Lunes, 16 enero, 2017

Piden 8 años de cárcel para joven acusado de intento de homicidio en una pelea con perros pitbull

Un joven está acusado de intentar matar a otro apuñalándolo, en el transcurso de una pelea en Motril

motril-motril
Motril | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado ocho años de prisión y multa de 1.000 euros para un joven acusado de intentar matar a otro apuñalándolo, en el transcurso de una pelea en Motril (Granada) en la que participaron un total de cinco personas, dos de ellas haciendo uso de dos perros pitbull.

El principal acusado es Francisco L.G., conocido como ‘Rati’, de 23 años, al que la Fiscalía atribuye un delito de homicidio en grado de tentativa y dos faltas de lesiones. Además, están acusados los otros tres participantes en la reyerta, Miguel A.V.S., de 25 años, que se enfrenta a dos años y nueve meses de prisión por un delito de lesiones; y Jesús S.R., alias ‘Zeus’, de 25 años, y José L.C.G., de 23, que hacen frente a una multa de 500 euros por una falta de lesiones.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a las 22,00 horas del 7 de marzo de 2014, cuando, en la Plaza Santa Clara de Motril (Granada), se inició una reyerta al coincidir los cuatro acusados –además de un menor de edad–, dos de ellos, concretamente Francisco L.G. y José L.C.G., con un perro raza pitbull.

Estos dos últimos “azuzaron” sus respectivos canes contra los otros dos procesados “con ánimo de menoscabar su integridad corporal” y los pitbull llegaron a morderles. Posteriormente Francisco L.G. golpeó a Miguel A.V.S. con una carlanca de púas y, finalmente, le asestó varias puñaladas con una navaja “con el propósito de ocasionarle la muerte”, y el herido le propinó un puñetazo en la mandíbula a su agresor.

A la vista de la agresión, Jesús S.R. se interpuso para evitar el acometimiento a su amigo, e inició un forcejeo con el cuarto acusado José L.C.G., que le llegó a morder en el hombro. El menor que estaba también presente fue golpeado también con la cadena que portaba Francisco L.G.

Como consecuencia de la agresión, Miguel A.V.S., sufrió heridas por mordedura de perro en una mano, una pierna y un muslo; herida inciso-contusa en región pectoral con neumotórax, además de en el homóplato y otras heridas contusas en regiones occipitales, por las que presenta numerosas cicatrices como secuelas. Fueron lesiones, de acuerdo con los forenses, que podían haber supuesto para él un riesgo vital por afectar a estructuras vitales como corazón y grandes vasos.

Por su parte, su presunto agresor, Francisco L.G. sufrió erosiones faciales en cuero cabelludo, y tórax y fractura mandibular izquierda, por la que sufre dolores; Jesús S.R. tuvo erosiones en región inguinal derecha y hematoma en testículos; el menor de edad un hematoma en el ojo; y el último acusado José L.C.G., mordedura de perros en hombro y una erosiones en el hombro y la nariz.

Los cuatro procesados, a los que la Fiscalía reclama además medidas de alejamiento con respecto a sus víctimas, serán juzgados el próximo 30 de junio en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *