Viernes, 24 Marzo, 2017

Pedro García Aguado, 'Hermano Mayor', critica el botellódromo de Granada

"Está claro que hay una doble moral y una hipocresía muy grande por parte de quien permite eso"

Foto: Cuatro


image_print

El ‘Hermano Mayor’ y terapeuta Pedro García Aguado ha criticado el botellódromo de Granada, zona destinada para que los jóvenes celebren botellones, en un programa de televisión después pasar la conocida Fiesta de la Primavera en la capital granadina que convoca a miles de personas hasta este recinto.

El ex waterpolista salió de su ‘caja’ en plena Fiesta de la Primavera de Granada, un acontecimiento que desde hace unos años se celebra con un macrobotellón que reúne a más de 20.000 personas en el recinto de 9.500 metros cuadrados que el Ayuntamiento de la ciudad inauguró en 2007.

Aunque ya había vivido esta experiencia, García Aguado nunca lo había hecho bajo la lluvia y ante tal aglomeración donde se encontró con jóvenes, algunos menores de edad, cargados de bolsas con botellas de alcohol y vasos de plástico, según ha informado el canal Cuatro de Mediaset España.

Durante el desarrollo del programa, los participantes en el evento le cuentan a García Aguado que cada uno de ellos se gasta “entre cinco y ocho euros en bebida”, que acuden al “único lugar de toda la ciudad en el que pueden beber en la calle” y que su única diversión consiste “en el consumo de alcohol” ya que en el botellódromo no hay puestos de comida ni música ni seguridad ni cuartos de baño.

A medida que pasan las horas, el ex deportista afirma sentirse cada vez “más inseguro” en el recinto y la “angustia” le obliga a abandonarlo declarando que, aunque normalmente “se para” con todo el mundo, en esta ocasión se dijo a sí mismo que si lo hacía “vienen todos detrás y aquí nadie atiende a razones”.

El que fuera ‘Hermano Mayor’ de jóvenes conflictivos ha asegurado que tiene “cercanía” con este colectivo pero se fue del botellódromo “con mal cuerpo” por “ver a aquellas chicos alcoholizados” algo que no le gustó según explicará en el programa.

La celebración del macrobotellón también tiene consecuencias en la vida del barrio donde el terapeuta habló con los vecinos y comerciantes de la zona, que tienen que contratar seguridad privada para vigilar sus portales y cerrar sus negocios e intentó mantener contacto con el Ayuntamiento, “algo que no resultó nada sencillo”

“Está claro que hay una doble moral y una hipocresía muy grande por parte de quien permite eso”, concluye el ‘Hermano Mayor’ de Cuatro.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Pedro te has topado con la casta blindada de Granada, PP, este es uno de los hechos por los cuales el Ayuntamiento demuestra su poco interés por el bienestar de los vecinos de Granada , y lo peor de todo es que todavía hay gente que los sigue votando. Por qué será?