Sábado, 25 Marzo, 2017

Piden 4 años de prisión para acusados de apropiarse de 1,1 millones de euros propiedad de anciana

Se trata de Miguel A.H.J., de 45 años, y José L.B.S., de 49, a los que se le atribuye un delito de apropiación indebida, por el que serán juzgados en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada el próximo 11 de diciembre



image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado una pena de cuatro años de prisión y multa de 3.600 euros para dos hombres acusados de apropiarse de forma ilícita de un total de 1,1 millones de euros que correspondían a una anciana de 87 años, que era la tía de uno de ellos, y de su hija.

Se trata de Miguel A.H.J., de 45 años, y José L.B.S., de 49, a los que se le atribuye un delito de apropiación indebida, por el que serán juzgados en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada el próximo 11 de diciembre.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, el 19 de octubre de 2000, cuando la mujer tenía 81 años, ésta constituyó una sociedad limitada con un capital social dividido en 736 participaciones sociales, de las que 734 fueron suscritas por ella, ya que aportó un inmueble situado en la calle San Jacinto de Granada, y las dos restantes por su hija y su sobrino, el primero de los procesados.

Como consecuencia de compraventas posteriores, la anciana vendió a su hija y su sobrino gran parte de esas participaciones, concretamente 181 más a la primera, y 550 más al segundo, a partir del mes de marzo de 2002. En esa misma fecha se acordó en Junta General que, para el caso de extinción o separación de alguno de los socios, la hija se adjudicaría el pleno dominio de la planta segunda del edificio perteneciente a la sociedad, y el sobrino el resto del inmueble.

Sin embargo, el inculpado, que era el administrador único de la entidad, y que no había inscrito el edificio a nombre de la sociedad, como le correspondía, procedió con el segundo inculpado de forma mancomunada y “a sabiendas de los acuerdos existentes” a vender el inmueble el 15 de noviembre de 2006 por 1,1 millones de euros, “desposeyendo a la sociedad del único bien que tenía”, en perjuicio de la hija de la anciana, y “apoderándose de la totalidad del dinero”.

Además, 15 días antes de la muerte de la anciana, que se produjo el 8 de febrero de 2007, ésta, que entonces ya tenía 88 años, otorgó un nuevo testamento en el que instituía heredero universal de todos sus bienes a su sobrino, pero la hija de la mujer lo impugnó, y logró que un Juzgado de Primera Instancia lo anulara parcialmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *