Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Otros cuatro constructores declaran este jueves ante el juez Ruz

Habrían hecho pagos a la formación de entre 60.000 y 362.000 euros, según los manuscritos elaborados por el extesorero 'popular'

Agencia


image_print

Otros cuatro empresarios de la construcción declararán hoy, jueves, ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz para explicar si realizaron donaciones irregulares al Partido Popular (PP), tal y como consta en la supuesta contabilidad B elaborada por el extesorero Luis Bárcenas, informaron fuentes jurídicas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 interrogará como imputados a José Luis Suárez, presidente de Construcciones Paraño, que habría donado 75.000 euros según los manuscritos de Bárcenas; Joaquín Molpeceres, del grupo Licuas (60.000 euros); Ignacio Ugarteche, consejero de Urazca Construcciones y expresidente del Athletic Club de Bilbao (90.000 euros); y Ramón Aigé, presidente de Sorige-Acsa (362.000 euros).

Ruz, que investiga la supuesta contabilidad opaca de los ‘populares’ en una pieza separada del ‘caso Gürtel’, interrogó este miércoles a otros cinco constructores: Rafael Palencia, presidente de Degremont Iberia, que realizó una donación de 146.000 euros, según los ‘papeles de Bárcenas’; Cecilio Sánchez, exdirector comercial de FCC (30.000 euros); Camilo José Alcalá, presidente consejero delegado de Cyopsa-Sisocia (150.000 euros); José Antonio Romero, administrador de la mercantil Grupo Romero Polo (54.000 euros); y Antonio Pinal, presidente consejero delegado de Bruesa (24.000 euros).

Los cinco aseguraron no saber por qué sus nombres aparecen en la supuesta contabilidad B de la formación que elaboró el extesorero Luis Bárcenas, según informaron fuentes jurídicas. También apuntaron que no mantuvieron relaciones comerciales con Bárcenas ni con su antecesor, Álvaro Lapuerta’, más allá de que pudieran coincidir con ellos en alguna inauguración o acto público.

El viernes será el turno del presidente de las Cortes valencianas, Juan Cotino. El juez le que quiere interrogar por su vinculación con la empresa Sedesa, al que los manuscritos del extesorero atribuyen una entrega de 200.000 euros el 11 de marzo de 2004, y le ofreció la posibilidad de declarar en su despacho oficial en el Parlamento valenciano. También declarará como imputado su sobrino Vicente, que era administrador único de Asedes Capital, matriz de Sedesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *