Sábado, 27 Mayo, 2017

Ordóñez aboga por la fusión de “al menos quince cajas” hasta la próxima primavera



image_print

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, defiende la necesidad de una rápida y profunda reestructuración de las 45 cajas de ahorro que actualmente operan en España y considera que hasta la próxima primavera “al menos quince cajas deberían fusionarse con otras” ya que actualmente existen numerosas conversaciones respecto a este proceso de consolidación en el sector.

   “Al menos quince entidades deberían fusionarse con otras. Si tenemos recuperación, creo que podrá gestionarse en estas cifras, pero si no hay recuperación en Europa y la crisis continúa tendremos más problemas”, afirma Fernández Ordóñez en una entrevista concedida al diario “Financial Times” en la que señala su confianza en que “la próxima primavera se haya producido la reestructuración de estas entidades”, puesto que “actualmente hay muchas, muchas fusiones en discusión”.

   A este respecto, el rotativo británico destaca que los bancos comerciales españoles cotizados han resisitido hasta la fecha mucho mejor el impacto de la crisis financiera que el resto de sus competidores internacionales, pero apunta que el segmento de las cajas de ahorro, no cotizadas, con estructuras accionariales opacas y en muchas ocasiones altamente politizadas y ligadas a intereses políticos de los gobiernos regionales arrebataron cuota de mercado a los bancos en el momento álgido del pasado “boom” inmobiliario y ahora cuentan con una elevada exposición a la quiebra de promotores inmobiliarios o a la morosidad de los hogares.

   Así, el gobernador del Banco de España admite que la politización de las cajas de ahorro hace “más complicada” la solución, por lo que destaca la creación del Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), dotado con hasta 99.000 millones de euros, y subraya que así se pretende que “el contribuyente pague lo menos posible”, a diferencia de lo acontecido en otros países, mientras recomienda una mayor racionalización y reducción de costes mediante el cierre de oficinas.

   “Por supuesto que tenemos problemas, pero diría que son problemas tradicionales, típicos…En este país se ha invertido mucho en el sector inmobiliario y eso ha afectado a algunas medianas y pequeñas entidades, pero es completamente diferente de otros países, donde las grandes instituciones se vieron afectadas. Alrededor del 80% del sector, medianas y grandes entidades, es relativamente saludable y rentable”, asevera el gobernador del BdE en la entrevista, reproducida también por el diario “Expansión”.

ESPAÑA, LISTA PARA LA RECUPERACIÓN, QUE IMPLICARÁ SUBIDAS DE TIPOS

   Por otro lado, Fernández Ordóñez destaca que España “está lista para la recuperación” y afirma que la recuperación de la zona euro, su principal socio comercial, representa “la mejor noticia para España”, aunque reconoce que, de producirse una recuperación importante de la economía europea, el Banco Central Europeo debería subir los tipos de interés para combatir la inflación.

   “Por supuesto, si tenemos una importante recuperación en Europa el BCE debería subir los tipos de interés para evitar la inflación”, afirma Fernández Ordóñez, quien admite que esa posibilidad sería perjudicial para algunas familias, aunque por otro lado sugiere los efectos positivos de la recuperación europea en otros sectores como el turismo, que se ha visto afectado negativamente por la debilidad de los hogares de países de la zona euro.

   En este sentido, el gobernador del BdE admite que ante la imposibilidad de recurrir a la devaluación de la divisa, España debe realizar reformas estructurales, de las que destaca la reforma del mercado laboral y la consolidación fiscal. “La reforma del mercado laboral es crucial”, afirma.

   Desde el punto de vista de las cuentas públicas, Fernández Ordóñez destaca el buen punto de partida en el que se encontraba España antes de la crisis, aunque advierte de que “un déficit de dos dígitos es muy importante y no podemos permitirlo” por lo que mostró su confianza en lograr cumplir el objetivo de recortar el desequilibrio fiscal en 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *