Domingo, 23 Julio, 2017

            

Piden 10 años para un enfermo mental acusado de prender fuego a su propia vivienda, en Dúrcal

Agencia


image_print

 La Fiscalía de Granada ha solicitado una pena de 10 años de prisión para un enfermo mental acusado de prender fuego a su propia vivienda, en Dúrcal, poniendo en riesgo la vida de los vecinos de los pisos más cercanos.

Se le atribuye inicialmente un delito de incendio con riesgo para la vida o integridad física de las personas, con la atenuante de alteración psíquica, y será enjuiciado el próximo 13 de marzo en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, fue sobre las 20,30 horas del 7 de marzo de 2011 cuando el procesado, Antonio B.M., propietario de un piso sito en un edificio de la calle San Juan de la localidad de Dúrcal (Granada) prendió fuego “deliberadamente” a unos papeles dispuestos expresamente para tal fin en el interior de un aparador del salón y en un colchón del dormitorio.

A continuación, se marcho del lugar al tiempo que las paredes y el mobiliario ardían, provocando un intenso humo, lo que motivó que uno de los vecinos, alertado por sus hijos, rompiera la puerta de acceso de la vivienda que ardía, para extinguir las llamas con un extintor. Por ello no se hizo necesaria la intervención de los bomberos.

En el momento de los hechos, se encontraban en el edificio tres matrimonios y tres menores residentes en tres pisos distintos, dos en el primero y uno en el segundo, en la misma planta en la que se registró el fuego. Todos ellos, según el fiscal , corrieron un “efectivo riesgo para su vida e integridad física”, no sólo ante la propagación de las llamas, sino por la inhalación de humo ocasionado.

El incendio provocó además desperfectos en la vivienda propiedad del vecino, aunque estos no han sido reclamados, pero no afectó a zonas comunes ni a inmuebles próximos.

Cuando se registró el siniestro, el acusado se encontraba diagnosticado de trastorno mental y del comportamiento, debido al consumo de alcohol y tóxicos, y trastorno de inestabilidad emocional tipo impulsivo, precisando en el momento de su detención ingreso hospitalario en el Hospital Clínico de Granada. Se encontraba en fase aguda de su enfermedad, y presenta, según informe forense, una afectación severa de sus capacidades intelectivas y volitivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *