Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

Pinos Puente cierra el ‘Freskito’ con la representación de Yerma en el Cortijo Daimuz

Un cierre de lo más lorquiano para el Festival de Teatro de Calle 'Al Freskito'

Yerma | Gabinete
Gabinete


image_print

El broche de oro de la actual edición del Festival de Teatro de Calle “Al Freskito” de Pinos Puente lo pondrá, el próximo miércoles 26 de julio a las 22:00 horas, un cierre de lo más lorquiano, el Aula de Teatro de Pinos Puente interpretará “Yerma” en el Cortijo Daimuz, lugar donde pasara Federico García Lorca parte de su infancia.

Tal y como explica el directo del Aula de Teatro, José de la Blanca, “vamos a tener la oportunidad, tanto la compañía como el público de disfrutar de un lugar lorquiano para ver esta adaptación de Yerma. Disfrutaremos de la vega, de sus olores, sonidos, vistas y sus sabores viendo el espectáculo en un lugar emblemático para Federico García Lorca”

La entrada es gratuita y el transporte son gratuitos, previa inscripción en el Ayuntamiento ya que la concejalía de cultura ha habilitado varios autobuses para transportar al público hasta tan emblemático lugar en plena vega granadina.

La obra es una adaptación del director del Aula de la obra original de Federico García Lorca, el dramaturgo mas importante de nuestra tierra, escrita como una obra dramática en el año 1924 y puesta en escena por primera vez en Madrid bajo la interpretación de Margarita Xirgu. Desde el Aula Municipal de Teatro de Pinos Puente se ha trabajado sobre una Yerma más íntima y mas cercana para vivir en primera persona el personaje de Yerma y su universo.

La deseada maternidad sometida a la esterilidad y opresión; la fuerza de la libertad frente a la oposición de la sociedad de la época; la imagen de la mujer como referente frente al machismo de antes y de ahora.

Yerma no sólo es una mujer que busca tener descendencia para satisfacer un deseo personal, sino que también es una víctima de la sociedad del siglo XX, para la cual las mujeres tenían la obligación de encargarse de las tareas domésticas y cumplir con sus compromisos femeninos, donde la maternidad era un requisito indispensable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *