Sábado, 18 Agosto, 2018

            

Pinos Puente nombra Hijo Predilecto a José Fernández Heredia, inventor del Arado Tasquivero Surcador

Fundó en 1850 la empresa Jofer Tri cuyas patentes, que supusieron una clara revolución para el mundo de la agricultura, han sido exportadas desde Pinos Puente al resto del mundo

Gabinete
Gabinete


image_print

El pleno del Ayuntamiento de Pinos Puente, celebrado el pasado 29 de septiembre, acordó nombrar Hijo Predilecto la localidad a José Fernández Heredia por su trayectoria, “siendo reconocida su labor de creación e innovación de maquinaria para el cultivo agrario, facilitando esta labor a los agricultores en una época en el que este trabajo era bastante duro. Merecedor de este reconocimiento por su aportación a la agricultura, como también en la integración de las dos culturas de nuestro pueblo, que siendo de etnia gitana consiguió una posición y respeto como persona, siendo un ejemplo de convivencia”

José Fernández Heredia fundó en 1850 empresa Jofer Tri cuyas patentes, que supusieron una clara revolución para el mundo de la agricultura, han sido exportadas desde Pinos Puente al resto del mundo. La empresa, ubicada en el Polígono La Molaina de la localidad, lleva 160 años diseñando y produciendo arados de todo tipo. Algunas de sus patentes supusieron una clara revolución para los agricultores, al haber sabido dar respuesta a sus necesidades y agilizar su tarea. Fernández Heredia fue un autodidacta, por eso su trayectoria empresarial y sus diseños tienen aún más mérito considerando que nunca tuvo ningún tipo de formación. En el año 1949 patentó un arado de tiro animal, el Arado Tasquivero Surcador, que se empleaba en la preparación del suelo para la siembra del tabaco o la remolacha, tarea que anteriormente sólo se realizaba de forma manual. Tuvo tal éxito que los agricultores le pusieron el sobrenombre de “aeroplano”, por su capacidad para planear en la tierra. Este arado fue incluso explotado comercialmente fuera de España.

Con el paso del tiempo José Fernández siguió diseñando nuevos modelos, guiado por su afán de innovación. Cabe destacar su arado “Aporcador”, utilizado para labrar toda clase de frutos de la vega y también patatas. Dicho modelo fue conocido como “pillín”, gracias a la buena labor que realizaba en la tierra. Otro de los proyectos que tuvo una gran aceptación fue una Agramadora de lino, para procesar esta planta y separar el tallo de la fibra de forma más efectiva.

Su fama creció y fue requerido en 1956 por la Cámara Agraria de Granada para exponer sus arados en la Feria Internacional del Campo de Madrid, como un referente del sector. Fue, entonces, el único fabricante de la provincia con arados patentados y registrados.

La empresa de José Fernández empezó a despegar y servía material a otras comercializadoras del país. Ya tenía el reconocimiento de los labradores y cierta fama por sus diseños. Sus hijos también estaban decididos a aprender desde jóvenes para continuar con el negocio. A su muerte deciden crear sus propias empresas, dedicadas a la misma actividad. Uno de ellos, José, aún está al pie del cañón y su hijo, ya la cuarta generación relacionada con la maquinaria agrícola, también ha seguido sus pasos. “Hemos nacido debajo de los arados. Aprendimos de la escuela de mi padre, aunque tratamos de ampliar a nuevos mercados”. José ideó la Máquina Sembradora de Ajos, que se ha expuesto en el Parque de las Ciencias. Su otro hermano, Antonio, diseñó y patentó un Arado Binadora de Cuchillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.