Viernes, 22 Septiembre, 2017

            

Pedro Sánchez reúne en Sevilla al Consejo de Política Federal que preside Susana Díaz



image_print

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reunirá este lunes en Sevilla a sus nuevos presidentes autonómicos en el Consejo de Político, Federal que estará centrado en la coordinación de sus políticas, que el líder socialista quiere exhibir como aval para las elecciones generales. Pero, además, en la cita de este órgano que preside la líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, se hablará de la reforma de la Constitución, que ha suscitado suspicacias en la federación más numerosa del partido.

Así, y aunque en un principio el orden del día estaba marcado por la armonización de la actuación en las comunidades autónomas en manos del PSOE, el cruce de declaraciones de los últimos días entre Madrid y Sevilla a cuenta de la reforma de la Carta Magna hace prever que este asunto estará en el punto de mira.

La presidenta de los andaluces planteó sus primeros recelos poco después de que el secretario general del PSOE presentara el pasado miércoles al grupo de expertos con el que quiere preparar una reforma de la que ya llevan hablando los socialistas muchos meses y que han intentado impulsar durante esta legislatura sin ningún éxito.

El objetivo es presentar en las próximas elecciones generales una propuesta de “revisión profunda” de la Carta Magna para blindar el Estado del bienestar, reconocer nuevos derechos, mejorar la calidad democrática y hacer avanzar a la España de las autonomías hacia un Estado federal.

DÍAZ AVISA: NO QUIERE UNA ESPAÑA A DOS VELOCIDADES

Este último objetivo, que pretende resolver la crisis con Cataluña, es el que ha hecho a la presidenta de los andaluces querer marcar terreno. El mismo día que Sánchez se reunió por primera vez con su consejo para la reforma constitucional, Díaz avisó de que no permitirá que los cambios supongan la vuelta a una España “a dos velocidades”.

Y como ha hecho cada vez que ha surgido este asunto, la líder del PSOE de Andalucía subrayó que cualquier debate sobre la Constitución debe tener claras dos garantías “la unidad de España como algo irrenunciable y la igualdad de todos los ciudadanos”. En definitiva, Díaz quiere que el PSOE se atenga a lo que aprobó en la Declaración de Granada, en julio de 2013.

“Lo que tenemos que hacer es no salirnos de ahí”, remachó el viernes el número dos de la federación, Juan Cornejo. “Si no nos salimos de la Declaración de Granada no tiene que haber ningún problema”, insistió, pese a que el líder de los socialistas ha tratado de convencerles de que no hay lugar para dudas, porque ese documento es el que marca las líneas maestras de la reforma.

SÁNCHEZ LE HA DICHO QUE NO SE PREOCUPE: NO SE SALDRÁ DE GRANADA

“No se tiene que preocupar la presidenta de la Junta”, afirmó el pasado miércoles en una entrevista en el Canal 24H de TVE, en la que aseguró que, con su propuesta, no habrá “una España de dos velocidades”, sino de una velocidad y “a mayor velocidad”.

Sánchez insistió en que su reforma se va a ajustar a la ‘Declaración de Granada’, porque ahí está recogido “el planteamiento federal que tiene el PSOE” y no va a modificarlo.

En ese documento, que aprobó la dirección de Alfredo Pérez Rubalcaba con los ‘barones’ territoriales, el PSOE fija las líneas por las que quiere que pase la nueva estructura territorial de carácter federal.

La declaración aboga por el respeto a las identidades diferenciadas dentro de España, compatible con un compromiso colectivo con el proyecto común; la solidaridad para seguir reduciendo las desigualdades territoriales y la igualdad de derechos básicos de todos los ciudadanos.

“Sí a los legítimos hechos diferenciales, no a los privilegios o a las discriminaciones”, señala el texto, que habla de incorporar a la Carta Magna “los hechos diferenciales y las singularidades políticas, institucionales, territoriales y lingüísticas que son expresión” de la “diversidad” de España.

Además, defiende la necesidad de clarificar y delimitar competencias; sustituir el Senado por “una auténtica Cámara de representación territorial”; establecer un nuevo sistema de financiación autonómica justo y equitativo, y modificar el control constitucional de las reformas de los Estatutos de Autonomía, para que “no se repita el hecho de que el Tribunal Constitucional anule parcialmente un Estatuto que ya ha sido votado por los ciudadanos”.

REUNIÓN DE BARONES, YA PRESIDENTES

Al margen de esto, la reunión servirá para visualizar el cambio en el mapa autonómico que dieron lugar las elecciones del pasado 24 de mayo. Además de Díaz, a la cita acudirán ya como presidentes autonómicos otros cinco ‘barones’ –Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Ximo Puig (Comunidad Valenciana), Javier Lambán (Aragón) y Francina Armengol (Baleares)–, a la espera de ver si el presidente en funciones de Asturias, Javier Fernández, se mantiene en el cargo.

El PSOE quiere que su gestión en la administración autonómica y municipal se convierta en baluarte para las elecciones generales y por eso quiere que se empiece a visualizar ya el cambio. Sus grandes pilares serán la recuperación económica justa, el fortalecimiento de los servicios públicos y el “fin de los recortes en Educación, Sanidad y Dependencia”, así como la transparencia, la ejemplaridad en las instituciones y la mejora de la calidad democrática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *