Domingo, 23 Julio, 2017

            

Piden 16 años de cárcel a un acusado de matar a su padre después de agredir a su madre

También hirió a uno de los agentes de la Guardia Civil cuando fue a arrestarlo



image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado un total de 16 años y medio de prisión para un hombre acusado de matar a su padre octogenario, tras asestarle 15 puñaladas, y después de que agrediera a su madre en el domicilio familiar, en Cenes de la Vega (Granada), el 21 de junio de 2013.

Se le atribuye provisionalmente un delito de violencia familiar, otro de homicidio, y resistencia a agentes de la autoridad y una falta de lesiones, puesto que además agredió presuntamente a uno de los agentes de la Guardia Civil que acudió al lugar a proceder a su arresto.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a las 12,50 horas del día 21 de junio de 2013, cuando el procesado, Antonio A.Q., de 45 años, tuvo una discusión con su madre en el comedor de la vivienda común, en Cenes de la Vega, en el transcurso de la cual le dio varios puñetazos y bofetones en la cara que le produjeron contusiones.

Al advertir su marido y padre del acusado, de 80 años, la agresión, se dirigió a su hijo para impedir que continuara golpeando a su mujer. Sin embargo, el hijo del matrimonio cogió entonces un cuchillo de 17,5 centímetros de hoja y, “con la clara intención de acabar con la vida de su padre”, se abalanzó sobre él y comenzó a darle cuchilladas por diversas partes del cuerpo desde la estancia donde se encontraban hasta el exterior de la calle.

Su padre acabó saliendo de la vivienda “para huir de la feroz agresión” que sobre él se producía. Había recibido un total de 15 puñaladas en cabeza, cara, cuello, tórax, abdomen y antebrazo que penetraron en su cuerpo en diversas direcciones provocándole heridas inciso punzantes que le ocasionaron la muerte a las 22,00 horas en el Hospital Universitario San Cecilio, al que fue llevado para ser atendido de sus heridas.

La Guardia Civil se personó en el domicilio para detener al acusado, pero, cuando iba a proceder al arresto uno de los agentes, el presunto parricida intentó impedirlo levantando una catana contra la gente, propósito que no alcanzó al ser derribado y reducido, con ayuda de un compañero, por el guardia civil agredido, que sufrió una tendinitis de hombro.

Al Hospital universitario San Cecilio se le ocasionaron unos gastos por la atención médica dispensada de 9.055,40 euros, que reclama.

El fiscal pide para el procesado, que se encuentra en prisión provisional, 10 meses de prisión con prohibición de aproximarse a su madre por un delito de violencia familiar, además de privación del derecho a la tenencia y porte de armas por dos años; 15 años de cárcel por un delito de homicidio con la agravante de parentesco; otros ocho meses más por resistencia a agentes de la autoridad; y multa de 180 euros por una falta de lesiones.

Será enjuiciado por un jurado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada del 22 al 26 de septiembre próximos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *