Sábado, 23 Septiembre, 2017

            

Pedro Sánchez reivindica la bandera española al ser proclamado candidato a La Moncloa

El líder de los socialistas ha sorprendido a los presentes al hacerse flanquear en el escenario del Teatro Circo Price por una enorme bandera proyectada a su espalda, que en el momento central del acto ha sido sustituida por el lema 'El cambio que une', que estrenan este domingo los socialistas

Pedro Sánchez junto a Paco Cuenca, en su última visita a Granada | Foto: Archivo


image_print

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reivindicado este domingo la bandera española, de la que se ha hecho acompañar en el inicio y el fin de su primer discurso como candidato a la Presidencia del Gobierno, una intervención en la que se ha comprometido a trabajar para hacer “una alianza con lo mejor de España para hacer una España mejor”.

Según han explicado después fuentes de su entorno, la nueva escenografía ha sido una decisión personal del secretario general, que, de esta manera, ha buscado reforzar su perfil institucional y presidencialista y hacer gala del patriotismo como, ha dicho, lo entienden los socialistas, lejos del “patriotismo ideológico y caduco” del PP. Así ocurre en muchos otros países, han insistido estas fuentes.

QUIERE SER EL PRESIDENTE DE “TODOS” LOS ESPAÑOLES

Con esta imagen poco habitual en los actos del PSOE, en los que suelen abundar las banderas republicanas, Sánchez ha querido mostrar que quiere ser el presidente “de todos”, en contra a lo que considera que ha hecho el actual jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, gobernando para “una minoría” y dejando a la intemperie a la mayoría.

Él, ha dicho, quiere liderar “el cambio que une” y para el que se va a necesitar el esfuerzo de todos: “gobiernos e instituciones, trabajadores y emprendedores, empresas y economía social, científicos y universidades”. “Lo tenemos que hacer todos, lo tenemos que hacer juntos, y lo tenemos que hacer repartiendo con justicia los esfuerzos que hagamos entre todos”, ha recalcado.

Vestido con un traje oscuro y una corbata roja, Sánchez ha respondido con estas palabras y con estos mensajes no verbales también a los ataques del PP, que está insistiendo en que el PSOE se está “radicalizando”, al pactar con partidos “extremistas”.

Sánchez ha insistido en que quiere liderar un gobierno “desde la moderación, con alternativas valientes y constructivas”, que quiere basar su fuerza en la ejemplaridad y en la alternativa constructiva”.

SU FAMILIA, MUY PRESENTE

Éste ha sido uno de los mensajes centrales de su intervención, la primera como candidato a La Moncloa tras ser proclamado por el Comité Federal de su partido. Entre los 2.000 asistentes al acto han estado los ‘barones’ del partido, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, el exvicepresidente Alfonso Guerra y el ex secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba. Sólo ha faltado el expresidente Felipe González, que se encuentra en Brasil.

A todos se ha dirigido durante su discurso, en el que también ha tenido unas palabras especiales para su familia, a quien ha dado los gracias, nada más tomar la palabra. Ha mencionado a sus padres, que lo son también de sus “mejores valores”; a su hermano, su “primer compañero”; y sus hijas, también presentes en el teatro, y cuya “alegría” borra el “cansancio” cuando llega a casa cada noche.

Pero ha sido especialmente cariñoso con su mujer, Begoña Gómez. “No sólo por su comprensión, cuando la tarea que me he empeñado me aleja de su lado, no sólo por su paciencia, su sonrisa y su aliento, también por la fuerza que me da para seguir, gracias, Begoña”, le ha dicho, mientras ella, en primera fila, sentada junto al secretario de Organización, César Luena, aplaudía emocionada.

Su mujer, que se dio a conocer durante la carrera de Sánchez por la Secretaría General, ha subido al escenario una vez finalizado el discurso, mientras el auditorio aplaudía al candidato. Con un vestido rojo, se ha abrazado a su marido y ambos han saludado durante unos minutos.

EUSTAQUIO, INVITADO DE LUJO

Ningún dirigente ha acompañado al líder del partido en el escenario, aunque después los ha saludado cuando ha bajado. Entre los primeros en recibir el abrazo del candidato ha estado Eustaquio, el anciano de 93 años que se desplazó hasta la sede del partido en el Comité Federal, alertado después de haber escuchado en la radio que el PSOE iba a pactar con el PP.

Su tenacidad insistiendo en que quería hablar con el secretario general hizo a Sánchez abandonar la reunión durante unos minutos para garantizarle en persona que no pactaría con los ‘populares’. “Al PP, ni agua”, le advirtió Eustaquio, hoy invitado ‘VIP’ a la proclamación, donde se le ha visto muy emocionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *