Viernes, 18 Agosto, 2017

            

Posible nuevo retraso en la puesta en funcionamiento del Metro

Los desajustes de los semáforos, así como ocupaciones indebidas de peatones y vehículos en las vías, ‘frenan’ su puesta en marcha, marcada para mediados de este mes

Imagen de archivo del accidente que entre un vehículo y el metro, que tuvo lugar el pasado 17 de marzo | Archivo GD
Redacción GD


image_print

Posiblemente, el metro de Granada vuelva a sufrir un retraso más en la fecha de su puesta en marcha. Según declaraciones de la delegada de Fomento, Mariela Fernández-Bermejo a la Cadena Ser de Granada, la Junta de Andalucía aún no puede garantizar que el nuevo medio de transporte pueda funcionar en el último plazo marcado por la Consejería de Fomento, que lo situaba a mediados de este mes.

“Se sigue tardando más tiempo del previsto entre parada y parada”, explicaba a través de las ondas radiofónicas Fernández -Bermejo. La delegada ha asegurado que se ha mejorado la velocidad en estas últimas pruebas dinámicas, pero que aún no es suficiente.

OCUPACIONES INDEBIDAS DE LA PLATAFORMA

La razón por las que el metro no consigue alcanzar la velocidad comercial concretada y, por consiguiente, no está preparado para su puesta en servicio, reside, en la mayoría de los casos, en su ‘interacción’ con peatones y el tráfico rodado. Los vehículos aún no se han mentalizado con el metro y siguen invadiendo las víaa. Además, de forma anecdótica, pero cierta, Fernández Bermejo ha puesto el ejemplo que, en una ocasión, el metro tuvo que parar porque un perro se encontraba haciendo sus necesidades en la plataforma por donde circula.

Otro ejemplo de estas ocupaciones que inciden negativamente en su funcionamiento se encuentra en el paso inferior de acceso al centro comercial Nevada. Hay personas que lo siguen utilizando como vía peatonal.

Además, las pruebas han seguido constatando desajustes técnicos en la regulación de los semáforos en varios cruces e intersecciones, que provocan maniobras bruscas y frenados de emergencias, algo que ya están subsanando las empresas contratistas, según ha comunicado en una nota reciente la Junta de Andalucía.

Los trenes del metro de Granada acumulan ya 2.505 kilómetros recorridos en esta fase de las pruebas dinámicas, desde que el pasado 24 de febrero se extendieran a la totalidad de los 16 kilómetros de trazado entre Albolote y Armilla. Durante la pasada semana, las unidades circularon un total de 457 kilómetros, empleando 44 horas y 55 minutos, con la intervención de los más de 80 profesionales que componen el dispositivo de estos ensayos, entre el personal del operador, de la asistencia técnica de pre-explotación, la propia Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía y de otros contratistas.

En este sentido, la delegada territorial de Fomento y Vivienda, Mariela Fernández-Bermejo, ha indicado que “la sincronización de todos los sistemas que garantizan la circulación óptima de los trenes, adaptando a la ciudadanía a las nuevas pautas de comportamiento en la movilidad, avanza, pero aún debe afianzarse más para conseguir la velocidad comercial prevista”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Anda que anecdótico lo del perro haciendo sus necesidades sobre la vía. Parece una metáfora de lo que continuamente hace la Junta de Andalucia sobre Granada.