Martes, 24 Octubre, 2017

            

Piden que se acabe con la “discriminación y precariedad” que sufren con las líneas del Albaicín, Realejo y Sacromonte

Izquierda Unida muestra el apoyo a la movilización convocada por los trabajadores y colectivos vecinales del 31 de marzo

Imagen ilustativa | Foto: Archivo
Gabinete


image_print

El Grupo Municipal de Izquierda Unida, junto con los representantes de los trabajadores de Alhambra Bus (CGT), han exigido al equipo de gobierno municipal “que acabe con la discriminación en la prestación del servicio de autobús urbano de las líneas C1, C2 y C3, que se prestan en los barrios del Albaicín, Sacromonte y Realejo, además de las líneas Búho 111 y 121”. Estas líneas, que forman parte de una contrata de Rober, empresa concesionaria del transporte colectivo en la ciudad, “se presta en peores condiciones tanto laborales para los trabajadores como para los usuarios del transporte público, que sufren precariedad así como una flota que no se renueva, con problemas de seguridad, vehículos inaccesibles para personas con movilidad reducida, y sin climatización adecuada para los meses de frío en invierno y de calor en verano”, explica el portavoz municipal de IU, Francisco Puentedura Anllo, quien además, denuncia “que de 20 vehículos de Alhambra Bus el 75% incumplen el límite de 10 años y casi el 50% superan los 17 años de antigüedad lo que afecta a la calidad del servicio que pagan los granadinos y granadinas con sus impuestos y tarifas”.

Además el concejal de IU denuncia “que la mala calidad en la prestación del servicio de autobús en estos barrios, que son usados por numerosos turistas, no sólo perjudica a los vecinos de la ciudad, sino que daña también la imagen turística de Granada al ofrecer un servicio de transporte urbano claramente ineficiente”. Puentedura recuerda como el actual equipo de gobierno “que se comprometió a recuperar la antigua línea 32, que comunicaba Albaicín con Alhambra, aún no se ha recuperado y el alcalde Paco Cuenca no mueve ficha”. “es incomprensible que no se recupere esta línea cuando no es deficitaria, pues la usan turistas que pagan billete ordinario no tarifa reducida por bonobús, recuperar esta línea no sólo aliviaría la línea C3 que da servicio al Realejo y que se encuentra colapsada, sino que además daría servicio público de ttransporte colectivo a numerosos trabajadores y trabajadoras de la Alhambra, y el entorno (hoteles, comercios y otras instituciones) que tienen un sistema de transporte público muy deficiente”.

Por su parte Silvia Leyva Pérez, delegada sindical de CGT en Alhambra Bus, denuncia las condiciones de inseguridad que viven trabajadores y usuarios de estas líneas por tener autobuses antiguos. Además también denuncia las condiciones de precariedad laboral que viven los 45 trabajadores de Alhambra Bus “por ser una subcontrata de Rober, con peores condiciones laborales, salarios más bajos y peor calidad en le servicio”. De hecho la representante sindical recuerda “que hay cuatro sentencias, dos por cesión ilegal de trabajadores y otras dos por la subcontratación ilegal de las líneas búho, que ni Rober ni el Ayuntamiento cumplen, con el objetivo de igualar las líneas de transporte urbano en la ciudad y eliminar la subcontratación de estas líneas”, algo para lo que se aprobó una moción en noviembre de 2015 “que ahora el Alcalde Paco Cuenca se niega a cumplir”. “Exigimos al gobierno municipal que acabe con la discriminación que sufren tanto los trabajadores como los granadinos y granadinas, las líneas de autobuses urbanos deben prestarse en igualdad de condiciones para los trabajadores, y en la calidad de la prestación del servicio no convirtiendo a unos ciudadanos en granadinos de primera y a otros de segunda en función del barrio en el que viven”.

MOVILIZACIÓN POR UN TRANSPORTE PÚBLICO Y DIGNO EL 31 DE MARZO

Los representantes de los trabajadores han anunciado una movilización el próximo viernes 31 de marzo a las 10:00 horas en la Plaza del Carmen, coincidiendo con el pleno municipal, para exigir la igualdad en la prestación del servicio y que el transporte público sea digno. Movilización que ha contado con el apoyo de Izquierda Unida y de los colectivos vecinales del Albaicín, Sacromonte y Realejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *