Jueves, 13 de Diciembre de 2018

            

Píñar acude a las dos ferias turísticas de interior más importantes de Andalucía Oriental

Las Ferias de Muestras de Jaén y Granada acogen durante este fin de semana y el próximo las muestras Tierra Adentro y la Feria de los Pueblos de Granada respectivamente

Francisco Javier Fernández, consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, ha visitado el stand de Píñar | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

Píñar, bella y singular localidad enclavada en la comarca de los Montes Orientales granadinos acude a estas citas tan importantes para el turismo rural y de interior con una oferta variada.

Cuevas prehistóricas visitadas por más de 40.000 personas cada año, un Castillo Árabe con pasado Romano, una coqueta Iglesia en el centro del pueblo, rutas a pie y en bicicleta por parajes increíbles con el paisaje del olivar acompañando los caminos, paredes naturales para practicar escalada desde los niveles de iniciación hasta el avanzado, Oleoturismo en sus dos almazaras, Carnes a la brasa vendidas al peso y gastronomía popular en sus numerosos restaurantes, fiestas prehistóricas donde te trasladaras a tiempos donde hacer fuego era magia y los hombres primigenios pintaban en las paredes de piedra, gentes amables que acompañaran tu visita, esto es Piñar, esto ofrece al turista la localidad porque tal y como anuncia su lema “Píñar es Historia Viva”.

El Ayuntamiento acude con stand propio a presentar todos estos atractivos a sus mayores y más cercanos mercados turísticos, la Feria Tierra Adentro de Jaén de Turismo interior y la Feria de los Pueblos de Granada, ambas ferias estarán abiertas al público hasta el domingo 2 en el caso de Jaén y el domingo 9 de octubre en el caso de la granadina.

Se esperan más de 70.000 visitantes entre ambos eventos feriales.

El pueblo de unos 1.200 habitantes divididos en dos núcleos urbanos, el principal Píñar y Bogarre, cuenta con una oferta turística de primer orden dentro de la provincia de Granada, su principal reclamo es la Cueva de las Ventanas, también de la ventanilla o de la campana, es una cueva prehistórica y turística de propiedad municipal, y se ubica justamente bajo los restos del castillo árabe que se alza sobre esta localidad. El 23 de noviembre de 2001 fue declarada monumento natural, con un área protegida de 27.91 ha.

La Cueva es de sumo interés para la espeleología, pertenece al Paleolítico Superior, y pudo tener durante la Prehistoria dos usos fundamentales: de una parte, como lugar de hábitat, concentrado en las zonas más próximas a la entrada cuando las condiciones hídricas y de humedad del interior lo permitieran y, de otra, lugar de enterramiento, que ocuparía zonas más profundas donde no llega la luz natural. Aunque la primera ocupación que se realizó fue por parte de grandes carnívoros cuaternarios, ya que se han encontrado restos paleontológicos de osos e hienas. Hoy en día es la única cueva de España con accesos para minusválidos.

Los bellos paisajes subterráneos, donde se pueden aprender los procesos de formación de un cavernamiento, a través de maquetas, paneles interactivos y ejemplos naturales a lo largo de la cavidad, y la visualización a escala real a lo largo del recorrido visitable de especies de fauna extintas, y la presencia humana en escenas de la vida cotidiana, hacen este recorrido interactivo muy interesante.

Otro de sus atractivos visitables es el Castillo árabe de Píñar, que es un amplio recinto fortificado situado en un cerro de 932 m, estribación de la sierra de Arana, sobre el núcleo urbano, a mediados del siglo XIV, en el período de refortificación del Reino Nazarí fue un baluarte muy importante, especialmente por ser la frontera entre los reinos cristianos y el país granadino. El perímetro de aproximadamente 3.000 m², es ligeramente ovalado, con muralla de diversas facturas. Las torres son fundamentalmente rectangulares aunque hay dos semicirculares. Adosado a la muralla noroeste está el aljibe y junto a este en el interior, se han encontrado restos de viviendas.

La Iglesia de San Pedro, remonta su construcción al año 1501, cuando se crea una pequeña capilla. Posteriormente en 1544 se construyó una ermita pequeña de base rectangular.

Será a partir de esta fecha cuando se irán sucediendo continuas reformas y ampliaciones, también producidas por el aumento de la población hasta llegar a nuestros días. Cabe mencionar el valioso archivo parroquial que aporta un catálogo de libros y documentos algunos perdidos por el paso del tiempo. En la Guerra Civil quedó prácticamente destruido su interior, reconstruyéndose entre el 1955 y 1960.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.