Viernes, 28 Julio, 2017

            

Pablo Pin: “Entrenar a este equipo es lo máximo, es mi club y mi ciudad”

El preparador granadino comentó en esta charla con Granada Digital que el nuevo proyecto es "un reto para todos, directiva, cuerpo técnico, afición, empresas y dirigentes " y se refirió sobre la necesidad imperiosa de jugar en el Palacio de los Deportes

Pablo Pin en la redacción de Granada Digitial | Foto: Carlos Gil


image_print

Un técnico joven de 32 años lleva las riendas del Coviran Granada. El cuadro rojiverde ha conseguido de forma brillante el ascenso a la Liga LEB Plata hace escasas fechas, tras dos temporadas en la Liga EBA.

Pablo Pin Tamayo desempeña y compagina las funciones de entrenador del primer equipo con las de Director Técnico de la Fundación y Director de Cantera del club Fundación Club Baloncesto Granada.

Granada Digital tuvo una amena charla con Pablo, donde nos habló del balance del curso, lo que supone afrontar una categoría superior y las pretensiones para la liga 15-16.

Pregunta (P).- ¿Cómo se estructura el diseño de pretemporada en el segundo año en Liga EBA?

Respuesta (R).- Lo primero que hicimos fue hacer una evaluación de la temporada anterior, vimos lo que nos hacía más falta para fortalecer los puntos débiles nuestros. Uno de ellos era el juego interior, la altura, el peso para poder rebotear, muy importante para nosotros. Intentamos compensar esa debilidad. La llegada de Jesús Fernández fue una noticia buena, por el tipo de jugador que es y nos ayudaba mucho en complementar lo que teníamos y crecer físicamente.

El año pasado tuvimos un buen equipo que trabajo mucho y queríamos seguir mejorándolo. El propósito era comenzar muy fuertes, al estar los rivales menos rodados y en la primera parte de la temporada ganamos con holgura a rivales directos como Melilla y Córdoba que nos hizo tener ventaja en el basket-average. Empezar fuerte la liga para conseguir victorias para situarnos arriba en la clasificación.

P.- ¿Cómo es la gestión de un vestuario amateur y a la vez amante del baloncesto?

R.- Con el vestuario que hay tenemos suerte. La plantilla es amateur con mentalidad profesional en algunas cosas, como entrenar, se cuidan, les gusta ir al gimnasio, no ponen problemas para hacer un día extra o un entrenamiento voluntario, demostrando que es un grupo trabajador.

Todos se llevan muy bien, son como una familia. Al final han encajado muy bien las piezas. Los veteranos como Nacho Ordín, Jesús Fernández, Nacho Pin, Miki Almazán, Pablo García con gente muy joven como Didi con 20 años o Javi Hernández. Así que para mí ha sido sencillo, ellos mismos hablaban e iban aconsejando a los jóvenes, ayudando a que mejoren. En ese sentido la gestión del grupo ha sido fácil. Hubo momentos que teníamos que convencerlos de que se podía conseguir algo bonito. El curso se hace largo, con entrenamientos de 22.00 a 24.00 horas. Ellos mismos cada dos semanas viendo el ambiente en el pabellón se iban creyendo que podíamos conseguir algo.

P.- ¿Qué aspectos destacaría en la competición del grupo D y si hubo algún punto de inflexión?

R.- El aspecto más importante es el ascenso de los tres equipos andaluces, por primera vez en la competición. Esto nos indica la fuerza que ha tenido el grupo D. Hemos quedado por encima de equipos como Melilla, Córdoba o Plasencia, con presupuestos cuatro o cinco veces superior a Granada y con jugadores extranjeros en sus filas.

El equipo ha sido muy regular a lo largo de la temporada, metiéndose en puestos de play offs, no abandonándolo nunca. Si es cierto, que pasamos una fase complicada por cuestiones antideportivas, con algunos jugadores que podían ser sancionados por lo ocurrido ante Melilla. El equipo se despistó y se desconcentro de lo que queríamos y del trabajo semanal. Un par de derrotas muy dolorosas, pero nos sentamos para hablar como grupo y nos volvimos a poner las pilas, sacando la situación hacia delante.

P.- Un americano de Villena como MVP de la competición, muy bien secundado. ¿Cree que la plantilla estaba compensada?

R.- La plantilla estaba compensada porque todos aportaban y es lo importante para mí como entrenador. Jesús Fernández ha demostrado estar por encima del nivel de la liga. Los números así lo demuestran tanto en la liga regular como en las fases de ascenso de todos los grupos, siendo el jugador más valorado en todas ellas. El resto de componentes ha tenido una aportación muy igualada en minutos de juego, puntos y rebotes. En la Fase de Ascenso hemos dejado a todos los equipos por debajo de 80 puntos. El que más nos anotó fue Albacete con 76 y tras una prórroga. Este hecho es trabajo de todo el equipo, hemos sido básicamente un bloque. Después tenemos integrantes que tienen un talento superior, aunque siempre destaco el equipo.

Pablo-Pin-4

P.- Jornada 25 de competición, un dos de mayo, llega Plasencia al Veleta

R.- Era un partido que si ganábamos ya estábamos dentro del play off, se creó mucha expectación y en algún momento nos pesó un poco. Una de mis premisas, al principio de temporada, era mantener la cabeza fría y alejar a los jugadores de esa idea de euforia. Nos pasó también en Albacete, donde se ganó el primer partido fácil y parecía que se iba a ascender “con la gorra”. Al final somos lo que somos y tenemos que ser humildes, un equipo amateur. Plasencia hizo un partido por encima de sus posibilidades, contra nosotros se motivan mucho y dan su mejor versión. Al terminar ese choque y al entrar al vestuario, alguien comentó: “el lunes a entrenar duro y a ganar de 30 en el último en Andújar”, como así fue, tras una semana muy buena de trabajo.

P.- Terceros en la Fase Regular. Fase de Ascenso en Albacete. Y dos semanas de preparación entre ambas. ¿Cómo lo plantea el cuerpo técnico?

R.- Lo primero que hicimos, sin que lo supieran los jugadores, fue analizar los posibles rivales ya con anterioridad al choque con Plasencia en casa. Nos planteamos estudiar la defensa de los otros equipos, para después ajustar nuestro propio ataque y hacerles daño.

Seguimos el ritmo de entrenamientos para mejorar bloqueos, algunos tipos de pase y lo que ya teníamos, limpiarlo en ciertos detalles, que te hacen ganar los partidos igualados en una Fase de Ascenso. Para luego plantear el fin de semana libre, con sus familias e hicieran su vida normal para desconectar un poco de baloncesto. Había sido una temporada muy exigente, sobre todo a nivel psicológico. Desde el principio todo el mundo nos había puesto el cartel de favoritos. La segunda semana de preparación entrenamos repasando ideas del rival, viajamos y entrenamos en tierras albaceteñas.

P.- Tres partidos en tres días. Algo inusual en lo vivido anteriormente.

R.- Y muy duros esos partidos. El domingo ya se notó y estábamos cansados. Los bloques de entrenamientos los hacemos con dos sesiones seguidas y descansamos uno. Para el equipo era una situación totalmente nueva. Por eso la idea del cuerpo técnico desde la pretemporada fue tener doce jugadores.

Para conseguir el ascenso afrontando esos tres choques en tres días requieren de una exigencia física y psicológica muy alta y necesitábamos de esas doce piezas. Ese estilo de juego de que todos aporten, dentro de nuestras limitaciones físicas. Se pudo llegar lo más frescos posibles al partido donde nos la jugábamos en ese domingo.

Si no puedes ver el vídeo pincha aquí.


P.- Una anécdota vivida estos días con el ascenso a LEB Plata.

R. –Hay una que la comentamos todo el cuerpo técnico y nos reímos mucho. Los jugadores han tenido un comportamiento totalmente profesional. Entrenamiento por las mañanas, videos posteriores, muy concentrados, todo bien estructurado con el fisioterapeuta y después de ganarle a Albacete en la segunda jornada, el grupo estaba exhausto sobre todo a nivel psicológico. Al llegar a la cena a las 12 de la noche y tras servirnos el segundo plato, se acercó mi hermano Nacho, que tiene 40 años y es mi hermano mayor, preguntándome si se podían tomar una cerveza. Al quedarme muy parado, me dijo bueno o una coca cola, ya que era todo muy sano con agua y fruta. Lo pensé en un instante y dije porque no, somos personas normales y tomarse una no pasa nada, que no había problema. Cuando llegó al grupo, no se lo creían y volvían a preguntar “¿de verdad nos dejas?” Incluso mi ayudante me comento “hay que ver tu hermano mayor pidiéndote permiso” y nos pusimos a reír por la situación un tanto especial.

Los chicos saben diferenciar cuando estamos en el equipo trabajando y cuando se está en la calle. Algunos son íntimos amigos míos desde pequeños. Ese hecho sirvió para salir de la rutina y al menos durante una hora dejar de pensar en el partido del día siguiente, que para la cabeza viene muy bien.

P.- Con la consecución del ascenso. ¿Una papeleta para la directiva, para las instituciones que gobiernan Granada y para el propio cuerpo técnico?

R.- Después de terminar el último partido y celebrarlo, lo estuvimos hablando que ahora era un reto nuevo para todos. Para la directiva, aunque llevan un tiempo trabajando en esto, quieren demostrarle a la gente que merece la pena implicarse con el club. Para la afición, si la gente quiere realmente baloncesto que se abonen y vayan al campo. Las instituciones y las empresas por supuesto. Ahora es el momento de ayudarnos más que nunca. El cuerpo técnico y yo personalmente estoy muy motivado. El reto de entrenar en mi casa, en mi club donde empecé con doce años y llevarlo lo más arriba posible, en eso hay que seguir trabajando.

P.- La familia Pin Tamayo, amor por el deporte y en especial por el baloncesto.

R.- Para ellos ha sido una alegría muy grande. Por las dos partes han estado vinculados al baloncesto. Incluso el domingo hubo familiares que se cogieron el coche para subir a Albacete y apoyarnos. Hasta 25 componentes de los Tamayo son socios del club. Una familia que les gusta el deporte y lo seguirán apoyando.

P.- Un mensaje para el aficionado rojiverde y al amante del baloncesto en general.

R.- Sobre todo agradecerles el apoyo que han tenido, incluso en momentos malos de la temporada, en el pasillo de salida a vestuarios, nos dejaban mensajes de ánimo, con banderas, con fotos, con cosas que había realizado la propia afición. Este fin de semana en Albacete ha sido espectacular con toda la grada superior repleta de gente de Granada.
Al aficionado en general al baloncesto, le animo a que se venga a ver a su equipo, deben sentirlo como propio y vean el corazón que le ponen estos jugadores, porque lo sienten y eso se transmite, incluso desde los entrenadores y la directiva. Si se acuerdan de cuando antes iban al Palacio, que se unan de nuevo al proyecto.

Este mérito es de todos, jugadores, cuerpo técnico, directiva y de cada persona que ha sentido esto como suyo, de cada jugador de la cantera, de cada padre de esos niños.

P.- Por tu implicación con el club, seguro que ya tiene cosas en la cabeza para la temporada venidera.

R.- Está claro que aún es pronto, pero si es cierto que por nuestra forma de ser, queremos superarnos. El lunes descansamos, pero el martes estuvimos pensando cosas y como hacer el equipo. Algunos ya han comentado que van a dejar de jugar a este nivel y ver quienes queremos mantener en la plantilla. Todos se han ganado el derecho de demostrar que pueden competir en LEB Plata.

No nos podemos olvidar que hay cosas importantes además del dinero o tener un presupuesto muy alto y poder fichar grandes jugadores. En el pasado fue uno de los grandes errores, olvidarse de la gente que realmente quería el club y nos fuimos a por gente que quizás no le tenía tanto cariño. Me refiero a jugadores y también alguna gente de la directiva del pasado. Estamos pensado que piezas nos pueden encajar en el sentimiento del equipo y del club.

P.- Un adelanto de planes futuros.

R.- La primera idea es convencer a Jesús Fernández y a Nacho Ordín. El resto hay que verlo y aún no lo sabemos. Lo principal es que las empresas y las instituciones vean que nosotros les aportamos valor por todo lo que movemos. No solo está el primer equipo, sino que hay 500 niños jugando al baloncesto y sus familias detrás. La educación a través del deporte y la promoción del mismo.

P.- ¿Qué diferencias se pueden encontrar al jugar en otra categoría superior?

R.- Para nosotros es muy importante jugar en el Palacio de los Deportes. Estamos encantados con la instalación del Veleta porque es muy especial, aunque tiene sus limitaciones de aforo. Otro punto a tener en cuenta es a nivel económico. Esta liga ya es más cara por los desplazamientos por toda España, al menos han subido otros dos andaluces que están más próximos. Centrándonos en el nivel baloncestístico y físico, éste ya es muy alto, todos los equipos tienen americanos, con pivots grandes. Una categoría más profesional a todos los niveles y necesitamos que todo el mundo haga un esfuerzo.

P.- ¿Qué objetivo se trazan para la temporada 2015-2016?

R.- Lo marcará el presupuesto que tengamos. Aunque con independencia de este factor, no podemos perder la cabeza y pensar que vamos a llegar a la LEB Plata arrasando y pasando a todos los rivales por encima. Todos los equipos entrenan bien y están bien formados, lo que supone una categoría muy dura. No me gusta hablar de posiciones en la clasificación. Lo que si espero, que una vez este hecho el bloque, todos estén con la convicción de trabajar cada día y tengan la mentalidad de mejorar y superarse.

P.- ¿Se puede mantener un equipo de fútbol en Primera División y otro en baloncesto en ACB en un futuro?

R.- Creo que sí, haciendo las cosas bien. En su momento lo perdimos por seguir los pasos erróneamente en el baloncesto. En el fútbol, el crecimiento ha sido muy rápido desde Segunda División B hasta Primera. Me parece pobre decir que nuestro deporte desapareció porque el fútbol ascendió. Hay que ser responsables, aunque en ciertos ámbitos profesionales tienden a quitársela.

El baloncesto desapareció porque hubo gente “profesional” que no tuvo ningún cariño y no le hizo ningún caso, despreocupándose. Es mi opinión y lo digo claramente sin problemas. Se puede mantener siendo humildes, planificando muy bien las cosas y trabajando mucho en los detalles. Hay que tenerlo todo muy bien atado, como creo que se está realizando hasta ahora y se ve el crecimiento. En tres años hemos pasado de jugar en Nacional, por ejemplo en Almería con quince personas en la grada a irnos a una Fase de Ascenso a Albacete y que haya mucha gente de Granada en el pabellón.

El fútbol claro que influye porque se lleva muchos patrocinadores y es normal por la afición que tiene detrás en Primera División. En el baloncesto las cosas se hicieron mal, hay que ser responsables y tener esa mentalidad de ahora. Algunos directivos ya vivieron la desaparición del club desde dentro y lo pasaron mal, porque al final es su vida y su trabajo. Ahora lo tienen muy claro y por eso no están cometiendo los mismos errores, haciendo las cosas muy tranquilas y muy bien.

P.- ¿Se están creando las bases entonces para que el club vaya hacia arriba, incluso a la ACB?

R.- El camino es muy complicado, construir algo requiere de una estructura mejorada. No es cuestión de mejorar solo el equipo. Los jugadores no es lo único para estar arriba. Lo esencial es tener una buena estructura de club, de afición y se están poniendo los cimientos para seguir creciendo. Hasta donde, no lo sabemos, depende del apoyo económico que tengamos y ver lo que realmente quiere la afición.

La gente que está en el Fundación CB Granada nos conocemos de toda la vida y nuestra ambición es esa. Para mi entrenar a este equipo es lo máximo, es mi club y mi ciudad. Ahora mismo no podría pensar en entrenar en otro lugar mejor. Hay que seguir en el camino de la humildad, planificar, trabajar y seriedad.

P.- Para la temporada que viene a nivel deportivo, ¿qué se debe apuntalar en el equipo?

R.- El juego interior es muy importante. Parece que Nacho Pin, Miki Almazán y Óscar Anguita se retiran o dejaban de jugar a este nivel, lo han dado todo y lo harían tras un ascenso. Todos ellos son jugadores interiores y tenemos que ver con que jugadores podemos contar. Esperamos convencer a Jesús Fernández, además de que Javi Hernández está preparado para afrontar la LEB Plata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *