Domingo, 22 Octubre, 2017

            

Penúltimo, y a dos puntos de salir del descenso

El Granada no gana, pero sus rivales directos tampoco, lo que crea una igualdad tremenda en la tabla clasificatoria

Miguel Lopes | Foto: laliga.es.


image_print

El Granada CF no se llevó premio de Vallecas. No piensen bien, en esta ocasión no lo mereció. Si bien las últimas tres jornadas hizo más que el rival para llevarse el triunfo, frente al Rayo lució todas las carencias que tienen a sus disposición los rojiblancos. Falta de creación, mordiente e intención en ataque, y fallos defensivos absurdos e infantiles que se reflejaron en ambos goles rayistas.

Pero no está todo perdido. Sandoval sigue sin ser cuestionado por la cúpula nazarí, y la confianza en el de Humanes para sacar adelante el barco se mantiene. Mucho debate acerca de esto, pero la certeza de que la culpa, esta vez, no se dirige al banquillo es unánime. Pero el fútbol  siempre se lleva por delante al mismo.

Al técnico le acompaña la clasificación. Sí, a pesar de estar hundido en el descenso desde, prácticamente, comienzos de temporada, los rivales más directos del Granada tampoco lo han hecho mucho mejor.

Los rojiblancos se establecen en el penúltimo puesto de la tabla, con siete puntos en su haber. Están empatados con el Levante, que marca el farolillo rojo. Por encima (18º) queda la UD Las Palmas, que se apunta nueve puntos, tras la último victoria cosechada en su casa ante la Real Sociedad.

La zona de la salvación, la permanencia, la ‘tranquilidad’ con el infierno, la marca el Málaga y la Real Sociedad, (17º y 16º, respectivamente). El Getafe también se mete en esta criba, instalado en el puesto decimoquinto con diez puntos. A tres del Granada. Una victoria, y que los resultados de estos equipos en cuestión acompañen puede cambiar absolutamente la baraja nazarí en cuestiones de clasificación.

El próximo partido queda lejos. Puede ser mejor o peor, pero visto lo visto en Vallecas y los asuntos extradeportivos que acompañan al Granada en la última semana con la no-convocatoria de Isaac Success, quizás el parón por selecciones venga mejor que nunca. El equipo se mostró tocado en el césped del barrio madrileño. Sin iniciativa y reacción ante un equipo en inferioridad durante setenta minutos.

Serán dos semanas las que tengan que pasar para que el fútbol vuelva a Los Cármenes. El rival no es cualquier. El histórico y siempre complicado Athletic de Bilbao visita el feudo rojiblanco. Los Cármenes dictará sentencia. Por su parte, el Granada CF tiene dos semanas para confesar sus pecados, reflexionar sobre ellos y por último, de suma importancia, reaccionar ante la adversidad planteada. El tiempo dirá, y Granada Digital te lo irá contando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *