Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Plataforma contra el 2 de enero rechaza la celebración de la Toma por suponer un acto “xenófobo” y “racista”

Se oponen a que distintos grupos de extrema derecha exhiban públicamente su simbología y piden restablecer el día de Mariana Pineda

Imagen de los grupos de extrema derecha en el Día de la Toma | Foto: E.P.
E.P.


image_print

La Plataforma contra el 2 de enero ha manifestado este martes su rechazo a la celebración de la Toma de Granada por los Reyes Católicos al considerar que supone una efeméride que conmemora la “ruptura de la convivencia” entre tres culturas y la “persecución y asesinato” de muchos granadinos en un acto “xenófobo, racista y fascista”.

En un comunicado, reivindican que la fiesta local sea sustituida por el día de Mariana Pineda, el 26 de mayo, y recuerdan que el 2 de enero congrega cada año en la Plaza del Carmen, junto a las autoridades municipales, el Ejército, Policía Local y Policía Nacional, a distintos grupos de extrema derecha exhibiendo públicamente su simbología “racista y xenófoba”.

“La exhibición de esta simbología, en la que se pueden observar desde banderas franquistas hasta pancartas en las que reza frases como ‘Por una nueva reconquista’ se repite cada año, acompañada de consignas y gritos de la misma índole”, lamenta la plataforma en una nota, en la que además inciden en que “estos mismos grupos fascistas” son los que “han agredido a diferentes jóvenes en los últimos años en la ciudad, sin que las autoridades hagan nada”, aprovechan el 2 de enero “para hacer apología del genocidio”.

Estos hechos que tienen lugar en la Plaza del Carmen cada 2 de enero, según mantienen, no sólo ponen de manifiesto la “verdadera significación de La Toma”, “depositaria de las esencias del nacional-catolicismo”, sino que son constitutivas de un delito tipificado en nuestro Código Penal, el de incitación al odio.

Por todo ello exigen que se ponga fin a la celebración de La Toma, que se restablezca definitivamente el 26 de mayo como fiesta local, día de Mariana Pineda, y que se impidan las manifestaciones públicas de consignas y “simbología racista y xenófoba” en la Plaza del Carmen y en el monumento a Isabel la Católica por la tarde, como cada año.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. también habría que prohibir (ese afán de la izquierda de prohibir todo) las banderas independentistas andaluzas y de movimientos anarquistas y de extrema izquierda.
    Bastaría con no dejarlos exhibir esta parafernalia pero no hay que renunciar a nuestra historia. Si no les gusta que no asistan y que organicen otra paralela. Así veríamos cual tiene mas aceptación.