Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

Por qué correr… un maratón

Kilómetro 1 – Iniciamos el desafío

Francisco J. Ruíz Molina | @PacoRuizMolina


image_print

Aun hoy día sigo preguntándome muchas mañanas cuando me levanto cansado, con las piernas algo doloridas, con todo un día por delante lleno de tareas y responsabilidades, qué hago calzándome unas zapatillas para salir a correr, máxime cuando en la calle apenas si estamos a 2º C de temperatura.

La pregunta rápidamente adquiere una respuesta existencial: si no corro no soy persona. Sí, sé que puede parecer muy exagerada esta afirmación, sé que a muchos de ustedes les parecerá una soberana estupidez, e incluso para otros se acercaría a una postura nada cuerda ni inteligente, pero precisamente para mí, como para otros muchos/as “locos y locas”, correr es una opción de vida sin la que valga la redundancia, ya no sabríamos vivir.

Es tremendamente complicado plantearme una vida sin correr, yo diría que es imposible a estas alturas. Es tan grande el enganche que produce en mi bienestar personal y emocional, que aun llevando pocos años inmerso en este maravilloso mundo, es una locura que recomiendo encarecidamente como terapia para muchos/as de los que ahora estáis leyendo estas humildes palabras.

No es mi intención convencer a nadie de que ha de correr, de que día a día tiene que someter su cuerpo a un esfuerzo, a un sufrimiento. No es mi intención animar a todo el mundo a que hagan de este deporte un estilo de vida. No pretendo tan siquiera dar esa imagen de mí mismo, porque no es cierta, en mi vida, en mi día a día, hay otras muchas cosas importantes que ocupan mi tiempo, como por ejemplo mi familia o mis tareas profesionales. Pero sí es cierto que correr es una opción más, una opción saludable, una opción barata, una opción cómoda, una opción que te permite a ti mismo ser el gestor de tus horarios, una opción que te hace más libre, más disciplinado, más constante, más fuerte, más saludable, más sociable, más ágil, más…

Mi motivación para correr lo engloba todo, se refiere a todas esas mejorías que mi cuerpo ha experimentado en estos años de vida como corredor. Cada uno dentro de esta experiencia se marca sus propios retos, y ahí si que influyen factores más propios de tu personalidad, de tus carencias emocionales o físicas por mejorar o cubrir, de tu disponibilidad y manejo del tiempo diario, del apoyo que tengas de quienes te rodean y viven en el día a día tu pasión por este deporte.

Solo espero que este modesto blog que hoy inicio con este artículo, también reporte en quien lo lea algo que le motive, ya no a correr, pero sí a ser mejor persona, a cuidarse y a aprender a cuidar a los demás, a ser más decidido en sus objetivos de vida, a vivir con ilusiones renovadas cada uno de los días que le restan, a entender que la vida sólo nos deja el presente, ese día, y que ese puede ser y será seguro el mejor día que nos resta por vivir, a valorar que hay que estar en forma, atento, en alerta, para contemplar las oportunidades que aparecerán a nuestro alrededor y saber atraparlas, porque siempre…siempre, hay un último tren al que poder subirse.

Y yo ahora te pregunto, ¿tú por qué corres?… y voy aún más lejos en mi cuestionamiento, ¿qué te mueve a querer correr un maratón?… que para eso este blog se llama “Diario de un maratoniano”

Quizás esa misma pregunta me la he hecho yo muchas veces, y sinceramente podría daros muchas explicaciones y a la vez ninguna, o sólo una, lo necesito para sentirme más feliz.

Con solo nombrar la palabra maratón, sentimos un gran respeto por el enorme esfuerzo y sacrificio que supone. Imagino que lo hacemos porque está ahí, porque existe y está rodeado de un aura de épica y leyenda sin igual.

El primer maratón tuvo lugar en las Olimpiadas del año 1896 en la mítica ciudad de Atenas. Se celebró en memoria de Filípides. Ese primer maratón tuvo una distancia de 40 kilómetros y en él llegó en primera posición un pastor griego de nombre Spiridio Louis, quien invirtió un tiempo final de 2:58:50. A partir de aquí, el maratón se convirtió en la prueba que clausuraba cualquier competición de atletismo, (como regla general), incluidos los Juegos Olímpicos.

Ahora bien, la distancia definitiva (la de hoy en día) se estableció en el año 1.908 en los Juegos Olímpicos de Londres. Esta distancia son 42.195 metros.

El maratón tiene una magia especial, te hace de otra pasta. Probablemente no sea la prueba más dura de correr del mundo, que de hecho no lo es, pero si de las más exigentes. Probablemente no sea el reto deportivo más difícil de afrontar, pero es todo un reto de gran magnitud. El maratón es simple y llanamente eso, el MARATÓN.

Hay muchos y grandísimos corredores, que hartos de subir al podium en multitud de carreras, no los veras nunca corriendo un maratón. Es más, cuando le planteas la idea, casi salen huyendo de tu lado, como si no quisieran tener que excusarse en demasía ante su negativa a correr esta prueba.

Y digo yo, algo tendrá el maratón que lo hace tan bonito pero a la vez tan respetado entre todos aquellos y aquellas que corremos.

Desde que practico atletismo, desde que entreno sabiendo que detrás de ese esfuerzo puede estar la meta de un maratón, ya soy diferente. Correr, objetivamente, me ha hecho mejor persona en todos los ámbitos y sentidos, aunque eso, presunción aparte, deberían decirlo los demás y no yo. Pero honestamente estoy en el convencimiento de no equivocarme al afirmarlo tan categóricamente.

Los entrenamientos preparatorios para un maratón en mi caso son muy exigentes y abarcan un total de 15 semanas. En realidad con 11-12 semanas puedes ir más que preparado para afrontar esta prueba, pero al menos yo, y atendiendo a mi formación como entrenador y monitor de atletismo, considero que 15 semanas es un tiempo que me viene mejor para ir más en progresión y sobre todo para entrenar más concienzudamente el aspecto mental y disciplinario. Os puedo asegurar que en 15 semanas con 5-6 entrenamientos por semana, hay muchas dificultades que sortear, muchos malos días en los que salir a entrenar, muchas inclemencias climatológicas que sufrir, muchos problemas personales y familiares que afrontar, muchas pequeñas-grandes lesiones con las que contar, muchos masajes de descarga con los que padecer, etc.

Es difícil de explicar, pero desde el primero de esos más de 100 días, yo ya soy otra persona. Mi cabeza se centra e ilusiona con este reto y todo lo demás cobra una importancia secundaria. Así es el maratón, y así te engancha. Por eso digo sin vergüenza alguna que me tiene enamorado y que lo necesito, necesito del maratón para ser más fuerte, para ser más disciplinado, para ser mejor persona, para creer más en mis posibilidades, para confiar en mis decisiones, para ser más valiente y decidido, para sentirme libre, para sentirme importante, para sentir su magia, para sufrir, para recompensarme, para en definitiva, ser más pleno y feliz.

El maratón nunca dejará de ser una carrera para divertirse e impresionarse, para emocionarse, para disfrutar al máximo. Aunque ocurra lo peor, aunque no te salga la carrera que tenías programada y soñada, aunque el mal tiempo pueda con tus ilusiones, aunque llegues arrastrándote a la meta, aunque los nervios, la ansiedad y tus miedos sean un obstáculo para correr al máximo y dar todo lo que llevas dentro, aunque veas como el resto de atletas te pasan uno tras otro y no puedes cogerles, aunque a veces pienses que has perdido 100 días de tu vida para nada, siempre, siempre y repito de nuevo, siempre, habrá algún buen recuerdo, alguna experiencia inolvidable de cada maratón que corras, y yo quiero seguir viviendo y recordando muchas buenas experiencias en mi vida.

Quizás en todo lo expuesto en este artículo, hayas podido encontrar alguno de los motivos que te llevan a querer correr un maratón. ¿Te animas a prepararlo conmigo?

Será el objetivo principal de este blog, al menos en sus inicios, ayudarte y guiarte a preparar un maratón, al menos a desentrañarlo por dentro y descubrir todas sus trampas y miserias, pero también todo su glamour y recompensas.

Te espero cada semana en Granada Digital, y sobre todo espero de tus aportaciones y comentarios, pues a buen seguro nos ayudarán a todos a mejorar y aprender, y como no, a construir nuestro propio “Diario de un maratoniano”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Acabas de descubrir lo que muchos ya descubrieron hace décadas , así que el puesto de Colón te lo quitaron hace mucho. No lo podrás añadir a tu currículum

    • Ni lo pretendo. Esto no es un blog científico, es solo un lugar donde contar historias, y yo cuento la mía. Te invito a que tu hagas lo mismo cuando puedas y te apetezca.
      Gracias por tu aportación Angel.

  2. Excelente iniciativa la del periódico y excelente el artículo. Muy recomendable para todo aquel que ame este loco mundo del running. Deseando leer el próximo articulo¡¡¡

    • Pues me alegra enormemente Sergio que te haya gustado. Seguiremos en la misma linea semana tras semana, ya que la idea no es más que esa, contar una experiencia personal y profesional, que quizas, y sólo quizas, os pueda aportar algo a algunos lectores/as. Pero a buen seguro que vosotros con vuestras aportaciones y comentarios, podéis enseñarnos mucho más de lo que yo pretendo hacer.

      Gracias!

  3. Buena idea, a ver si ayuda para preparar la ecomaraton. La verdad es que los entrenamientos son muy pesados y seguro que buscar otro enfoque enriquece.

    • Seguro que de algo sirve, claro que si! La maratón al final se resume en una prueba muy dura psicologicamente hablando, y aqui, mejor o peor, intentaré dar muchas pautas en este sentido para que os sirvan de orientación.

      Gracias Daniel por tu aportación, espero las siguientes en los próximos artículos 🙂

  4. Enhorabuena al periódico por esta iniciativa ya que cada vez hay más gente que se anima a correr y siempre vienen bien consejos de quienes ya tienen experiencia. Y felicidades Paco por este artículo y espero los siguientes, q seguro q nos ayudan a los q van a corre el maratón y a los q ni siquiera nos lo planteamos.
    Desde mi experiencia, correr 4 veces en semana, entre5 y 6 kilómetros es un hábito de vida q me ayuda a estar bien conmigo misma, sobre todo cuando recuerdo que cuando empecé mis series eran dos minutos corriendo y uno andando. He descubierto que los limites se superan con constancia y un buen asesoramiento.

    • Muy bien planteado Raquel, toda casa ha de ser construida desde abajo, por los cimientos, y hoy en día, muchos runners pretendemos abarcar cotas que están limitadas para gente experta y con veteranía en esto del correr.

      Esa será una de las primeras pautas que intentaremos abordar en este blog, el poner sensatez a la hora de intruducir en tu vida el hábito del running.

      Mil gracias por tu aportación, por tus palabras, y por tu elocuencia. Espero tus próximos comentarios 🙂

  5. Me encanta, Paco. Cada uno tenemos nuestros ¿por qué? Yo, “gracias” a una incipiente diabetes me enganché a correr y, ciertamente, no sé si serán las endorfinas o las características innatas de cada uno, pero el hecho de ver que empiezas y vas superando pequeñas metas día a día, es muy motivador. Cuando ves que, con constancia, en poco tiempo puedes correr media hora seguida; cuando te apuntas a una carrera y ves que tu tiempo no desdice de la media… es cuando te planteas algunas metas mayores, entre ellas el maratón.
    Este año he descubierto la importancia de preparar la maratón con un entrenador y es una carrera que he disfrutado. Correr es como la vida: si lo coges con constancia, con pasión y sabiendo escuchar a tu entorno, es una actividad que vas a disfrutar.
    Gracias por este blog, Paco. Abrazos desde Valencia.

    • Grande Javier, Grande! Tu ejemplo es el de muchos otros/as, y por eso merece la pena dedicar mi tiempo a gente como tú.

      Gracias

  6. Paco. Magnifico articulo. Siempre dije, que para todo y mas para practicar atletismo es muy importante estar motivado. Yo lo intento todos los días, busco causas, gentes, motivos para darme ese empujón que me siga lanzando a la calle con las zapatillas puestas. Hoy te puedo confirmar que este articulo, tú, me distes el animo a seguir en la brecha a pesar de haber pasado ya los míticos 60. Enhorabuena por esta nueva etapa. Te seguiré.

    • Preciosas palabras Pepe, y emocionado me ha dejado al saber que he podido en parte servirte de inspiración, de corazón te lo digo.

      Viniendo de alguien como tú, me enorgullece sobre manera, te lo aseguro.

      Mil y veinte mil gracias por todo!

    • Muchas gracias Ricardo, espero poder seguir leyendote en futuros artículos, eso querrá decir que te sigue gustando lo que escribo 😉

  7. ¡Enhorabuena, Paco! Lo de “mejor persona” yo lo firmo sin pensar, porque siento que la labor que haces con un número cada vez mayor de personas -entre las que tengo la suerte de contarme- toca la práctica deportiva y trasciende a muchas más áreas. No sólo enseñas a correr, sino que inspiras a que se aprenda a trabajar con objetivos, planificación, discilina y, muy especialmente, con ilusión; inspiras a que nos ocupemos de la alimentación, la salud, la familia, la vida… ¡Gracias!

    • Con personas como tu Asun, es tan fácil… lo haces tan fácil… en personas como tú, encuentra uno la fuente de motivación que necesita para no desfallecer.

      Por eso y por muchas cosas más, GRACIAS!

  8. Para mí que el año pasado preparé el maratón de Málaga , fue una experiencia increible, y eso sin poder haberlo culminado con la prueba que fue suspendida por las inundaciones , lejos de pensar que fue un tiempo perdido , todos los entrenamientos, pruebas de esfuerzo , lecturas motivadoras , consejos , alimentación ,etc.. , sal menos a mi me sirvieron para conocer mi cuerpo y mi mente mejor en casos de máxima exigencia , tanto en el deporte como en el día a día y por eso seguire intentandolo hasta conseguirlo y espero contar contigo Francisco

    • Y aquí me tendrás compañero, aquí me tienes ahora, y me tendrás siempre que las fuerzas y la motivación acompañen… y para eso, quienes mejores que vosotros, que sois mi inspiración y mi motor diario.

      Eres un crack Antoñito, y cuidado con el mojito, que engancha!!! 🙂

  9. Enhorabuena Paco, (y permiteme el tutearte), pienso leerte siempre que pueda y espero poder mejorar en esta locura del running en la que soy una mera aficionada, gracias a tus consejos.
    Un placer compartir ratitos contigo.😉

    • Porfavor Sandra, claro que puedes tutearme, faltaría más.

      El agradecimiento es mío por tus palabras y tu seguimiento. Estaré encantado cada semana de poder leer tus aportaciones y palabras, siempre me ayudan a mejorar y a intentar escribir mejor.

      Muchas gracias!

  10. Bendita locura la del maratón, muy cierto todo lo que dices que se siente al finalizar esta distancia incluso en los entrenos pues cada dos findes me meto una o incluso algo más, algunos me dicen que me paso, otros que estoy loco y no digo que no sea verdad pero…….es que me gusta, además, estoy preparando los 101 y creo que es necesario meter volumen. Buen artículo Paco.

    • Gracias crack! Tu de esto de las largas distancias y carreras duras entiendes de sobra, y es todo un lujo para mí saber que a alguien de tu nivel y experiencia le han llegado mis palabras.

      Sigue luchando por lo que más te gusta, eso hace que la vida y cada día de la misma, cobre sentido.

      Gracias!

  11. Enhorabuena Paco por esta nueva faceta y compartir tus experiencias con todos,experiencias con las cuales nos sentimos identificados.
    Yo aún no me he planteado correr un Maratón, quien sabe a lo mejor me animo,jeje.
    Saludos y mucha suerte con el blog.

    • Muchas gracias Juan, y como bien dices, quien sabe si el día de mañana estás cruzando la meta de esta mítica distancia. A buen seguro que si sigues este blog, ganas no te faltarán…o al menos con esa intención también lo escribo.

      Espero poder leerte de nuevo la próxima semana, al pie del cañon!

      • Perdona hijo, que te cambié el nombre 🙂

        Eso son las horas de trabajo que llevaba ya uno encima.

        Disculpame Jesús.

  12. Precisamente una maraton (Malaga 2015) y el objetivo de poder acabarla dignamente, me iniciaron con pasion en esto de correr… Ilusiones, metas, objetivos, sueños, sacrificio, constancia…. etc, constituyeron durante varios meses mi estilo de vida y como me identifico con tus palabras, Paco: Se convirtió en una necesidad imparable por un sueño que conseguir.
    La maraton fue una experiencia tan maravillosa y tan llena de ilusiones y sensaciones que contagié a mis hijos a compartir la práctica del atletismo haciéndolo hoy en dia, con gente que como tú, ama este deporte.
    Y de esta forma he comenzado a seguirte, a conocerte y a volverme a ilusionar al cazarme unas zapatillas. Enhorabuena por este blog, por tu motivacion y por cada consejo que a partir de hoy podremos seguir. Siempre gracias!!!

    • Gracias por tus palabras y precioso tu ejemplo, preciosa tu historia y fantástica tu motivación.

      Un lujo poder toparme en mi vida con gente como tú y tu familia.

      Besos!

  13. Quiero correr mi primer maratón! lo llevo preparando con tigo muchas semanas y ya me queda muy poquito. Miro hacia atrás, recuerdo los entrenos, sacrificios etc. Y ahora estoy seguro de que voy a obtener una gran recompensa.

    • Y aún no has vivido nada amigo Hector, te espera lo mejor… entrar al estadio Olimpico de Sevilla y visionar la meta. Esa última vuelta en las pistas del Estadio… las llevaras para siempre en tu memoria y recuerdos.

      Gracias por tus palabras! ya queda menos!

  14. Creo que Gracias a estos articulos y ajente como paco ha mucha gente que estamos redescubriendo el mundo de las carreras y nos anima a seguir corriendo

    • Muchas gracias Fidel por tus palabras! Y me alegra saber que de alguna u otra forma podemos servir de ayuda y motivación a otras personas.

      Espero no defraudarte! Un abrazo!

  15. Nunca he corrido una maratón y pienso que no la correré jamás por el gran respeto que le tengo, pero desde mis más humildes distancias coincido en todos y cada uno de tus sentimientos al correr. Con tus palabras he descubierto cosas que ni yo sabía que sentía pero están ahí. A mi también correr me hace muy feliz. Y por supuesto que me animo a entrenar contigo. Deseando leer tu próximo artículo. GRACIAS

    • Gracias guapa, de corazón.

      Nunca digas de este agua no beberé… el maratón es algo a lo que hay que respetar sobre manera, pero con años de dedicación a esta disciplina, con cabeza y una correcta preparación y hábitos de vida, quien sabe…

      Ahora mismo, a seguir construyendo la casa por los cimientos… eso es lo importante.

      Besos

  16. Muy bueno Paco, después de leer este blog, tendré que dar el salto a la Maratón, y por supuesto prepararla contigo,cómo estas dos últimas medias que tanto me han hecho mejorar.En fin, a ver que pasa!!

    • Poco a poco Luis, todo a su tiempo. Vamos a hacernos mejor corredor y más experimentado en distancias cortas, que el maratón siempre estará ahí esperándote.

      Muchas gracias por tus palabras y por tu confianza.

      Un abrazo

    • Me alegra que te guste Victoria, y ojalá cada semana te animes a realizar tus comentarios. Seguro que me ayudan a hacer mejores artículos.

      Gracias!