Óscar Fernández: “El rendimiento de la plantilla ha sido bueno, pero tenemos que buscar lo excelente”

Hay varios culpables de que el baloncesto esté volviendo a lo grande en Granada y uno de ellos es Óscar Fernández (1973), el presidente de la Fundación CB Granada.

Llegamos algo antes de la hora a la que habíamos quedado con él. Le pillamos trabajando en su despacho situado en las oficinas del Palacio de Deportes, algo que es muy habitual en este granadino de 44 años. El club no para y él menos aún, aunque nos reconoce que se cogerá alguna semana de vacaciones por su familia. Eso sí, pegado al teléfono.

Con un año más sumado a la espalda, el Covirán Granada se prepara para la temporada 2017-2018, la que será la tercera en LEB Plata. Un curso que será el primero sin Pablo García y en el que tampoco estará Jesús Fernández. Ambos han dicho adiós al equipo de su vida y Óscar Fernández no quiere que se quede en el olvido, por lo que algo está cociendo para despedirlos como se merecen. A Óscar aún se le entrecorta la voz cuando habla de ellos y asegura que reemplazarlos va a ser “imposible”.

Con el sufrimiento del último Covirán-Zornotza de las ‘semis’ de playoffs de ascenso a LEB Oro algo más lejano, Granada Digital se sienta a hablar con el ‘presi’ del Covirán Granada para hacer balance de lo que ha sido la última temporada y cómo se presenta la que viene.

“Le pongo un 8 a la temporada. El sobresaliente habría sido el ascenso deportivo”

Pregunta: ¿Qué tal? ¿Más tranquilos tras la temporada?

Respuesta: La tranquilidad en este club nunca la ha habido. Siempre hay algo que hacer al día siguiente. Después de aquel martes contra Zornotza, ya estábamos trabajando en el Pekebasket, la Copa Puleva, viendo jugadores con Pablo (Pin), planificando la temporada que viene, hablando con los jugadores que ya estaban… no hemos parado ni un segundo.

Unos hablan de decepción, otros de fracaso, otros de injusticia o de mala suerte ¿Cómo califica la temporada el presidente?

Lo tengo que ver de otra manera. Volvemos a lo que íbamos buscando. Que el baloncesto vuelva a Granada. Tenemos que estar muy orgullosos de la temporada. Han sido dos veces más de 6.000 personas en el Palacio de Deportes. Se dice pronto, pero es muy complicado; una media de 3.500 espectadores durante toda la temporada; ganar la Copa LEB Plata. Para nosotros fue muy dificil organizarla y llegar a ese primer puesto en liga regular en la 1ª vuelta; al final, esto es deporte y en unos playoffs te puede pasar de todo. Peleamos hasta el último segundo. Nuestro club tiene cinco años y es de los más novatos en LEB Plata. Estamos muy orgullosos y contentos. Ahora viene el momento de ver qué errores hemos cometido en la planificación del equipo, en la manera de trabajar… para mejorar más lo que se ha hecho y seguir dando pasos adelante que es lo que nos gusta.

Óscar Fernández, en su despacho en las oficinas del Palacio de Deportes | Foto: D.S-G.

¿Y qué tal esa fase de autocrítica?

Se van viendo los errores día a día. Se piensan en cosas que podíamos hecho en su momento, o buscar otro tipo de jugador… ahora es ver qué jugadores no han rendido lo suficiente o creemos que para la liga no son necesarios, y ver qué jugadores hay en el mercado que nos satisfagan. Sabemos que teníamos un equipo competitivo, pero hay partes en las que nos hacía falta competir de otra manera. Creemos que el puesto de tres alto es el que hemos tenido más complicaciones durante toda la temporada.

¿Qué nota le ponemos a la temporada?

Es muy complicado. Al nivel de exigencia que pide la gente y que nosotros tenemos, le ponemos un 8. El sobresaliente habría sido el ascenso deportivo. Un 8 por el nivel de empresas que se han unido al club, el apoyo de las instituciones, la afición, la Copa LEB Plata…

“Cambiar a Pablo García y Jesús Fernández va a ser imposible”

El equipo termina la liga regular bien a pesar de los tropiezos de Morón y Lucentum en la retina. En los playoffs, comienza como un tiro ante Navarra, pero cae ante Zornotza… ¿Qué falló?

Tuvimos un bajón con Morón y Alicante. Nuestro nivel de concentración en algunos momentos no ha sido el óptimo. Nos pasó en dos partidos en el Palacio. Uno fue ante Alcázar, que estábamos pensando más en la Copa, y ante Morón, que estábamos pensando más en Alicante a la semana siguiente. Después ha habido de todo. Creo que el equipo termina bien, además, con lo hace relajado y descansado. Llega a unos playoffs muy bien como se demostró ante Navarra, donde no hubo ninguna tensión. El equipo se veía muy fresco, sin nervios, concentrados en lo que había que hacer… Y luego con Zornotza, creo que nadie les valoró en la medida oportuna. A nosotros se nos ha valorado con que el presupuesto nuestro era el más alto. Pero es que el de Zornotza, sin saberlo a ciencia exacta, yo estoy convencido que Vucetic cobra más que nuestros dos pivots juntos. Que De la Rúa cobra más que nuestros dos bases juntos… Al final, la competición te dice que está Granada con un Palacio donde entran 6.000 personas y ya somos favoritos. Ya pasó incluso la temporada del debut.

Esa serie ante Zornotza se enrarece muchísimo con el asunto arbitral del segundo partido…

Ante Zornotza, el primer partido se saca muy bien. Y el domingo, el segundo partido se enturbia mucho porque la pareja arbitral decide ver lo que pasa alrededor de la pista y no lo que pasa dentro. Nuestro equipo se perdió en esas cosas. Nos perdimos. Lo peor de todo es que tuvimos al final un triple con Carlinhos para ganar el partido, tenemos un segundo triple para forzar la prórroga… al final el balón cae del lado de Zornotza y tenemos que ir allí a ganar un partido. El primero lo peleamos a muerte y lo tuvimos ganado prácticamente en la prórroga. Lo dejamos escapar con dos tiros libres y un par de rebotes… Y en el cuarto partido, a cara o cruz, sacamos el partido adelante como hombres. Llegamos al quinto aquí y no terminamos rematar. En el último cuarto, la presión que podíamos meter con nuestros 6.000 espectadores también nos hizo daño, y el acierto de esas dos canastas de De la Rúa y las prisas nos mataron. Zornotza era un digno aspirante a LEB Oro, pero la eliminatoria fue más que igualada. Más que un 3-2, yo pondría un 2,55-2,45.

Hablaba antes de la Copa LEB Plata… ¿es de los mejores momentos que ha vivido como presidente de este club?

Es la más bonita porque había 6.000 personas en el Palacio, era un acontecimiento seguido a nivel nacional, en Twitter fuimos Trending Topic nacional… sí, fue un momento muy importante para el club. Pero para mí, tengo el partido de Baza, Huelva, Albacete… hay muchos momentos para la corta historia que tenemos. Estamos tan acostumbrados de que el resultado final sea positivo, para una vez que se corta eso, parece que se ha caído la baraja de naipes. No es así, esto acaba de empezar y hay que seguir luchando.

Más de 600 niños en la cantera, a por la tercera temporada en LEB Plata, favoritos al ascenso, el proyecto como Fundación CB Granada está siendo todo un éxito….

Toda la gente del club está haciendo un trabajo muy bueno. Desde la directiva a los voluntarios, el cuerpo técnico o los jugadores… estamos muy contentos. Que pensemos que la próxima temporada seamos un club referente, entiendo que todos nos van a poner ahí. Pero a nosotros nos da igual. A nosotros nos gusta trabajar sabiendo qué es lo que tenemos que hacer y luego lo de mañana. Cuál es el primer entrenamiento y cuál es el primer partido. En el deporte hay muchas más cosas. Todos podemos fichar dos americanos que te salgan una maravilla como le ha pasado a Sammic este año. Han fichado tres extranjeros y le han dado un rendimiento magnífico. Otros han tenido siete como Albacete y no han tenido tan buen rendimiento. Nosotros preferimos optar por jugadores con tablas en esta competición o en superiores. Este año tendremos que pulir otras cosas para llegar a ser un equipo lo más competitivo posible, pero no hay que olvidar que le ganamos los dos partidos a Sammic, y a Valladolid le ganamos aquí. El segundo no lo valoro como partido… Es para estar muy contentos.

“Buscamos lo ‘mejorcito’ que haya y que nos podamos permitir”

¿Cómo sienta que Jesús Fernández y Pablo García, dos mitos del club, elogien la gestión del club y hablen con tanto cariño del presidente?

Lo agradezco mucho y me dan más ganas para seguir trabajando. A mí me gusta estar cercano a ellos para saber qué se puede mejorar, desde donde están viviendo a donde están comiendo. Busco que el que venga esté lo más a gusto posible en Granada y rinda al 200%.

Su despedida en el Ayuntamiento de Granada… ¿un momento duro?

Duro, duro, duro, muy, muy duro. Ese día, tenía claro que lo iba a pasar mal y así fue. Aunque sean personas que luego tendremos trato diario con ellos, pero no es lo mismo. Han sido muchísimas horas trabajando con ellos. No poder darles la mano antes de los partidos va a ser complicado. Son dos jugadores que lo han dado todo por el club. Pablo es una magnífica persona y un gran jugador. Después de los partidos, se quedaba saludando a todo el mundo. Y con lo que es Jesús Fernández a nivel nacional, que le haya dado ese nombre a la Fundación CB Granada es muy importante. Estamos muy agradecidos a lo que han hecho. Esperamos que celebren con nosotros los éxitos como parte de la familia que son.

¿Intentó convencer a Jesús Fernández de que siguiera otra temporada?

Jesús lo hubiese dejado hace más tiempo. Le incordiamos entre Pablo y yo en más de una ocasión. Llegó en EBA, asciende, y ya le dijimos que tenía que volver a jugar en el Palacio, la que ha sido su casa. Tras la primera temporada en LEB Plata, le convencimos diciéndole que tenía que volver al Palacio y ascender, que la temporada había terminado con la lesión ante Ávila. Siempre había una excusa, pero yo entiendo que él ya buscaba otra cosa. Lleva 27 años en esto. Físicamente está mejor que hace años, pero la cabeza también te hace pensar cuál es tu futuro. No puede estar pidiendo, pidiendo y pidiendo a la gente. En el caso de Jesús, la decisión ya estaba tomada desde el principio de año. Pasase lo que pasase, este iba a ser su último año. Ojalá el resultado hubiese sido otro, pero estoy contento de que se despidiese ante 6.000 espectadores, con una afición volcada. El recibimiento en el ayuntamiento también muy bonito, y también el reconocimiento en redes sociales que fue maravilloso.

Y qué me dice sobre esa ovación del Palacio a Jesús… lo de Pablo quedó algo más tapado…

Lo malo, y sé que a Jesús eso lo tenía muy cabreado, es que era un año que los dos lo iban a dejar. A Jesús le daba mucha pena que la figura de Jesús Fernández se comiera un poco a la de Pablo. De los 6.000 espectadores que despidieron a Jesús, no sé cuántos se dieron cuenta de que también iba a ser el último partido de Pablo García. Estoy convencido que esa despedida la tendrán en el Palacio de Deportes y espero que ante más gente.

“Nuestro objetivo siempre es estar lo más alto posible”

¿Hay algún homenaje especial pensado para ellos?

Se hará alguna cosa.

¿Tendrán alguna función dentro del club?

Estamos viendo cosas de futuro, pero no con ellos implicados directamente. Hemos empezado a ver qué jugadores podrían continuar y cuáles no. En cuestión de organigrama, al estar en LEB Plata es más complicado. No se cierra ninguna puerta a ninguno de los dos porque son de la familia de la Fundación CB Granada.

¿Cómo de difícil va a ser relevar a dos piezas tan importantes?

Cambiar a Pablo García y Jesús Fernández va a ser imposible. Tendremos que hace los logaritmos neperianos suficientes para llegar a hacer una cosa parecida a lo que hacían. El otro día lo decía Pablo. Una de las cosas que hace este club a la hora de traer jugadores, no solo se ficha a jugadores buenos y competitivos, sino que también se busca a una persona con la cabeza bien amueblada para estar en ese vestuario y hasta ahora hemos tenido suerte. El vestuario está muy asentado y entendemos que la mano de Pablo Pin también se nota. Los jugadores que vengan tendrán que buscar ser una piña y los que estaban y sigan cojan algo de lo que dejan Pablo y Jesús.

¿Alguna opción para ser ese líder dentro del vestuario?

Estamos mirando ahora más qué jugadores van a continuar, cuáles pueden llegar… una vez que esté la plantilla hecha, será la propia plantilla junto con Pablo quien vea quién o quiénes deben ser los capitanes de ese equipo. No creo que sea una labor complicada. Jugadores que estaban el año pasado y posiblemente continúen en el equipo ya hicieron de capitán en alguna ocasión.

Están Borto y Carlinhos, muy contrastados, Corts, que es granadino…

En este sentido, teníamos muchos jugadores con experiencia el año pasado. Milekovic es un jugador que llevaba cinco años en un Primera División de Croacia, entonces él también tiene experiencia para eso y, además, en tres horas se ganó al grupo. Sí es verdad que Carlinhos por su pasado aquí y su experiencia; Corts, aunque sea más joven, siempre ha sido un líder. Yo lo conozco y es así. Cuando estaba en infantiles, él era junior ya. Vamos a ver qué viene, y luego veremos los líderes a nivel de vestuario. Pero el acierto que hemos tenido estos años respecto a los jugadores que vienen es que también han sido de vestuario. Seguro que se pondrán de acuerdo.

¿Cómo se suple dentro de la cancha a una sombra tan agigantada como Jesús?

Nos marcamos los límites muy altos. Buscamos jugadores de un perfil alto competitivo. O bien que sean jóvenes con un futuro prometedor o jugadores contrastados en LEB Plata o LEB Oro. Por ahí irán los tiros. Debe aportar algo parecido a lo que hacía Jesús. Tenía rebote, podía salir fuera a tirar… es un jugador muy completo. Tenemos que buscar una frescura especial, pero no nos podemos obsesionar con buscar a Jesús Fernández porque solo hay uno.

Sobre la composición de la plantilla… Uta ha vuelto a Unicaja ¿Se replantean su cesión de nuevo?

Tenemos que verlo. No solo depende de nosotros, también de Unicaja. Iremos viendo cómo se hace la composición del equipo para ver qué necesitamos en el puesto de cinco. Aún es pronto. Ahora mismo hay competiciones aún activas, no se sabe cuál va a ser el formato de la LEB Plata, la LEB Oro y la ACB… nosotros no paramos de hablar con jugadores, pero aún es pronto para ver qué va a pasar con un jugador.

“Las despedidas de Pablo y Jesús han sido un momento duro, duro, duro, muy, muy duro”

En redes sociales ha habido varios mensajes de Almeida y Milekovic que invitan a pensar que no van a seguir…

El mensaje de Ivan Milekovic es una mala traducción creo yo. Ivan se quedaría en Granada de por vida. A Joel si le dijésemos quédate en Granada, ya te digo que lo haría. Creo que son más despedidas sin saber cuál es su futuro. El tema de los mensajes en redes sociales es muy complicado de analizar. Esos dos mensajes, en concreto, yo he estado hablando con ellos y ambos se quedarían en Granada porque ambos ven al equipo como un ‘cinco estrellas’.

A ellos quizás sí les interese quedarse en Granada, pero ¿le interesa al club tras el rendimiento de esta temporada?

Nosotros tenemos que hacer un equipo. Milekovic te hace una cosa que nosotros la teníamos cubierta con su labor. Además, es un trabajador incansable. No he visto a alguien como él en mi vida. Estando lesionado del tobillo, ha entrenado a pata coja con dos contenedores de basura para no apoyar la pierna. O que un día de partido se fuese al Veleta cinco horas antes a pegarse 500 triples. O un tío como Joel, que era el primero que hacía tiro cuando terminaba el entrenamiento. Estoy muy contento con los jugadores que hemos tenido y creo que el rendimiento ha sido bueno, pero tenemos que buscar lo excelente. De primeras, tenemos que sustituir a Jesús y Pablo seguro. A partir de ahí, iremos viendo qué hace falta para acoplar el equipo. Todo está en el aire. No se ha hablado con nadie para decirle que no continúa, algo que la temporada pasada sí se hizo (Duane James y Jorge Fernández).

Óscar Fernández concede una entrevista a Granada Digital | Foto: D. S-G.

Nadie tiene la puerta cerrada entonces, y en función de lo que encontréis en el mercado, irá lo otro…

Ahora empezamos a hacer un equipo casi desde cero. Tenemos en cuenta los que estaban, los que van a continuar… y sabemos que no tenemos a Pablo y Jesús. A partir de ahí, miraremos qué va a pasar. También miraremos qué va a pasar con Germán Martínez, Eduardo… y cómo gestionamos todo para tener un equipo que sea de los más competitivos de la liga.

¿Se ha hablado con gente para que siga?

Claro. Ya nos hemos puesto en contacto con los jugadores, con los agentes… inclusive ya se ha hablado con jugadores que no estaban en el club para que vengan al club. Somos intranquilos en ese aspecto y nos gusta que los equipos estén finalizados lo antes posible. Somos un club muy seguro a la hora de hacer las cosas y los agentes ven esa seriedad, por lo que es más fácil llegar a un trato. En este aspecto, ya estamos trabajando muy duramente en ver qué perfil de jugadores estamos buscando y saber dónde tenemos que hilar más fino.

“No nos gusta abrir melones”

¿Algún nombre?

Ahora mismo no. Es muy pronto. Cuando estén firmados.

Hablaba de Germán, Edu y también meto a Marcos. Se baraja alguna cesión o seguirán con ese papel de segunda línea…

Una cesión a EBA es complicado. Barajamos muchas cosas. El año pasado hicimos el equipo en Nacional para que tuvieran minutos. Se nos presentaron varias cesiones para que jugaran en otros equipos. Primero, vamos a ver la cabida que tienen estos jugadores en el equipo y luego también miramos por la formación de nuestros jugadores. Vamos a buscar que tanto Germán, Marcos, Alberto, Eduardo tengan la mejor formación posible y esto para ellos sea una salida de futuro.

¿Cuál es el prototipo de jugadores que se está buscando?

Ahora mismo, el sustituto de Jesús. Buscamos también un tres alto. Luego, a nosotros nos estaban ofreciendo los agentes a jugadores que estaban jugando la final de Zornotza-Valladolid. Insisto, Granada es una ciudad a la cual quieren venir muchos jugadores porque somos muy serios en todo. En el trato, en el nivel de profesionalidad del club, en el trabajo que tienen… porque aquí no hay tres entrenamientos, aquí hay siete sesiones a la semana, en la cual hay técnica individual, trabajo para el jugador… todo eso influye ¿El perfil? Lo mejorcito que haya y que dentro de nuestro presupuesto nos podamos permitir. Creemos que deben tener experiencia en LEB Oro o Plata, que sean contrastados antes de un jugador que sea totalmente desconocido. No nos gusta abrir melones, a no ser que sea una ganga o venga de una liga europea buena.

Objetivo… ¿ascenso?

Nosotros eso no lo vamos a decir así. Buscamos dar un pasito más. Al final, esto es deporte, son 16 o 18 equipos, que lo mismo son 6 los que realmente quieren ascender. Pues nosotros seguro que vamos a estar entre esos que quieren pelear. Mi persona no me hace decir que mi objetivo es ascender porque estoy despreciando a otros equipos que también lo quieren. Nuestro objetivo siempre es estar lo más alto posible. Es muy complicado mejorar lo del año pasado, pero la exigencia va a ir más allá para llegar más alto.