Viernes, 28 Julio, 2017

            

Policía abre diligencias para investigar la nueva denuncia en el caso de los curas acusados de abusos

Esta persona presentó la denuncia en la tarde del lunes ante el juzgado que se encontraba entonces de guardia

Vivienda de la urbanización de Los Pinillos, en Pinos Genil


image_print

La Policía Nacional ha abierto diligencias para investigar la nueva denuncia que se ha presentado por el caso de los sacerdotes acusados de abusos sexuales y tomará declaración al denunciante, “ya no como testigo” como ocurrió en un primer momento sino como “perjudicado”.

Esta persona presentó la denuncia en la tarde del lunes ante el juzgado que se encontraba entonces de guardia, el de Instrucción 6 de Granada. Se trata de un testigo que ya ha declarado anteriormente por el asunto y que amplía los datos que aportó y también los nombres de los presuntamente implicados.

El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, ha señalado a los periodistas que, durante su declaración como testigo ante la Policía, el denunciante aludió a que “se sentía mal” por haber “sufrido algún problema” con los detenidos, tres religiosos y un seglar, profesor de Religión.

Ante esta declaración la Policía le recordó que si se consideraba afectado podía denunciar los hechos, tal y como hizo finalmente. En su declaración ha apuntado inicialmente a las mismas personas que ya están detenidas por su presunta vinculación con los abusos sexuales, si bien el subdelegado matiza que este extremo deberá corroborarse cuando vuelva a prestar declaración.

“Habrá que tomar declaración y demostrar lo que el denunciante dice en su escrito; lo importante es que la Policía haga su trabajo para tener una aproximación más definida de los hechos que expone”, ha relatado el subdelegado, quien ha descartado nuevas detenciones de “momento” aunque recordando que esto dependerá del curso de las investigaciones y de si hay “más afectados” como “se sospecha”.

POSIBLE ROBO

Sobre el robo denunciado en la vivienda de la urbanización de Los Pinillos, en Pinos Genil (Granada), que fue objeto de un registro policial el pasado lunes, el subdelegado ha explicado que se está investigando si realmente se ha producido y si, en ese caso, se han sustraído una serie de ordenadores.

Dos de los detenidos ya han pasado este miércoles a disposición del Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que investiga el caso, el cual se encuentra bajo secreto de sumario, con el objetivo de que no trasciendan datos de la causa y de detectar a otras posibles víctimas, si las hubiera. El tiempo que esta medida puede estar vigente es el de un mes, aunque puede ser prorrogado sucesivamente.

Los arrestados forman parte de un grupo conocido como el de ‘Los Romanes’, por el nombre de su líder, uno de los detenidos, el padre Román M.V.C., y sus integrantes tienen un alto nivel económico y cuentan con varias casas en la provincia donde supuestamente se produjeron los abusos.

La víctima envió una carta contando su caso al Vaticano y ha llegado a recibir una llamada de apoyo del propio Papa Francisco, que le pidió perdón por todo lo padecidos. Tras la llamada del Papa al joven, éste formalizó una denuncia ante la Fiscalía Superior de Andalucía, que ordenó a la Fiscalía Provincial de Granada interponer ‘ipso facto’ denuncia contra todos los afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *