Sábado, 21 enero, 2017

PP crítica al PSOE por “acotar” la declaración de la Alpujarra como patrimonio mundial

Para los populares, es una “ofensa” el que se ponga al frente del proyecto “al brazo ejecutor del entierro” refiriéndose a Mª Ángeles Blanco

Maria Merinda Sádaba comparece en rueda de prensa


image_print

El grupo popular en la Diputación ha lamentado que el PSOE en el Gobierno de la Institución Provincial haya recurrido a la “fórmula fácil” en el proceso para la declaración de la Alpujarra como Patrimonio Mundial, que no es otra que la de “acotar” la zona a unos pocos municipios de la Alpujarra, y no a la comarca entera, incluyendo la parte almeriense. Se trataría de limitarse a los municipios del Barranco del Poqueira, que son Capileira, Pampaneira y Bubión, una zona que ya recibe mayor afluencia de visitantes y tiene una normativa específica para su regulación, “impidiendo que el resto de municipios alcancen las cotas de desarrollo turístico y económico del Barranco”.

A juicio de la diputada provincial del PP, Carmen Lidia Reyes, desde la Institución Provincial “se intenta hacer una Alpujarra a dos velocidades. Una Alpujarra de primera, abierta al mundo y llena de oportunidades, y una de segunda, relegada al olvido, como hasta ahora por todas las instituciones socialistas, cuando la Diputación está obligada a vertebrar la provincia, a generar riqueza en igualdad de condiciones en todas las comarcas y municipios”. Reyes ha añadido que los socialistas pretenden “acotar” una comarca “que tiene su riqueza, que es bonita en sí, sin tener que poner puertas de una zona sí y otra no”.

Para los populares, resulta una “ofensa” hacia los alpujarreños el que se ponga al frente del proyecto “al brazo ejecutor del entierro” de la declaración de la Alpujarra como Patrimonio Mundial, como fue Mª Ángeles Blanco, vicepresidenta tercera de la Diputación y alcaldesa de Órgiva. “Ahora habla de consenso y conocimiento del proyecto la persona que fue invitada en cinco ocasiones a las reuniones para que conociera el proyecto, opinara y que nunca asistió. Le importaba poco la Alpujarra y le sigue importando poco”, ha criticado Carmen Lidia Reyes.

No obstante, la también diputada provincial del PP, María Merinda Sádaba, confía en que el proyecto de la declaración de Patrimonio Mundial en manos del PSOE no se convierta en “sectario, sin dejar participar al resto de grupos políticos, instituciones y que limiten las reuniones a tres alcaldes socialistas”. “Recordamos al presidente de la Diputación, José Entrena, que no tiene la mayoría en el gobierno y necesita al resto de grupos políticos e instituciones para lograr el consenso, diálogo y participación que tanto pregonan”, ha señalado.

Sin embargo, para la popular, no hay que olvidar las “malas artes y desinformación” con los que los socialistas “abortaron” el proceso para la declaración. “Esa misma Junta de Andalucía, que asistía a las reuniones y decía a todo que sí, cuando en realidad llevaba un año preparando el proyecto de Medina Azahara como propuesta a Patrimonio Mundial”, ha reseñado Sádaba.

Para la diputada provincial del PP, los socialistas aprovecharon los problemas y la mala experiencia que la mayoría de los vecinos de la Alpujarra “padecen” con el Parque Nacional de Sierra Nevada, que presenta “trabas” desde el año 2005, “con dejadez y falta de rigor en la gestión por parte de la Junta de Andalucía”. “Sin figuras de planeamiento urbanístico, muchos de estos municipios deben recurrir al Parque para solicitar cualquier tipo de actuación y tardan hasta dos años en darles respuesta”, ha señalado María Merinda Sádaba, quien ha añadido que con la mala información que trasladó el PSOE “se despertó esa sensibilidad negativa y rechazo al proyecto, a consecuencia del engaño de los socialistas al afirmar que la declaración conllevaría más figuras restrictivas, cuando será todo lo contrario”.

La popular ha aclarado que el proyecto de declaración de la Alpujarra pretende “flexibilizar” toda la normativa referente a la comarca, creando elementos que hagan singulares y excepcionales los valores de la zona, preservando y conservando el patrimonio en toda la comarca, lo que no significa proteger todo un territorio, sino flexibilizando las competencias, a través de un organismo de gestión que daría solución a todos los problemas generados por el Parque Nacional, dado que los propios gestores del Parque formarían parte del organismo, generando más agilidad y creando las necesarias figuras de planeamiento en los municipios.

María Merinda Sádaba ha recordado que ya existe un grupo institucional, formado por Junta de Andalucía, Universidad de Granada, Subdelegación del Gobierno, Diputación Provincial, Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra y agentes socioeconómicos, que venía celebrando reuniones técnicas y políticas, siguiendo las indicaciones de la UNESCO y del Comité Español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS). “Es muy triste que se abandone este grupo y, peor aún, que se insulte y falte al respeto a la persona que lo lidera, como es el ex rector de la Universidad, Francisco González Lodeiro, que encabeza el grupo a título personal”, ha lamentado la popular.

El proyecto para la declaración de la Alpujarra como Patrimonio Mundial obedece a una estrategia de desarrollo de la comarca más deprimida de la provincia y con la renta per cápita más baja, siendo la gran olvidada por las administraciones, especialmente la Junta de Andalucía. Buscar una alternativa para que el desarrollo socioeconómico llegara a la Alpujarra, generando riqueza y se diese a conocer en todo el mundo, fue el punto del que partió Sebastián Pérez, como presidente de la Diputación de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *