Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Piden 5 años de cárcel para acusado de agredir a cinco policías tras detenerle por venta de droga

Al procesado se le atribuye la posible comisión de un delito contra la salud pública, otro de atentado a agentes de la autoridad y cinco faltas de lesiones

Juzgados | Foto: archivo GD
E.P.


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado cinco años y medio de prisión y multas de 3.500 euros para un hombre, con iniciales N.F.A., acusado de agredir a cinco agentes de la Policía Nacional tras ser detenido en una operación de venta de droga en Granada capital.

Al procesado se le atribuye por ello la posible comisión de un delito contra la salud pública, otro de atentado a agentes de la autoridad y cinco faltas de lesiones, por las que será juzgado el próximo 6 de julio en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, el inculpado se dedicaba en Granada, al menos desde septiembre de 2014, a la realización de ventas de sustancia estupefaciente, concretamente cocaína y marihuana. Por eso fue objeto de investigación policial a consecuencia de la cual se acordó por un juzgado de instrucción la escucha de su teléfono.

Fruto de esa observación se tuvo conocimiento de que el 9 de octubre de 2014 iba a realizar una venta de droga por lo que fue seguido por diversos agentes que observaron en la calle Torre de Comarex cómo se disponía a entregar a otra persona que no pudo ser identificada al darse a la fuga un paquete de tabaco que finalmente fue intervenido y en cuyo interior había 11 gramos de una sustancia identificada como cocaína con una pureza de un 21 por ciento y un valor de 689,64 euros.

Al verse sorprendido y para evitar su detención y ocupación de la sustancia, el procesado desatendió los requerimientos de los agentes y se opuso violentamente a ellos mediante puñetazos reiterados y patadas que impactaron en diferentes partes del cuerpo ocasionándoles diferentes lesiones.

Así, uno de los agentes tuvo erosiones en codo cuello y glúteo izquierdo; otro resultó con dolor en pecho y en zona costal con posible fisura; el tercero tuvo molestias en cuello e inflamación de dedos en mano derecha; y un cuarto sufrió dolor en hombro derecho. Ya en comisaría, según el fiscal, propinó una fuerte patada a otro policía que cayó al suelo y sufrió contusiones en piernas y manos.

A consecuencia de las observaciones previas, se constató que el acusado vivía permanentemente en la calle Félix Rodríguez de la Fuente, y se practicó por orden judicial un registro en su vivienda en la que se halló un gramo de cocaína.

Igualmente y con la finalidad de llevar a cabo cultivo de marihuana, tenía la posesión de otra vivienda alquilada por una persona no identificada en el barrio de Monachil en la que se practicó un registro por orden judicial y en el que se intervinieron 395 gramos de marihuana en cogollos listos para consumo, 68 esquejes para su cultivo y diferentes útiles para proceder a obtener un rápido crecimiento de las plantas tales como aparatos de aire acondicionado, lámparas para dar calor y extractores. La cocaína intervenida tenía un valor de 689,64 euros y la marihuana un valor de 1836,75 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *