Lunes, 27 Marzo, 2017

Piden cárcel para cinco acusados de robar documentación de buzones de correos y falsificar pagarés

Una vez obtenidos los documentos falsos, Juan C.A.F.Y. los entregaba a Josefa M.R., su pareja sentimental, a Miguel L.A.G., y a José A.O.C., encargados de presentar al cobro los pagarés falsificados

Paquete de correos
E.P.


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado una pena de cinco años de cárcel y multas de 6.000 euros para cada uno de los cinco presuntos integrantes de un grupo dedicado al robo de documentación de buzones de correos, para buscar pagarés o cheques que después falsificaban con el objetivo de obtener un beneficio ilícito.

Se trata de Manuel E.H., de 72 años, Juan C.A.F.Y., de 60 años, Josefa M.R., de 39, Miguel L.A.G., de 48, y José A.O.C., de 42, a los que se les atribuye provisionalmente un delito continuado de estafa, y un delito continuado de falsedad en documento oficial y mercantil, por los que serán enjuiciados en la Sección Primera de la Audiencia de Granada del 27 al 29 de abril.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los procesados, “todos ellos de común acuerdo”, y previo concierto y reparto de funciones para obtener “un ilícito beneficio económico”, obtuvieron mediante la sustracción de documentos depositados en buzones de correos, en septiembre de 2006 tres pagarés originales de la empresa Hivegara S.L., el primero de 183 euros, el segundo de 186,38 y el tercero de 78,88.

El procesado Juan C.A.F.Y. era, según el reparto de papeles, el encargado de procurarse por estos medios la posesión no autorizada de los documentos mercantiles originales, que traspasaba al también inculpado Manuel E.H., quien procedía, como medio necesario para procurar el lucro a los concertados, a alterar los pagarés. Creaba un documento falso, al cambiar manipulando el original el nombre de la persona llamada a cobrar el importe, así como la cantidad del pagaré y otros datos esenciales.

Además, y para hacer posible el cobro, según el fiscal, creaba DNI falsos, con datos que no correspondían a ningún miembro del grupo, haciendo coincidir el nombre con el reflejado “de forma falsaria” en el pagaré, así como introduciendo la fotografía de alguno de los acusados para lograr el cobro fraudulento.

Una vez obtenidos los documentos falsos, Juan C.A.F.Y. los entregaba a Josefa M.R., su pareja sentimental, a Miguel L.A.G., y a José A.O.C., encargados de presentar al cobro los pagarés falsificados, empleando el DNI falso, con su foto pero con un nombre supuesto, obteniendo así un beneficio que se repartiría entre todo el grupo. Así, de esta manera y falsificando cheques obtuvieron cerca de 12.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *