Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Pedro Fernández : “A veces falta que entre todos levantemos más la voz por Granada”

Entrevista con el vicepresidente de la Diputación Provincial de Granada, Pedro Fernández, en la que hace balance de los retos de la provincia y de algunas de las decisiones tomadas en estos cien días de gobierno presidido por José Entrena

Pedro Fernández en su despacho de la Diputación Provincial


image_print

Casí recién llegada de Ifema, participando en el Fruit Atraction, o promocionando sus atractivos en el World Travel Market de Londres, la Diputación, y por ende la provincia de Granada ‘ha hecho las maletas’ para promocionar su imagen a nivel nacional e internacional. Con varias infraestructuras clave por finalizarse, pero sobre todo con el empleo como objetivo primordial, muchos son los retos de la institución provincial en esta etapa socialista que apenas ha cumplido cien días. De todo ello da buena cuenta el vicepresidente de la Diputación y alcalde de Baza, Pedro Fernández, en esta entrevista concedida a Granada Digital.

Bueno, la primera pregunta se refiere a los datos del paro registrado que el Ministerio de Empleo acaba de publicar. Hay 1.127 parados más en la provincia de Granada…

Bueno, la valoración tiene que ser lógicamente negativa y de preocupación. Es un dato que nos tiene que poner a todos atrabajar más intensamente si cabe, para luchar, para poner sobre la mesa todos los medios disponibles y conseguir que la provincia de Granada no esté a la cola en la creación de empleo, con respecto al resto de Andalucía y sobre todo con respecto al resto de España, donde el porcentaje de desempleados es mayor que en la media nacional.

Ese es uno de los datos conocidos hoy, otro es que en el acumulado anual se han creado 2.743 empleos, siempre los datos tienen…

Sí, siempre los datos tienen una doble lectura. Ese dato puede ser positivo porque pone de manifiesto cual es la capacidad que puede tener la provincia de crear empleo. Pero el dato del paro real de número de personas desempleadas y que en este caso supera barrera las 100.000 personas, eso es un dato casi estructural ya que tenemos que tenerlo como prioridad absoluta. Me preocupa mucho más ese número. Y lógicamente la tendencia de todo el año nos muestra que es positivo y debemos procurar que sea más permanente en el tiempo en lugar de ser estacional.

Pedro-Fernandez-Diputacion-Granada-004

Le voy a citar declaraciones sobre empleo de dos de sus compañeros. En primer lugar del presidente José Entrena, cuando dice que en ese empleo creado hay mucha precariedad, que hay “subempleos”

Creo que el nivel de precariedad que hay en los contratos vigentes, y se ha puesto de manifiesto incluso a través de distintos sondeos y de la propia inspección de trabajo, mediante actuaciones que se han reforzado en algunas provincias que son más turísticas. Y lo que se ha visto es que tanto el tipo de contrato, la durabilidatanttd del mismo y las condiciones, fundamentalmente la retribución, hacen que estemos hablando de subcontratos, que están por debajo de los niveles mínimamente exigidos y del cumplimiento de la función de dignificación que ha de conllevar en una familia o en una persona, el ejercicio de su trabajo. Hay que luchar contra el desempleo pero también hay que luchar contra la precariedad laboral. En algunos sectores, algunos empresarios aprovechan la situación y pueden estar aplicando contratos que no se ajustan a la situación real, nada más que a la desesperación de muchas personas que, por tal de trabajar están dispuestos a acceder a cualquier tipo de contrato. Y nos corresponden a las administraciones públicas velar por que se cumplan los derechos y todas las obligaciones que competen a los empresarios.

“La Diputación tiene que ser una institución activa, dinámica, donde realmente estén los que tienen vocación municipalista”

El otro compañero que quería citarle es Juan José Martín Arcos, delegado territorial de Economía y Empleo a quien tuve la oportunidad de entrevistar, y me decía que las instituciones no crean el empleo, sino que propician esa creación en la iniciativa privada. ¿Cómo actúa la Diputación en este sentido?

Nosotros lo favorecemos fundamentalmente reconduciendo las inversiones que se llevan a cabo en la provincia, consiguiendo fondos para que pueda haber nivel de inversiones. Me refiero a fondos que provienen fundamentalmente de Europa, como los fondos Feder o fondos Feader u otro tipo de fondos, que nos permiten aplicar de forma específicas en los territorios y conllevan la creación de empleo directo, en el caso de las personas que han de cumplir esos servicios, como indirecto fomentando en el sector privado la creación de empleo.
Hay cuestiones que se están llevando a cabo, como es incluso la modificación de planes de obras y servicios de la Diputación, que el gobierno del Partido Popular modificó, de tal manera que todas las obras que tenían que ver con la acción de la Diputación, las contrataba la propia institución de forma centralizada. Nosotros volvemos a dar la potestad a través de esta modificación que está prácticamente acabada, a los ayuntamientos que así lo deseen, que así lo quieran, de poder llevar a cabo las contrataciones. Sin duda redunda en beneficio de la pequeña y mediana empresa que está afincada en el territorio, que tiene mayor oportunidad si es el municipio concreto el que hace la licitación, a si es la propia Diputación. Y también es verdad que tenemos que buscar todos los elementos posibles para que, sin que sea tal, se pueda conformar como un plan de empleo que nos permita también redistribuir a nivel provincial una serie de ayudas directas a los propios ayuntamientos para la contratación de personas para llevar a cabo las funciones que son competencia de estos ayuntamientos.

No sé si esta respuesta que me acaba de dar tendría que oírla Albert Rivera. Y se lo comento al hilo de unas declaraciones en las anuncia que en su propuesta política está la supresión de las Diputaciones, “esos cementerios de elefantes” de la política y la fusión de municipios ¿Por qué son necesarias las diputaciones?

Pues son necesarias las diputaciones por las mismas razones que apunta Albert Rivera cuando dice que habría que fusionar ayuntamientos. Al final la Diputación no deja de ser eso, una fusión de los ayuntamientos de un ámbito territorial concreto, en este caso provincial. Y precisamente en provincias como Granada en donde hay 171 municipios, el 80% de los cuales no supera los 5.000 habitantes, la dispersión geográfica que existe y el nivel de densidad tan bajo, pues sin más remedio, hace que esa idea de fusión de ayuntamientos que quizá sea más aplicable a zonas de conurbaciones o áreas metropolitanas, no sea adecuada la figura para este tipo de configuraciones de muchos municipios. Por lo tanto la Diputación cumple un papel básico y esencial si la Diputación se dirige bien y si se le da el papel que le corresponde. No puede ser el lugar donde se produzca esa situación que dice Albert Rivera de “cementerio de elefantes”, donde van a parar determinados cargos políticos, sino que tiene que ser una institución activa, dinámica, donde realmente los que tienen vocación municipalista, puedan aportar para que esos ayuntamientos más pequeños, que carecen de medios humanos y técnicos para llevar a cabo la prestación de los servicios públicos, puedan tener el respaldo, la coordinación y el trabajo de la Diputación que le encomienda la propia Constitución Española y las leyes que regulan el municipalismo. Garantizar la prestación de los servicios públicos de calidad en todos los rincones del territorio. Tiene que corregir desequilibrios y únicamente la Diputación, como un ente superior, tiene la capacidad con sus medios técnicos, humanos y de inversión, de conseguir esa cohesión territorial, que a la vez conlleva la cohesión social. Que no haya diferencias entre personas en la provincia, vivan donde vivan.

Hace poco José Entrena hacía el balance de 100 días, y pensando en estos muchos municipios de menos de 5.000 habitantes, ¿dónde se han detectado las mayores necesidades, qué comarcas necesitan de mayor apoyo por parte de la Diputación?

Bueno, verdaderamente, cada comarca tiene sus propias dificultades, pero es cierto que el mundo rural, donde hay menor densidad de población, mayor distancia entre municipios, que son la mayoría pequeños, es donde hace más falta la intervención para coordinar y garantizar una buena gestión de lo que tiene que ver con los servicios públicos: ciclo integral del agua, tratamiento de residuos sólidos, limpieza viaria, alumbrado público y regeneración urbana. Porque son municipios que tienen una tendencia a ir despoblándose poco a poco. Hay un nivel de concentración en las cabeceras de comarca pero son pueblos donde hay un nivel de envejecimiento por encima de la media de Andalucía. Sin duda estamos asistiendo a la aminoración de población y lo que pretendemos desde el PSOE es garantizar que haya un nivel de población mínimo y sobre todo dar la oportunidad a los jóvenes de que puedan quedarse.

Pedro-Fernandez-Diputacion-Granada-003

Sebastián Pérez en su salida advertía del ciclo integral del agua como cuestión que había que abordar de manera inaplazable, ¿cómo está trabajando la Diputación en este sentido?

El ciclo integral del agua tiene dos vertientes fundamentales. Una es la de garantizar la calidad en la prestación de un servicio básico a todos los habitantes de la provincia y un segundo aspecto que es la legalidad, sobre todo lo referido al tratamiento de aguas residuales. Se exige el cumplimiento de una serie de directrices que vienen desde Europa y que se regulan en la normativa específica. El presupuesto de 2016 va a recoger una partida importante precisamente para ahondar en cubrir las deficiencias que puedan existir en los municipios, vinculados al ciclo integral del agua.

¿De qué cantidad estaríamos hablando?

Bueno, ahora mismo no se sabe porque se están haciendo las estimaciones oportunas. Pero además de esas ayudas directas y de las ayudas de los planes de obras y servicios, que hacemos de forma confinanciada con los municipios, la Diputación tiene la vocación de ser la administración que coordine en los ámbitos concretos donde haya una relación de municipios importantes, para que se vayan subiendo a esa plataforma, ese consorcio, que posibilite la prestación de ese servicio y ganar en eficacia y eficiencia. De tal suerte que municipios más pequeños que tienen dificultades para que alguna empresa pueda llevar a cabo la prestación del servicio en las mejores condiciones, sea a través de Diputación como se pueda llevar a cabo a través de alguno de los organismos públicos, sea Granada Innova o cualquier otro. La idea es que el diagnóstico, la solución técnica, la redacción de los proyectos o el apoyo para la financiación o la búsqueda de financiación externa, las pueda llevar a cabo Diputación, que tiene medios materiales y humanos capaces de hacer esa gestión.

“El Partido Popular se había cargado literalmente la política del reciclaje”

Ha mencionado la palabra consorcio y relacionado con los residuos, me viene a la memoria la desaparición de Resur ¿Por qué era necesario Resur y qué crítica hace de su desaparición y si este nuevo sistema de tasas de basuras, cómo vendría a paliar esta ausencia en cuanto a la gestión?

El consorcio Resur era un consorcio que estaba perfectamente bien ideado, en el que todos los ayuntamientos estaban representados y por lo tanto tenían voz y voto. Dentro de ese organismo se trabajaba dentro de unos precios muy asequibles. Se hizo un nivel de inversión muy importante, no solamente las dos plantas de tratamiento, tanto la de Vélez como la de Alhendín, sino también las diversas plantas de transferencia que hay en las cabeceras de comarca.

El problema fue, es verdad, y todos somos conscientes, que quizá la gestión del cobro de los importes que tenían que pagar por el servicio no fue muy eficaz y llevó a que hubiera una situación de deuda muy importante que prácticamente hacía que el consorcio no pudiera mantenerse. Es verdad que se tenían que haber articulado otros mecanismos más rígidos y de mayor garantía para conseguir esas deudas pendientes. Pero bueno, a partir de ahí la decisión del Partido Popular fue unilateral, sin contar con los ayuntamientos, rompiendo el consorcio en contra del PSOE y de los ayuntamientos del PSOE allí representados. Y monta un servicio, el Servicio Provincial de Tratamiento de Residuos municipales, al que le da un contenido jurídico, unas atribuciones, como es la creación de una tasa provincial, la fijación del precio de esa tasa. Una ordenanza fiscal que aplica a todos los ayuntamientos, y todo en contra de lo que le estaba diciendo el PSOE, que le decía que ese no era el camino.

Finalmente se ha demostrado el absoluto desaguisado que ha generado con dos sentencias judiciales que ponen de manifiesto que estaba invadiendo competencias municipales. Paralelamente se incrementó de una forma muy importante el precio que se pagaba por la tasa de basuras, de tal manera que se había incrementado en una media de 11 a 12 euros por tonelada. A partir de ahí, en el gobierno del PSOE y en el plazo récord de un mes hemos conseguido reconducir la situación a la absoluta legalidad, aplicando las sentencias. Crear un servicio que se va a prestar con absoluta garantía en los municipios, darles la opción de que se adhieran a ese servicio, y a partir de ahí establecer un precio por tonelada para que cada ayuntamiento pueda elaborar, actualizar o crear su propia ordenanza fiscal, la que fija el precio de tratamiento que le va a repercutir a los ciudadanos. El Partido Popular se había cargado literalmente la política del reciclaje porque el valor catastral de la vivienda como indicador para fijar la tasa de basura, significa que uno va a pagar lo mismo, lleve más o menos residuos a las plantas correspondientes. Si ahora un municipio es capaz de reciclar el plástico, envases, vidrio, papel…siginifica que el número de toneladas que van a ir al vaso de vertido serán menores. Al año siguiente, al ser menor el número de toneladas, es menor lo que tiene que pagar y por lo tanto será menor lo que tiene que repercutir a los vecinos.

Me gustaría preguntarle ahora por infraestructuras, pero por aquellas que no son tan “mediáticas”, como el AVE, sino a la línea de alta tensión de 400 Kv o la subestación de Baza ¿qué desarrollarían estas dotaciones, por qué son urgentes?

Pues esto, para que me entiendas, es como una autopista, una vía de alta capacidad, pero llevado al sector eléctrico. Estamos en una zona, al noreste de la provincia, que se da la mano con la cuenca del Almanzora y parte también de Jaén, que tiene un déficit muy importante de infraestructuras. Hay un gran vacío en un territorio muy amplio, un vasto territorio muy propicia para la implantación de energías renovables. Hasta el punto de que había en torno a unos catorce proyectos, fundamentalmente eólica, que tenían toda la tramitación administrativa, incluso los trámites ambientales aprobados, para implantarse en Baza y comarcas vecinas. Estamos hablando de una inversión en total, cercana a los 500 millones de euros. Estamos hablando incluso de que ayuntamientos como el de Baza, anualmente ingresen en torno a 4 o 5 millones de euros anuales por el concepto de Impuesto de Actividades Económicas. Y sobre todo estamos hablando de la creación de muchos puestos de trabajo. Se hablaba de 300 puestos directos más otros indirectos.

Lo que determina el que un empresa se instale en un territorio es el coste que le supone evacuar la electricidad que genere hasta la red pública. Si hay una subestación de 400 Kv, siginifica que toda la comarca, todos esos parques previstos pueden, con una inversión mínima de trazado, evacuar la electricidad a través de esa subestación. Ahora los proyectos les exigen unos trazados de hasta 90 km hasta donde deben de evacuar. Por lo tanto hacía muy atractivo a los recortes que ha hecho el PP con respecto a las primas que se les subvencionaba en estas empresas, bueno, a partir de ahí, es la primera dificultad, pero la subestación de 400 Kv, -prevista en el Plan 2008-2016 del PSOE, como prioritaria- ha determinado que se caigan prácticamente todos esos proyectos . Con lo cual tenemos que una gran comarca con un gran potencial en energía alternativa, se quede en tierra.

Pero es que además significa otra cosa más importante. El refuerzo absoluto de la red en la provincia de Granada y parte de Almería para mantener un buen nivel de flujo eléctrico. Y sobre todo, ahora nos dicen desde el Ministerio que se está haciendo el estudio de viabilidad de la vía férrea desde Lorca hasta Baza y Guadix. El estudio de un tren de altas prestaciones, que sería mixto, con pasajeros y mercancías, exige un buen flujo eléctrico. Sin esa red de 400 Kv, prácticamente, lo hace inviable. Por lo tanto entendemos que es otro varapalo.
Y finalmente los grandes proyectos, las empresas importantes que tienen que mantener un flujo permanente, exige que haya una buena infraestructura de electricidad. Por eso nos parece una tomadura de pelo que el Gobierno de España lo haya dejado fuera y haya creado, por primera vez en la historia, un anexo de actuaciones para llevar a cabo después de 2020. En ese año se acaba un plan en el que la UE apoya las energías renovables, que pretende sea un 20% del total. Por lo tanto estamos al margen de cualquier posibilidad de financiación.

“Nos parece una tomadura de pelo que el Gobierno de España haya dejado fuera la línea de 400 Kv de Baza-Caparacena”

Nos vamos a la costa ahora. Se ha inaugurado hace poco el último tramo de la A-7, con la repercusión en el transporte de mercancías que eso tendrá, y sin embargo, el otro día Cayo Lara apuntaba a un problema “clarísimo” del Puerto de Motril, refiriéndose a su conexión ferroviaria. ¿Qué diagnostico hace respecto de eso y de las conducciones de Rules? ¿qué déficit hay en la costa a su juicio?

Por orden, para mí las conducciones de Rules son para mí absolutamente prioritarias. Y lo son porque significa que en el momento en que haya para esos regantes de forma reglada, constante y permanente en el tiempo, el agua suficiente para sus cultivos, estamos hablando de riqueza, de producción, de producto interior bruto, de generación de empleo. Por lo tanto, lo inmediato es darle la posibilidad a todos aquellos agricultores de la costa y de la zona de Río Verde, de poder trabajar con un nivel de competitividad como el que se exige hoy en Europa. Y teniendo como tenemos la presa de Rules ahí, con un agua embalsada, que es más que suficiente para dar riego a estos cultivos y los que podrían posibilitarse, sin duda es un tiempo perdido. Necesitamos que el Gobierno de España, porque al final no neguemos que es su competencia, acometa ese proyecto. Es un proyecto prioritario, absolutamente.

El tema del ferrocarril exige un estudio concienzudo de verdad que determine la viabilidad, el coste y la voluntad de llevarlo a cabo. Siempre asistimos a segundas versiones que si hay una dificultad técnica, que si la pendiente que hay desde Granada hasta el Puerto hace que la velocidad no pueda mantenerse, que el nivel de curvaturas que hay…son cuestiones técnicas. Tendría que haber un estudio real, serio, sobre el terreno y hecho por los mejores expertos en la materia, para decir claramente la viabilidad y el coste que tuviera. Y a partir de ahí una decisión política. Ya nadie tendría motivos para escabullirse, es una decisión política para hacer algo necesario. Comunicar el Puerto de Motril y toda la costa con Granada y la línea de AVE, sería un avance desde el punto de vista de progreso en infraestructuras y en generaicón de empleo y comunicacio´n entre dos elementos tan importantes como es el Puerto, el propio aeropuerto y toda la red de carreteras y ferrocarriles de Granada.

“El aeropuerto de Granada tiene que crecer irremediablemente”

 Hablamos de déficit de infraestructuras, sobre todo en Granada capital, y resulta que la provincia está ahora mismo presente en Londres, en el World Travel Market, donde está el diputado de turismo, ¿qué sería de Granada si estuviéramos bien comunicados?

Bueno, el aeropuerto, es fundamental porque es el medio de transporte que mayor número de pasajeros puede mover en el sector turístico. Po lo tanto, todo lo que sea ampliar las líneas, la propia infraestructura del aeropuerto, sería fundamental. Cuando uno va a cualquier ciudad o comunidad autónoma donde el turismo es el principal elemento de riqueza, existe un aeropuerto con unas dimensiones tremendas y un tráfico impresionante. El aeropuerto pone de manifiesto que es un pulsómetro para dimensionar el número de visitas turísticas que se producen, vinculadas al número de empleos y riqueza que se crea. Por tanto el aeropuerto de Granada tiene que crecer irremediablemente, todas las instituciones tienen que poner el máximo esfuerzo e inteligencia para propiciarlo, porque Granada es una ciudad con el elemento patrimonial más visitado a nivel mundial, como es la Alhambra, pero hay otros elementos alrededor, que permitirían incrementar el número de visitantes.
No podemos estar en el AVE en esa discusión absurda. Un AVE es un AVE y tiene una definición y unas características. Pero además las tiene porque lo hay en otros territorios. Si usted va hasta Murcia, desde Murcia hasta arriba hay una configuración de AVE, con una plataforma de cuatro vías, la mayoría de ellas, y de repente cuando se inicia el trámite en Andalucía para entrar en Almería, se reduce a dos vías. Eso ¿por qué?, que alguien me explique, qué razón hay para eso. Y a partir de ahí si nos venimos a la parte de Granada, se sigue reduciendo todavía más.

¿Por qué cree usted que existe ese ‘maltrato’ en cuanto a infraestructuras en Granada?

Pues no lo sé, yo creo que quizás a veces falta que entre todos levantemos más la voz. Y seamos capaces de poner sobre la mesa que las necesidades son reales, en lugar de ponernos a discutir entre nosotros y que hubiera mayor unidad de acción por parte de todos los grupos políticos, con independencia de los colores. Porque al final les corresponde gobernar a unos o les corresponde gobernar a otros en función de cada momento, y creo que hay cosas que tienen que ir de la mano. Entonces esa comisión de seguimiento, esa comisión mixta para el tema del aeropuerto, pues me parece que es un buen órgano de debate en el que se consensúa. Y uno mira más que con las siglas políticas, con los intereses de la provincia de Granda. Si eso fuera así, yo estoy convencido de que la presión de unos y la presión de otros, por supuesto el sector privado, nos llevaría a mayor niveles de infraestructuras con la calidad que se exige, que no es ni más ni menos que la del resto de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *