Sábado, 22 Julio, 2017

            

Piden 7 años de cárcel para acusado de abusar sexualmente de su nieta y mostrarle películas porno

El fiscal le atribuye un delito continuado de exhibicionismo, otro continuado de provocación sexual y un delito de abuso sexual, y reclama además el pago de una indemnización a su víctima de 8.000 euros

juzgados-caleta


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado un total de siete años de prisión para un hombre acusado de abusar sexualmente de su nieta, desde que tenía 9 años hasta los 12, y de exhibirle películas pornográficas cuando se quedaba a su cuidado mientras que la madre estaba trabajando, hechos por los que será juzgado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada el 16 de abril.

El juicio estaba previsto inicialmente para este martes, pero el procesado, de iniciales M.N.P., no se ha presentado en la sala por enfermedad, con lo que el tribunal ha decidido aplazar la vista para el próximo mes.

El fiscal le atribuye un delito continuado de exhibicionismo, otro continuado de provocación sexual y un delito de abuso sexual, y reclama además el pago de una indemnización a su víctima de 8.000 euros, y la acusación particular pide una condena de ocho años de prisión por un delito continuado de exhibicionismo y dos de abusos sexuales.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los abusos se produjeron desde finales de 2008 hasta agosto de 2012, periodo en el que el inculpado, aprovechando que se quedaba a solas en su domicilio, en Granada capital, con su nieta, nacida en 1999 y a la que cuidaba mientras su madre trabajaba.

“Con ánimo libidinoso y de forma reiterada”, procedió, en múltiples ocasiones, a mostrarle a la menor películas pornográficas, a la vez que le explicaba su contenido y haciéndole comentarios con contenido sexual, llegando a masturbarse delante de la menores varias veces.

También en 2011 la sometió a tocamientos, según la Fiscalía, y en otra ocasión, cuando se encontraba con una amiga, también repitió el episodio de la película pornográfica, y con posterioridad, con las mismas niñas, comenzó de nuevo a hablarles de sus relaciones sexuales con mujeres, lo que obligó a las menores a marcharse.

Además de la pena de prisión, el fiscal solicita 800 euros de indemnización para la amiga de su nieta, por los perjuicios morales causados, y la prohibición de acercarse o comunicarse con las dos menores, a la primera durante ocho años y a la segunda durante cuatro años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *