Jueves, 23 Marzo, 2017

Piden penas de hasta 8 años de cárcel para siete acusados de vender coches de lujo robados

Operaban en Bélgica para luego vender en España los vehículos robados

Juzgados de Granada


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado penas de entre tres años y medio y ocho de prisión para los siete presuntos integrantes de una banda dedicada a la venta de coches de lujo robados en Bélgica, amparados además en permisos de circulación belga previamente sustraídos, hechos por los que serán enjuiciados desde el próximo lunes día 10 y hasta el día 14 en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.

Se trata de Alberto R.F. y Manuel T.O., para los que el fiscal pide ocho años de cárcel por un delito continuado de receptación y otro continuado de falsedad en documento oficial; José A.C.H., Miguel A.M.D., Francisco J.C.C., que se enfrentan a cinco años de prisión y multa de 2.160 euros por los mismos delitos; Raúl H.B., que hace frente a dos años de cárcel; y Joaquín R.H., para el que reclama tres años y medio de prisión y multa de 1.620 euros.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, en fechas no exactamente determinadas entre los años 2005 y 2008 los acusados, que venían dedicándose con anterioridad, y generalmente con establecimientos de concesionarios de vehículos, a la compraventa de coches de alta gama de procedencia comunitaria, procedieron a trasladar a España para su venta a terceras personas con pleno conocimiento de su origen ilícito y las demás circunstancias diversas vehículos que habían sido sustraídos con inmediata anterioridad en Bélgica.

Amparados en permisos de circulación belga previamente sustraídos, procedieron además a sustituir las placas de matrículas originales por las correspondientes a la documentación sustraída así como a alterar, mediante la superposición en la zona donde se localiza el número de bastidor que identifica cada vehículo, por una fina placa metálica donde se grababa el número de bastidor incluido en la documentación sustraída, que se correspondía con un vehículo de características similares que continuaba de modo normal circulando en el país de origen.

De este modo efectuaron un total de once operaciones con el mismo ‘modus operandi’, casi todas ellas centradas en Bélgica, donde, por ejemplo, el 22 de enero de 2007, se produjo la sustracción de una Audi A4, el robo de documentación de otro vehículo con las mismas características, y la manipulación del bastidor y la matrícula, para su posterior venta a un concesionario, que no era consciente de la ilegalidad de la operación.

Sin embargo, también se detectaron casos en España, como el que se remonta al 25 de noviembre de 2005, cuando, tras haberse sustraído en la localidad española de Torrevieja (Alicante) un BMW modelo 645CI, y en Pisa (Italia) documentación original de un vehículo similar, los acusados procedieron a manipular el número de bastidor original, para su posterior venta a particulares por 60.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *