

Entre otras cosas, el Tribunal de Cuentas debe examinar el origen de los ingresos de los partidos, asegurar que los gastos realizados en campaña son realmente electorales y vigilar que no se supera el límite de gasto establecido, que es el resultado de multiplicar por 0,37 euros el número de habitantes de las circunscripciones donde se presentan (unos 13,5 millones para quien se presente en toda España).

Eso sí, el tribunal remitirá sus resultados provisionales de la contabilidad electoral a los partidos para que éstos puedan formular alegaciones y aportar cuantos documentos estimen pertinentes. Al final, el Pleno del Tribunal de Cuentas aprobará el informe definitivo que se enviará al Parlamento.

21.000 EUROS POR ESCAÑO

El Estado subvencionará con 21.167,64 euros cada escaño del Congreso y del Senado que los partidos políticos obtengan en las elecciones generales de este domingo, la misma cantidad que en los comicios de hace seis meses pero 465,69 euros menos que en las legislativas de 2011.

Por otra parte, se subvencionará con 81 céntimos de euros cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura al Congreso, siempre que al menos uno de sus miembros obtenga escaño de diputado. En el caso de la Cámara Alta, la subvención será de 32 céntimos por voto a cada candidato que obtenga escaño de senador.

Estas cantidades tampoco han variado respecto a las anteriores elecciones, pero ha disminuido respecto a hace cuatro años, cuando la subvención fue de 83 céntimos por voto obtenido por cada lista al Congreso y 33 céntimos por voto a cada candidatura al Senado.

A efectos del abono de subvenciones, el límite de los gastos electorales será el equivalente a multiplicar por 37 céntimos de euro el número de habitantes correspondiente a las poblaciones de derecho de las circunscripciones donde presente sus candidaturas el partido, la misma cifra que en diciembre. Eso supone que un partido que presenta listas en toda España puede gastar, como máximo, unos 12,7 millones de euros.

Y, ADEMAS, EL MAILING

Por otra parte, y para sufragar los gastos electorales originados por el envío directo y personal a los electores de sobres y papeletas (‘mailing’) o de propaganda y publicidad electoral, el Estado abonará al partido 18 céntimos de euro por elector en cada una de las circunscripciones en las que haya presentado lista al Congreso y al Senado.

Eso sí, sólo se puede cobrar esa subvención si se consiguen en las urnas el número de votos preciso para constituir grupo parlamentario propio. En las elecciones de noviembre de 2011, esa cantidad se situó en los 22 céntimos de euro.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. …Dinero de los contribuyentes por supuesto ,,de ahi que lo gasten tan alegremente ,,,De los contribuyentes por supuesto ,,ademas cobraban sus tremendos sueldazos ,,dietas y pagas ,,,faltaria mas ,,menudos elementos