Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Peñaranda decanta la balanza hacia octavos (1-0)

El venezolano dio la asistencia del gol a El-Arabi con una gran acción al borde del área

Peñaranda celebra el gol rojiblanco con Salva Ruiz | Foto: Alex Cobreti
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

El Granada logró el pase a octavos de final con agonía, ante un Leganés que se encerró desde el principio atrás y no pudo realizar el juego ofensivo que demostró en la ida. El Granada controló el partido durante casi todos los minutos, aunque no fue hasta la entrada del joven Peñaranda cuando los rojiblancos pudieron desequilibrar el resultado para meterse en la siguiente ronda del torneo del KO.

Gran nivel del Granada en la primera media hora de encuentro. Sandoval olvidó su trivote y compuso un doble pivote formado por Uche y Márquez, que manejó perfectamente el centro del campo y secundó a los tres actores de tres cuartos, muy activos tanto Nico como Rober y Édgar. Se notaba que era noche de remontada, reivindicación y oportunidades.

El mando del encuentro se tradujo en algunas acercamientos que no llegaron a convertirse en ocasiones de peligro y en visibles dudas del Leganés, que planteó una defensa de cinco. En el primer minuto fue Edgar quien llevó el peligro a la meta de Queco, y más tarde El-Arabi, con un testarazo algo flojo tras un gran centro del propio Edgar. Mainz también estuvo cerca de adelantar al Granada con un buen remate de cabeza tras un envío desde el saque de esquina.

La ocasión más clara de esta primera mitad llegó a balón parado. Javi Márquez despistaba a todos cuando disparaba directamente a puerta un lanzamiento de falta muy lejano. Queco Piña reaccionó a tiempo y logró desviar la bola al palo. Robert también tuvo su oportunidad ante la portería del ‘Lega’, pero se durmió en el área, y acabó por perder el balón.

Lo intentó Nico López desde lejos. Protagonizó una gran acción en la frontal del área con un buen regate sobre su marcador y un fuerte disparo posterior que atrapó el meta pepinero en dos tiempos. Por muy poco no llegó a aprovecharse del rechazo El-Arabi, que rondaba por el área.

Una primera parte tranquila para los rojiblancos en los que aceptaron el mando del encuentro pero no consiguieron acabar las jugadas ofensivas que crearon, en especial, por las bandas. Kelava se mostró inédito en estos primeros cuarenta y cinco minutos que disputó en Los Cármenes. El Leganés no puso ni una sola vez a prueba al portero croata.

El Leganés dio síntomas de espabilar en los primeros minutos de la segunda mitad, pero pronto el Granada se hizo de nuevo con el mando del partido. Lo certificó con las ocasiones más claras del encuentro, en los pies de Nico Lopez y El-Arabi. El primer recibió un balón franco en el área, pero su control se fue largo y no pudo rematar con comodidad. Treinta segundos después era El-Arabi quien remataba por encima del larguero un gran centro de Márquez desde la izquierda. Los rojiblancos apretaban pero no lograban tumbar la meta defendida por Queco.

Con el empate a cero, Sandoval no se lo pensó dos veces y metió al hombre del momento. Peñaranda entraba al campo en lugar de Rober. La ovación de Los Cármenes agradeció los dos goles conseguidos ante el Levante.

El venezolano se ha hecho con un hueco de cada corazón que asiste al coliseo de El Zaidín. Todo esto alcanzó el éxtasis cuando Peñaranda controlaba un balón con el pecho en la frontal del área, se tomaba su tiempo, metía el balón por el único hueco posible a El-Arabi, y éste definía a la perfección ante Queco. Primer balón que tocaba la ‘bala’ y el Granada se adelanta en el marcador (1-0, 67’).

El Granada se dedicó a dormir el encuentro con el resultado a favor por el gol conseguido por Fran Rico en Butarque. El 2-2 global era suficiente. Precisamente Fran Rico entró con la misión clara de asentar las bases y hacer más rojiblanco el pase a octavos. Veinte minutos en los que el Leganés intentó, espoleado por el gol encajado, poner en aprietos a Kelava, pero el croata se mostró tajante en las salidas por arriba y resolvió todas las situaciones que se le plantearon. Las gradas del ‘Nuevo Los Cármenes’ ya celebraba una victoria que le daba el ‘sí quiero’ a la Copa del Rey con nombre propio: Peñaranda, el hombre que puso la diferencia con dirección ‘octavos’.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Kelava; Miguel Lopes (64’ Foulquier), Lombán, Mainz, Salva Ruiz; Rober (Peñaranda 64’), Uche, Márquez, Édgar; Nico López y El-Arabi.

CD Leganés: Queco Piña; Bustinza, Ínsua, Juanan (Mantovani 46’), Luis Ruiz; Rubén Peña (Borja Lázaro, 74’) Toni, Gabriel, Candela; Omar Ramos y Guillermo (Szymanowski 57’).

Goles: 67’ El-Arabi (1-0).

Árbitro: Antonio M. Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó por parte del Granada CF a El-Arabi (41’), y por el lado del CD Leganés a Juanan (34’),

Observaciones: partido de vuelta de los dieciseisavos de Copa del Rey entre Granada CF y CD Leganés, celebrado el jueves 17 de diciembre en el Nuevo Los Cármenes ante 13.854 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *