Martes, 17 Octubre, 2017

            

Pedraz finaliza la investigación y eleva la causa a la Sala de lo Penal para que los juzgue



image_print

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha finalizado la investigación contra los dos presuntos piratas detenidos tras el secuestro del atunero “Alakrana” y elevó la causa a la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal para que sean juzgados por 36 delitos de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas, informaron hoy fuentes jurídicas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 dictó hoy un auto de conclusión del sumario contra Cabdullahi Cabduwily, alias “Abdu Willy”, y Raageggesey Hassan Aji, alias “Raageggesey Hassan Aji”, tras tomarles declaración indagatoria y comunicarles su procesamiento.

Tanto “Abdu Willy”, que vestía una sudadera de la selección española de fútbol, como su compañero somalí acudieron a la Audiencia Nacional acompañados de sus respectivos abogados y de una traductora de somalí, y permanecieron en el despacho de Pedraz durante apenas unos diez minutos.

IDENTIFICAR A OTROS PIRATAS

No obstante, el magistrado únicamente ha remitido a la Sala de lo Penal el testimonio referido a los dos presuntos corsarios, por lo que mantendrá abierta una causa principal en el marco de la cual podría pedir la declaración de los marineros secuestrados, una vez que sean liberados.

Fuentes jurídicas explicaron que la comparecencia de los marineros secuestrados es una de las diligencias imprescindibles en la causa y que éstos incluso podrían testificar durante el juicio si así lo ordena el tribunal, a instancia de alguna de las partes (Fiscalía y defensas).

En el caso de que la Sección Cuarta, presidida por la magistrada Angela Murillo, no les llame a declarar durante la vista oral, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 se desplazaría al País Vasco y Galicia para tomarles declaración en calidad de testigos.

En su auto, Pedraz explica que el objetivo de la investigación que mantendrá abierta es “la averiguación y el esclarecimiento de los hechos respecto de otros partícipes aún no identificados”. Además, justifica la finalización de la investigación argumentando que se han practicado “todas las diligencias de investigación necesarias, incluidas las solicitadas por sus abogados defensores”, para “el esclarecimiento y comprobación de los hechos”.

A partir de este momento, el tribunal dictará la apertura de juicio oral y las partes tendrán un plazo de diez días a partir de ese momento para presentar sus escritos de acusación y defensa, trámite previo al señalamiento de la vista.

OFICIO A DEFENSA

Además, Pedraz ha remitido un oficio al Estado Mayor de la Defensa (EMAD) para que aclare si “Abdu Willy” y el otro supuesto corsario “fueron trasladados” a un barco francés antes de ser trasladados a España, al entender el abogado del primero, Javier Díaz Aparicio, que esta maniobra podría convertir su detención en “ilegal”.

Los dos somalíes –Cabdullahi Cabduwily, alias “Abdu Willy”, y Raageggesey Hassan Aji, alias “Raageggesey Hassan Aji”– están acusados de 36 delitos de detención ilegal, que conllevarían penas de entre seis y diez años de prisión; y uno de robo con violencia y uso de armas, castigado con entre tres y medio y cinco años de cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *