Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Pastor cifra en casi 190 millones la inversión en el tramo Puntalón-Carchuna (A-7) y el acceso al puerto

Nueva visita de la titular de Fomento a la provincia de Granada, donde el 2015 será una fecha importante en materia de infraestructuras

E.P


image_print

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asistido este sábado a la puesta en servicio del tramo Puntalón-Carchuna de la A-7, que supone una alternativa para evitar las travesías de Torrenueva y Carchuna, así como de la GR-16 de acceso Este al Puerto de Motril (Granada), una obra que en su conjunto ha supuesto una inversión de casi 190 millones de euros.

Durante su visita a este tramo de la A-7 a su paso por la costa granadina, Pastor ha mostrado su compromiso de “continuar con esta importante infraestructura”, que a su entender es un reflejo de que, en estos momentos “difíciles”, “hay que seguir haciendo obra pública pero con cabeza”, esto es, “priorizando” lo que es necesario, como a su entender ocurre con esta autovía.

Así, ha recordado que en los próximos meses, entre junio y julio, se abrirán dos nuevos tramos, entre los que se encuentran el Taramay-Lobres, y que otra parte de esta “compleja infraestructura” se pondrá en servicio a final de año, mientras que el resto quedará listo para 2015, cumpliendo así “el compromiso adquirido” con los ciudadanos por su departamento.

De la apertura del tramo Puntalón-Carchuna, de 6,1 kilómetros, se beneficiarán los 15.300 vehículos que de media circulan diariamente por la carretera N-340 a la altura de Torrenueva, con puntas superiores en los meses estivales, de los que 1.840 son pesados.

El presupuesto en la obra en este tramo arroja una inversión de 167,16 millones de euros, mientras que los trabajos de la GR-16 de acceso al puerto de Motril han supuesto otros 22,7 millones adicionales.

La nueva autovía discurre por un terreno accidentado y geotécnicamente complicado, lo que ha requerido la ejecución de importantes trabajos de ingeniería. Destacan especialmente dos túneles que están equipados con instalaciones de ventilación, iluminación, control y extinción de incendios, vigilancia y otros equipos de seguridad.

Se trata del túnel de Carchuna, con una longitud de 540 metros en el tubo de la calzada derecha y de 550 en la izquierda, y del túnel de La Fuentecilla, de unos 600 metros de longitud en cada calzada.

También ha sido necesario la construcción de un viaducto de 59 metros de longitud que ha sido construido sobre la rambla de Puntalón y otro de 23 metros sobre la Rambla de Villanueva.

Además, se han construido dos pasos superiores y 10 inferiores, tanto para constituir los enlaces a distinto nivel como para asegurar la continuidad de los caminos y carreteras interceptados por la traza, como el camino de la Cantera o la carretera de Motril a Lújar. Asimismo, numerosas obras de drenaje permiten el paso de las aguas en la vaguadas atravesadas.

Por su parte, en el acceso Este Puerto de Motril se pueden distinguir el enlace de la A-7 de Motril-Puerto de Motril y la carretera N-340, así como el subtramo que discurre entre la citada carretera y el Puerto motrileño.

Además del enlace de Motril con la A-7, se han construido dos enlaces más, el de Puntalón, con la carretera GR-5209, y el enlace con la carretera N-340 al final del tramo de doble calzada.

En cuanto a obras singulares, en este tramo destaca la construcción de un viaducto doble de 126 metros para salvar la N-340, además de cuatro pasos inferiores y dos pasos superiores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *