Martes, 30 Mayo, 2017

PP denuncia que las políticas activas de empleo de la Junta han mermado

Marifrán Carazo subraya que entre 2013 y 2014 la Junta de Andalucía dejó de invertir 7 de cada 10 euros para políticas de empleo

Marifran Carazo
Gabinete


image_print

El Partido Popular de Granada ha denunciado hoy que los recursos provenientes de programas de la Junta de Andalucía para planes y políticas activas de empleo se han ido mermando y reduciendo en los últimos cinco años, y ha advertido que el Plan presentado “a bombo y platillo” ayer es “insuficiente y no cubre las necesidades de la provincia”.

Así lo han apuntado la parlamentaria andaluza y vicesecretaria general del PP en Granada, Marifrán Carazo, y la concejal del ayuntamiento de Granada, Raquel Fernández, quienes han detallado que dicha reducción de fondos para planes de empleo, ha tenido su reflejo en programas como Andalucía Orienta o Practicas Experimentales, “cuyos fondos se han recortado considerablemente y provocará que comarcas enteras de la provincia de Granada se queden sin técnicos de orientación”.

Según los datos aportados por el PP, las entidades beneficiarias del Plan Andalucía Orienta se han reducido de 34 a 13 con respecto al ejercicio anterior, lo que supondrá que municipios como Armilla, Granada, Loja, Motril y Órgiva, los consorcios de los Montes Orientales y Vega Sierra Elvira, o la Diputación provincial de Granada, “se queden sin técnicos de orientación, lo que llevará consigo que los parados tengan que desplazarse a otros municipios”.

Y todo ello, es consecuencia, según la parlamentaria andaluza, “de la dejación y la irresponsabilidad de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que es incapaz de ejecutar los presupuestos que consigna, que devuelve fondos permanentemente y no ejecuta alrededor del 70% del presupuesto para las políticas de empleo”.

Así, ha señalado que entre 2013 y 2014, la Junta de Andalucía dejó de invertir siete de cada diez euros presupuestados para políticas de empleo, lo que supone un montante total de 1.300 millones de euros y ha insistido en que el Plan de Empleo presentado ayer “es un claro ejemplo de esa irresponsabilidad, puesto que fue anunciado en marzo de 2015, casualmente en plena campaña electoral y han necesitado nueve meses para aprobar de manera definitiva la Ley”. Además ha subrayado, que no solo llega con nueve meses de retraso, sino que además “van a tener que pasar otros ocho meses para que los desempleados puedan empezar a trabajar”.

Por tanto, los populares han insistido en que Plan de empleo presentado por la Junta “es de mucho ruido y pocas nueces” porque además de llegar tarde, “es claramente insuficiente, cuenta con menos recursos que nunca y no resuelve los múltiples problemas y dificultades que tiene el mercado laboral de nuestra provincia”.

“El mejor plan que puede poner en marcha Susana Díaz, es que cada euro que manda el Gobierno de España a Andalucía se gaste y ejecute en políticas de empleo. El gobierno andaluz ha devuelto parte de estos fondos no ejecutados, pero también los ha gastado en lo que no debía”, ha subrayado la parlamentaria, que ha indicado que como consecuencia “estamos ante un gobierno estancado por el fraude y la corrupción, y que está siendo investigado desde 2011 por las irregularidades en los cursos de formación”, ha denunciado Marifrán Carazo.

Por su parte, la concejal del Ayuntamiento de Granada, Raquel Fernández, ha subrayado que las medidas presentadas ayer para empleo juvenil “están bien, pero no dejan de ser temporales y concretas y discriminan a los que necesitan más orientación y cualificación para acceder a un empleo”.

En este sentido ha denunciado que el Centro de Formación y Empleo de la Zona Norte, Las Parcelas, que da servicio a uno de los colectivos más vulnerable de la ciudad, se ha quedado al margen de las políticas activas de empleo. Según ha detallado, en los últimos cinco años, los recursos provenientes de programas de la Junta se han ido mermando hasta desaparecer, como es el caso del programa SURGE “que suponía una oportunidad de asesoramiento y formación para población con bajos niveles de cualificación” o los cursos de formación y las prácticas profesionales que “ofrecían cualificaciones básicas para el desempeño de una ocupación”.
Por todo ello, Fernández ha instado a la Junta de Andalucía a aplicar políticas integrales de empleo “especialmente en aquellas zonas donde la población padece mayores niveles de desempleo, unido a una baja cualificación laboral y una situación de desarraigo y vulnerabilidad mayor, como la zona Norte” y ha censurado que en la convocatoria 2015 se haya desestimado la propuesta realizada por el Ayuntamiento.

Para concluir ha detallado que en los últimos cinco años las subvenciones al Ayuntamiento de Granada para proyectos de políticas activas de empleo se han ido disminuyendo de manera paulatina, gestionando 1.7 millones de euros en 2011; 654.000 euros en 2012; 433.000 en 2013; 133.000 en 2014 y terminando en 2015 sin ningún tipo de subvención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *