Sábado, 21 enero, 2017

¿Padezco sensibilidad al gluten?

Mientras que las personas que tienen realmente alergias alimentarias necesitan generalmente eliminar el alimento causante de su dieta, las personas que sufren una intolerancia al gluten pueden consumir pequeñas cantidades del alimento o del componente alimenticio

Agencia


image_print

La enfermedad celíaca se asocia con una intolerancia permanente al gluten y una dieta libre de este complejo proteínico es la principal actuación para frenar sus posibles consecuencias dañinas sobre la salud. Sin embargo, la sensibilidad al gluten no celíaca ha emergido como un nuevo síndrome clínico que afecta, según la Unión Europea de Gastroenterología (UEG), a millones de personas en toda Europa.

Según señala la UEG, las primeras referencias sobre el síndrome de sensibilidad al gluten no celíaca (NCGS, según sus siglas en inglés) datan de finales de 1980, aunque sólo en los últimos años ha despertado un interés científico tras constatar la sensibilidad al gluten de algunos individuos que no presentan signos clínicos, histológicos ni serológicos de enfermedad celíaca. No obstante, a pesar de los esfuerzos realizados para definir el NCGS, los síntomas típicos de esta dolencia son similares a los de la celiaquía, lo que dificulta su identificación en la práctica médica.

En una información divulgada por la UEG, Chris Mulder, miembro de la entidad y presidente de la Asociación Holandesa de Gastroenterologíaexplica que los centros de investigación celíacaestán realizando esfuerzos para definir este síndrome.

“En este momento, sólo podemos identificar el síndrome en pacientes con síntomas intestinales y otros típicos de la celiaquía que han respondido positivamente a la dieta sin gluten, una vez descartada la enfermedad celíaca con las pruebas diagnósticas adecuadas. Necesitamos criterios más precisos para incorporar el NCGS a la práctica médica”, añade Mulder.

El experto concluye que “en el caso del NCGS, simplemente no tenemos suficientes conocimientos como para recomendar un enfoque de tratamiento específico, incluido el de la dieta sin gluten”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *