Martes, 25 Julio, 2017

            

Pedro García Aguado, de 'Hermano mayor', explicará en Loja las claves para aprender a educar en familia

El Ayuntamiento de Loja impulsó esta conferencia dentro de las actividades de concienciación y prevención que se han ido articulando en la comisión local de seguimiento contra la violencia de género en la que están representadas las instituciones junto con los profesionales sanitarios y educativos de la comarca del Poniente



image_print

Pedro García Aguado, conocido por su trabajo como coach en el programa televisivo ‘Hermano mayor’, impartirá este viernes a las 17,00 horas en el centro cívico Adolfo Suárez de Loja (Granada) una charla-coloquio bajo el título ‘Aprender a educar. Evitar el mal comportamiento y el fracaso escolar’.

Es el nombre también del libro de la editorial Grijalbo que ha escrito con Francisco Castaño Mena, profesor de Educación Secundaria especializado en atención a jóvenes con problemas de desmotivación o trastornos conductuales y a sus familias, dentro de su proyecto aprenderaeducar.org de entrenamiento para familias.

El Ayuntamiento de Loja impulsó esta conferencia dentro de las actividades de concienciación y prevención que se han ido articulando en la comisión local de seguimiento contra la violencia de género en la que están representadas las instituciones junto con los profesionales sanitarios y educativos de la comarca del Poniente.

Para la diputada delegada de Igualdad de Oportunidades y Juventud, Leticia Moreno, “la gran repercusión que ha tenido el programa televisivo Hermano mayor en todos los colectivos” ha llevado a que estas charlas coloquios estén contando con el apoyo de las instituciones pues “creemos que el fracaso escolar y el comportamiento agresivo de nuestros jóvenes puede influir también en su comportamiento familiar y en pareja”.

Leticia Moreno ha presentado este miércoles este proyecto en rueda de prensa en la Diputación junto con el alcalde de Loja, Joaquín Camacho.

La diputada ha explicado que esta actividad con la que la Diputación colabora económicamente a través de su delegación de Juventud tendrá una “repercusión muy positiva” en aquellas familias de Loja, el Poniente y toda la provincia que puedan asistir.

“No podíamos echar la vista a otro lado y dejar pasar esta oportunidad”, ha añadido Moreno que ha animado también a acudir a los profesionales que trabajan con menores y jóvenes pues será una charla “en la que se pueden sacar valores que estamos dejando atrás en muchos casos en nuestra sociedad”.

Son 505 entradas las que permite el centro cívico Adolfo Suárez y la mayoría de ellas ya están agotadas, según los datos facilitados hoy por el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, que ha agradecido la colaboración de la Diputación que “estos años ha estado muy cerca de los pueblos” haciendo que “Granada sea provincia y que no sea un eslogan”.

En la misma línea política de “hechos, no palabras” ha encuadrado la idea de impulsar la charla de Pedro García Aguado desde la comisión local de seguimiento de la violencia de género en la que se siguen analizando los datos de esta lacra social pero además se considera “fundamental” implementar iniciativas de concienciación y prevención como las charlas en centros educativos.

“Los lojeños nos han escuchado en más de una ocasión hablar de la importancia que damos a la igualdad de oportunidades real entre hombres y mujeres” haciendo un “gran esfuerzo” para mantener y ampliar los servicios del centro de información a la mujer fundamental para la comarca o el centro de tratamiento de adicciones “a pesar de los recortes y ajustes de la Junta de Andalucía”, ha indicado Camacho en esta presentación informativa a la que ha asistido la teniente de alcalde delegada de Bienestar Social, Integración Social e Igualdad del Ayuntamiento de Loja, Matilde Ortiz.

Aprender a educar es un proyecto que trabaja con la prevención como el punto de inicio para tratar una serie de dificultades que afectan a los adolescentes y a las familias.

En esa línea, estos profesionales trabajan en ayudar a las familias y a sus hijos a prepararse para cuando, debido a la edad, las dificultades en la relación adquieren peso con la llegada de la adolescencia.

Si no son trabajadas con actitudes proactivas por parte de todos los miembros de la familia durante las primeras épocas de crianza, pueden llegar luego a convertirse en situaciones problemáticas.

Primero son tomadas como propias de la edad, pero sin una atención adecuada, en muchos casos, son difíciles de atajar.

Otro elemento esencial de esta propuesta es la detección a tiempo de las problemáticas básicas y clásicas de los adolescentes como pueden ser la falta de comunicación, el fracaso escolar, o su relación con las nuevas tecnologías.

Desde Aprender a educar se trabaja en la educación en valores positivos y sanos, que permitan al adolescente crecer en familia y con la familia.

Un proceso, el crecer, no exento de dificultades, pero que puede ser sobrellevado con la máxima dignidad y éxito si hay un trabajo antes y durante la adolescencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *