Jueves, 19 enero, 2017

Piden 8 años de cárcel para acusada de recibir 10 kilos de droga en un paquete desde la India

La mujer abrió la puerta y tras manifestar espontáneamente que sus hijos habían viajado desde el mes de noviembre de 2013 hasta enero de 2014 hasta la India y que por ello le llegaban paquetes desde allí, aceptó la recepción del bulto procediendo a firmar y plasmar de forma manuscrita su NIE en la hoja de reparto

Foto: archivo


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado una pena de 8 años de prisión y multa de más de 860.000 euros para una mujer casi septuagenaria acusada de recibir en su domicilio un paquete procedente de La India con más de 10 kilos de mefedrona, una droga de diseño con efecto euforizante y estimulante considerada una sustancia prohibida.

La mujer, de 69 años y nacionalidad colombiana, será juzgada el próximo 2 de diciembre en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada por la posible comisión de un delito contra la salud pública en la modalidad de tráfico de drogas que causan grave daño a la salud.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan al pasado año, cuando la procesada, sin antecedentes y “puesta de común acuerdo y actuando conjuntamente con ánimo de lucro con otras personas cuya identidad no ha sido determinada”, acordó con las mismas la recepción en su domicilio de Granada de un paquete del que figuraba como remitente un ciudadano de Nueva Delhi (India) que contenía 10.030 gramos de mefedrona, que iban a destinar a su venta a terceros.

Fue el 21 de abril de 2014 cuando las autoridades aduaneras del aeropuerto de Heathrow, en Londres, en un control rutinario detectaron la presencia de 10 kilos de metanfetamina.

Efectuado el hallazgo por parte de la unidad de investigación internacional ‘Crime Team’ en el aeropuerto londinense, se efectuó la pertinente petición de entrega controlada del Reino Unido a través de Europol, y el Juzgado de Instrucción 9 de Granada aceptó la solicitud. Fue entonces cuando se puso en marcha todo el proceso, con las cautelas de seguridad pertinentes, para que el paquete, que estaba envuelto en una bolsa cerrada con dos precintos, saliera de Gatwick (Londres) y llegara al aeropuerto de Málaga a las 22,15 horas del 30 de abril de 2014.

El paquete con la droga fue entregado por un comandante a la Policía, que lo trasladó en un vehículo oficial hasta la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía, en Granada, donde quedó custodiado con las medidas de seguridad pertinentes. Posteriormente y con el fin de verificar si la persona que figuraba como destinataria era la receptora del paquete, agentes de la Policía, ataviados con prendas de trabajadores de Correos, se dirigieron a las 11,55 horas del 2 de mayo de 2014 hasta el piso de la acusada, en la calle Palencia de Granada, adonde iba dirigido el paquete.

La mujer abrió la puerta y tras manifestar espontáneamente que sus hijos habían viajado desde el mes de noviembre de 2013 hasta enero de 2014 hasta la India y que por ello le llegaban paquetes desde allí, aceptó la recepción del bulto procediendo a firmar y plasmar de forma manuscrita su NIE en la hoja de reparto.

La procesada fue entonces detenida y el paquete fue abierto con autorización judicial, y, tras desprender su envoltorio, se halló una caja de cartón asegurada con el logotipo ‘UK Border Agency’ que contenía ropa usada y escondida entre la ropa dos bolsas cerradas, cada una de las cuales arrojó un peso bruto de 5.100 gramos de mefedrona, con una pureza del 81.7 por ciento y que habría alcanzado en el mercado ilícito el precio de 287.640 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *