Domingo, 19 Agosto, 2018

            

Orgullo de junio

Archivo GD
Juncal Gutiérrez-Artacho | @juncalgartacho


image_print

 

El pasado mes de junio fue un mes digno de recordar y es que sucedieron dos hechos importantes en la ciudad de Granada que han permitido avanzar en la Igualdad.

Por una parte, el pasado pleno del Ayuntamiento de Granada se aprobó el V Plan Municipal de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, un documento donde se establecen las líneas para la intervención integral de políticas y medidas para fomentar la igualdad real entre las granadinas y los granadinos. La ciudadanía y las asociaciones feministas podemos congratularnos de este hecho ya que han tenido que pasar cuatro años sin Plan para que todos los grupos políticos hayan dejado sus intereses partidistas en pro de la consecución de la Igualdad de género.

Estos cuatro años sin Plan han supuesto un grave retroceso en diversas políticas necesarias para alcanzar una igualdad real donde las mujeres todavía tenemos que esquivar los envites de una sociedad patriarcal y donde los sectores más reaccionarios se muestran cada vez más nerviosos y por ende, más rudos en sus posicionamientos.

El camino hasta la aprobación de este Plan no ha sido fácil para todos los agentes implicados: las asociaciones pertenecientes al Consejo Municipal de la Mujer, las técnicas del Ayuntamiento y el equipo de Gobierno que ha promovido su desarrollo y posterior aprobación mediante el trabajo de la concejala responsable de Igualdad, Ana Muñoz.  Y es que algunos grupos políticos han utilizado este nuevo Plan para torpedear el trabajo perseverante de todas las integrantes de este Consejo Municipal.  Sinceramente no nos debería de sorprender la actitud de ciertos ediles cuando, por un lado, el nuevo Presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha defendido como una de sus propuestas estrella la derogación de la actual ley que regula el aborto e instaurar la ley de supuestos de 1985. Y por otra parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, aboga por la mercantilización y prostitución del cuerpo de las mujeres con los Vientres de Alquiler.  Una vez más la derecha española utiliza a las mujeres y sus cuerpos para sus intereses partidistas y políticas retrógradas.

Durante este proceso las mujeres han visto como su trabajo de años ha sido en ocasiones ninguneado por el mero hecho de no interesarse por las reivindicaciones del movimiento feminista granadino. En política no todo vale, por ello, sería interesante recordarles a algunos representantes políticos que deben de estudiar antes de hablar, si eso se hubiera hecho el camino hasta la aprobación de este Plan hubiera sido menos arduo.

A pesar de todo ello, como mencionaba al principio, debemos congratularnos puesto que el nuevo Plan establece cuatro ejes principales para incorporar transversalmente el principio de igualdad en las políticas municipales, fomentar el cambio de modelo de socialización patriarcal para avanzar en la igualdad real entre mujeres y hombres, responder a la violencia de género con diferentes medidas y, empoderar a las mujeres con un nuevo modelo de ciudadanía.

Aunque cambiase el color político del Consistorio, las mujeres ya tenemos aprobado un instrumento para exigir a nuestros representantes políticos que realicen las medidas aprobadas por una unanimidad en el pasado pleno del mes de junio.

Por otra parte, el último fin de semana de este mes Granada se mostraba orgullosa, ya que  celebraba en la Plaza del Carmen el Día del Orgullo LGTBI+. La bandera del arcoíris ondeaba en las principales fachadas y espacios de nuestra ciudad.

Las diferentes instituciones de esta ciudad (Ayuntamiento, Diputación, Junta de Andalucía y Universidad) organizaron una serie de actos para conmemorar la rebelión ciudadana contra la injusticia y la discriminación, que empezó el 28 de junio en Nueva York y dio origen a un movimiento por los derechos civiles y sexuales en todo el mundo. Por segundo año consecutivo, Granada celebra su orgullo, una reivindicación necesaria y fundamental pues a lo largo del mundo, miles de personas aún siguen siendo perseguidas, encarceladas, agredidas e incluso asesinadas por su orientación sexual y su identidad de género. La población LGTBI+ de Granada merece ser reconocida y visualizada, y su orgullo está llamado a convertirse en una celebración de la diversidad, el respeto, la inclusividad y un altavoz para la consecución de avances de derechos.

Un orgullo de y para Granada. Un orgullo de junio igualitario para vivir en Granada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.