Sábado, 25 Marzo, 2017

PP critica la política social de “brazos caídos” de la Junta

Volverá a llevar al Parlamento iniciativas sobre la ley de renta básica y de inclusión social, "fundamentales en Andalucía"



image_print

El PP-A ha criticado este pasado viernes la política social de “brazos caídos” que, a su juicio, está llevando a cabo la Junta con una “absoluta parálisis” de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, al tiempo que ha manifestado que su grupo parlamentario volverá a llevar a la Cámara una iniciativa sobre la renta básica, cuyo texto estará consensuado con la plataforma ciudadana por una renta básica en Andalucía que ha presentado una iniciativa legislativa popular (ILP), así como sobre la Ley de Inclusión Social.

En rueda de prensa, la vicesecretaria de Política de Igualdad y Asuntos Sociales del PP-A, Ana Vanesa García, ha advertido que el Ejecutivo andaluz “ha abandonado definitivamente las políticas sociales en esta tierra”, algo “muy lamentable” cuando “hay un presupuesto aprobado en diciembre de 2014”, y siete meses después “no se ha hecho absolutamente nada” en la tierra que “tiene la tasa de pobreza más alta”.

De esta manera, ha exigido a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que su gobierno sea “proactivo, que empiece a trabajar y dejen de marear la perdiz”, toda vez que “no hay planificación”, en referencia a la falta de aprobación de planes de infancia, igualdad o inclusión, y que “ni siquiera se han convocado las ayudas anuales” para colectivos de especial vulnerabilidad, así como para ayuntamientos y organizaciones sociales.

Y es que, como ha explicado García, la Junta “no ha hecho ni lo más fácil, que es repetir las ayudas que se dan cada año”. “Ni una ayuda se ha puesto en marcha de las que ofrece la Consejería anualmente”, ha apostillado.

Así, ha preguntado a la Junta si va a sacar esas ayudas esto año, cuando “el presupuesto está aprobado”, mientras confía en que “no se gasten el dinero en otra cosa porque sería muy grave para todos los andaluces”.

Además, García ha ahondado en que lo mismo ocurre con los programas de inclusión social. Sobre el decreto que la Junta anunciaba “a bombo decreto” dedicado a luchar contra la exclusión social, que se publicada en junio cada año, este año, ha incidido “nada de nada, y también está presupuestado”.

Este decreto, como ha explicado, incluía un programa de ayuda a la contratación para ayuntamientos, un programa de inserción sociolaboral para las personas que cobran el salario social, un programa de garantía alimentaria que daba ayudas a los comedores de niños y ancianos, un programa de suministros vitales para pagar los suministros de familias que no podían pagarlo, y ayudas de emergencias para las familias “que la Junta se ha limitado a prorrogar”.

En cuanto a las ayudas a la contratación, ha advertido del recorte del 40 por ciento del presupuesto a los ayuntamientos de municipios con menos de 5.000 habitantes, y de la “discriminación” que los beneficiarios de este programa sufren respecto a los de otros planes en materia salarial “ya que cobran unos 1.000 euros al mes frente a los contratados por el Plan +30 para realizar el mismo trabajo por 1.700 euros”. “Los planes de la Junta consagran a parados de primera y de segunda”, ha señalado.

Además, ha incidido en que los ayuntamientos que han hecho los contratos y pagado las nóminas de los trabajadores “aún no han recibido el dinero de la Junta”, mientras ha rechazado que la Junta “marque” a los parados, cuando “les obligan a llevar un cartelito que digan que trabajan mediante este plan”, lo que les “marca” como el trabajador que “trabaja en riesgo de exclusión social”. “Con la dignidad de los desempleados no se puede jugar”, ha añadido.

Sobre el segundo programa que se ha prolongado este año, de garantías alimentaria, ha advertido que “es desigual y no llega a todas las personas que necesitan esa comida diaria”. “La Junta se ha ido a lo fácil al dar sólo la ayuda a los colegios públicos”, de los que, como ha puesto de manifiesto la popular, “solo el 42 por ciento de los centros públicos andaluces tienen comedor”. “Qué pasa con los niños que están en colegios sin comedor escolar”, ha cuestionado García para incidir en que los campamentos de veranos anunciados para los niños en exclusión, “solo un 10 por ciento de los niños que durante todo el año tienen esa ayuda, son beneficiario de esos campamentos”.

La portavoz del PP-A, en la misma línea, ha criticado que el Gobierno andaluz “también se ha olvidado este año” del programa de inserción laboral del salario social, “una ayuda de urgencia que tarda en dar seis meses y que debería ir acompañada de un calendario laboral que no lo recoge”.

A su juicio, “esta desidia, parálisis y política de brazos caídos nos lleva a que en Andalucía tengamos mucha más desigualdad”, por ello, le ha pedido al PSOE-A y a Díaz, que “sea valiente y se ponga a trabajar”.

Y es que, como ha defendido, necesitamos una ley “valiente” de inclusión social, “que ataje de raíz todos estos problemas y de soluciones de verdad” a los andaluces. “La Junta está intentando parar una hemorragia que tenemos con datos de pobreza y exclusión social de Andalucía con una tirita”, ha censurado la popular.

RENTA BÁSICA

Por otro lado, ha defendido que la renta básica “es un derecho que está en el Estatuto de Autonomía desde que se aprobó en 2007” pero “han pasado ocho años y el Gobierno no ha sido capaz de poner en marcha este derecho estatuario”.

Ha incidido en que desde el Parlamento, en la pasada legislatura, se hizo un trabajo “muy importante” con los tres grupos parlamentarios y más de 50 organizaciones sociales en este sentido, pero critica que Susana Díaz “no es solo deja tirados a los andaluces, sino que también menosprecia al Parlamento”.

Le ha cuestionado si se van a retomar los trabajos sobre la renta básica en la Cámara andaluza, los plazos que tiene el Gobierno andaluz para poner “de inmediato” la ley de reta básica sobre la mesa, así como la dotación económica que necesita. “No podemos seguir esperando a ver si salen ayudas o decretos, queremos leyes que resuelvan los problemas de los andaluces”, ha añadido.

“La Ley de Renta Básica y la Ley de Inclusión Social son fundamentales en estos momentos en Andalucía”, ha manifestado García para recordar que el PP-A llevó estos asuntos al Parlamento andaluz en la pasada legislatura y que en la presente las van a volver a llevar “porque con la convocatoria de elecciones todo se ha parado, parece que a Susana Díaz se le ha olvidado y se lo vamos a recordar”.

Esta vez, el PP-A se reunirá con la plataforma que ha presentado la ILP, que se lo ha solicitado, para consensuar con ellos el texto de esa iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *