Sábado, 27 Mayo, 2017

Piden tres años de cárcel para un acusado de enviar fotos de su hija a pedófilos

El procesado ya fue condenado en 2012 por abusar sexualmente de la amiga de su hija aprovechando visitas a su domicilio

Policía Nacional registra un dispositivo | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado tres años de prisión para un hombre, de iniciales M.D.C. y vecino de Pinos Puente (Granada), por presuntamente compartir por Internet con otros usuarios archivos de pornografía infantil y fotografías de su hija menor de edad.

El procesado, que fue condenado en 2012 por abusar sexualmente de la amiga de su hija aprovechando visitas a su domicilio, será enjuiciado en el Juzgado de Lo Penal 2 de Granada el 14 de septiembre, según informa el diario ‘Granada Hoy’, que avanza la noticia.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, se trata de un consumidor habitual de pornografía, especialmente infantil, y, para su obtención, aparte de visitar webs y foros en Internet donde podía localizar material audiovisual relacionado con su tendencia sexual, era miembro de diversas listas de usuarios de pornografía, a través de las cuales podía acceder a material pornográfico de menores. De esta forma, había conseguido una cantidad ingente de ficheros de “contenido sexual pederasta”.

Según el fiscal del Servicio de Criminalidad Informática, Francisco Hernández, fue en 2013 cuando en una operación de rastreo informático de la red de distribución realizada por la Policía de Estados Unidos de Norteamérica pudo comprobarse que el acusado empleaba los servicios de almacenamiento en la nube Picasa, dependientes de la empresa norteamericana Google, para el almacenamiento y distribución de pornografía infantil.

Concretamente, fue detectada una conexión realizada el día 1 de octubre de 2013 desde la dirección IP del procesado a través de la cual almacenó en los servidores de Picasa dos imágenes en las que podía observarse “el pene de un menor de trece años, y en otra dos varones menores de trece años practicando sexo entre ellos”.

El 30 de octubre de 2013 fue detectada otra operación de almacenamiento de imágenes (en este caso, treinta, relativas a actos de exhibición de menores de trece años, así como de prácticas sexuales de éstos entre sí o con adultos), realizada en sesión abierta desde la dirección del procesado.

Asimismo, el 26 de agosto de 2013, en sesión de videoconferencia mantenida por el acusado, a través de la aplicación Skype de la empresa Microsoft, se conectó con un usuario brasileño y ambos se intercambiaron fotografías cuyo contenido –pese a que el contexto de la comunicación registrada indica que era de contenido pedófilo– no ha sido hallado, salvo fotografías de la propia hija del inculpado “en diversas posturas, incluyendo alguna en pose sugestiva, con las piernas abiertas, vistiendo camiseta y braguitas, tumbada en un sofá”.

Otro intercambio de fotografías de la misma índole fue realizado a través del mismo servicio el 10 de septiembre de 2013, y también empleó para la obtención de material pornográfico relativo a menores fotografías de su hija menor.

Comunicados los hallazgos en los servidores de Google a la Guardia Civil, y tras la identificación del proveedor de servicios que prestó las comunicaciones mencionadas, el 2 de abril de 2014 se efectuó entrada y registro en el domicilio del acusado, sito en Pinos Puente, arrojando como resultado la intervención de diversos soportes de almacenamiento, con miles de archivos de vídeo, entre los que fueron detectados 17 vídeos de contenido pornográfico relativo a menores de edad en comportamientos sexuales o exhibicionistas, así como 1.000 imágenes de la misma naturaleza.

Los dispositivos informáticos habían tenido instalados el programa de intercambio de ficheros ‘peer to peer’ Ares, que había sido borrado antes de la entrada y registro.

Los registros de funcionamiento del programa arrojaron como resultado operaciones de intercambio de ficheros pornográficos (según su denominación) desde enero de 2013 hasta enero de 2014, al menos.

Por todo, la Fiscalía le atribuye un posible delito de distribución de pornografía infantil, por el que será enjuiciado en el Juzgado de lo Penal 2 el próximo mes de septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *