Lunes, 29 Mayo, 2017

Piden dos años de prisión para el exalcalde de Cogollos Vega por posible prevaricación

La hermana de la mujer del regidor realizó unas obras en una parcela de su propiedad en el polígono 13 del pago Zumacar, para las que no tenía licencia

Cogollos de la Vega |Imagen: Ayuntamiento


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado una pena de dos años de prisión, multa de 10.800 euros y nueve años de inhabilitación especial para empleo o cargo público, para el que fuera alcalde de Cogollos Vega, el independiente Francisco José Luzón, que permaneció en el cargo desde 2003 a 2011, por un posible delito de prevaricación relacionado con unas obras presuntamente ilegales emprendidas por su cuñada.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, la hermana de la mujer del regidor realizó unas obras en una parcela de su propiedad en el polígono 13 del pago Zumacar, para las que no tenía licencia.

De hecho, pese a que sólo tenía permiso para levantar una nave de aperos, una charca de riego y una cerca de malla de tipo ecológico alrededor de la finca, entre 2010 y 2011 procedió a un cerramiento perimetral con muros de hormigón armado de altura considerable, y a construir una piscina y una vivienda de más de 100 metros cuadrados, por encima de la rasante, y que no respetaba el retranque de al menos seis metros que tenía que estar con respecto a un camino público, o la distancia mínima respecto de la finca colindante.

La construcción se ubicaba además, según el fiscal, dentro del perímetro de protección y ampliación del cementerio, incumpliendo los requisitos legales previstos, en un finca de suelo no urbanizable, de protección agrícola que, según las normas subsidiarias del planeamiento vigente del municipio de Cogollos Vega, no era legalizable.

De la vivienda, que nunca obtuvo licencia de primera ocupación, era “perfecto conocedor” el procesado, que sabía que su cuñada no había respetado los términos de la licencia que le fue concedida, conocimiento éste que, para la Fiscalía, se deduce no sólo de su relación de parentesco con la mujer y la residencia de ambos en el mismo municipio, sino de las propias autorizaciones que el alcalde le concedió para los contratos de luz y agua solicitados.

Así, el procesado, que sabía de las advertencias del secretario sobre su obligación de dirigir e inspeccionar las obras municipales, “no sólo no ordenó la inspección de la obra ni dictó resolución que diera inicio a los procedimientos” sancionadores, sino que “intercedió” para que su suministraran a su cuñada luz y agua.

Tras las elecciones del 22 de mayo de 2011, tomo posesión un nuevo alcalde en el Ayuntamiento de Cogollos y éste, con fecha 21 de noviembre de 2013, dictó resolución por la que se iniciaba expediente urbanístico para el restablecimiento del orden jurídico perturbado y expediente sancionador contra la cuñada del exregidor por las obras ilegales realizadas durante el mandato anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *