Domingo, 19 Agosto, 2018

            

Pedro Sánchez, primer presidente del Gobierno de la democracia que promete su cargo sin crucifijo ni Biblia

Ha empezado a diseñar ya con sus colaboradores más próximos la estructura y composición de su Gabinete y se da un plazo de seis días para conformarlo

Pedro Sánchez ha prometido este sábado su cargo de presidente del Gobierno ante el Rey Felipe VI
EP


image_print

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha prometido este sábado su cargo de presidente del Gobierno ante el Rey Felipe VI, un ejemplar de la Constitución y, por primera vez en democracia, sin crucifijo ni Biblia. Poco después de las 11.00 horas, Sánchez ha pronunciado la fórmula de promesa posando su mano derecha junto a una Carta Magna abierta por el artículo 62, que establece las funciones del Rey, entre ellas la de nombrar al presidente del Gobierno.

Con la llegada de Felipe VI a la Jefatura del Estado, la Casa Real cambió el protocolo y permitió que los altos cargos prometan ante el Rey sin símbolos religiosos, conforme a la libertad religiosa recogida en la Constitución, pero Sánchez es el primer presidente del Gobierno que prescinde de ellos. Casualmente el acto se ha producido precisamente el día en que se cumplen cuatro años del anuncio de la abdicación de Juan Carlos I.

Sánchez ha prometido el cargo ante el ya expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, como notario mayor del Reino; el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas y los presidentes del Congreso y del Senado, Ana Pastor y Pío García Escudero.

Como es habitual, la ceremonia ha durado apenas cinco minutos. Sánchez, con traje oscuro y corbata color teja, ha esperado la llegada del Rey ocupando su sitio en un extremo del salón de audiencias. A su llegada, Felipe VI ha saludado con cordialidad a los representantes de los poderes del Estado, a Rajoy y al ministro de Justicia en funciones, antes de ocupar su sitio junto a la mesa.

Tras la lectura del real decreto de su nombramiento, que por primera vez recoge la elección de un presidente en una moción de censura, Sánchez se ha acercado a la mesa y ha pronunciado la fórmula de promesa: “Prometo por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de presidente del Gobierno, con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros”.

Después ha regresado a su sitio y ha sido el Rey quien se ha acercado hasta él para felicitarle; después lo han hecho todas las demás autoridades. En el acto también han estado presentes el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín; el secretario general, Domingo Martínez Palomo y el jefe del Cuarto Militar, almirante Juan Ruiz Casas.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.