Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Ordenan reabrir caso contra el alcalde de Algarinejo por revelar secretos y posible soborno

El exregidor denunció a Jorge Sánchez por la difusión del contenido de la carta enviada por él al portavoz municipal del PSOE

Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Audiencia Provincial de Granada ha ordenado reabrir el caso que se archivó en su día contra el actual alcalde de Algarinejo (Granada), Jorge Sánchez (PP), por un posible delito de revelación de secretos al difundir una carta con el representante de la oposición en el Ayuntamiento del anterior regidor, el también ‘popular’ Óscar Fernández, que lo denunció por ello, y posible soborno a un testigo.

Fue el pasado 18 de agosto de 2015 cuando el Juzgado de Instrucción 2 de Loja (Granada) archivó las diligencias abiertas, sobreseimiento contra el que Fernández interpuso recurso de reforma y subsidiario de apelación que ahora ha estimado la Sección Segunda de la Audiencia, que ordena que se deje sin efecto aquel auto y continúe la tramitación del procedimiento contra Sánchez.

Concretamente, el exalcalde denunció al actual regidor y al concejal de Urbanismo por la difusión del contenido de la carta enviada por él al portavoz municipal del PSOE, pero el Juzgado de Loja no consideró entonces que este documento contuviera información secreta, o que se hubiera cometido delito de tráfico de influencias según se desprendía de una grabación incorporada a la causa (en la que presuntamente el alcalde intenta extorsionar a un testigo para que declarara contra el denunciante).

Sin embargo, los magistrados de la Audiencia consideran en un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, que la carta, en la que Fernández daba la noticia de su renuncia a su condición de alcalde, contenía además dos párrafos en las que hacía valoraciones personales de la labor del portavoz socialista, y, por tanto, de un partido diferente al suyo, extremos que, para el querellante, “debían de quedar en el ámbito reservado”.

De hecho, consideraba que de ser sus valoraciones conocidas por personas de su propio partido ello “podría causarle perjuicios en el ámbito personal o político”. Por ello, “tuvo la precaución de cerrar la carta y de depositarla en poder del secretario del Ayuntamiento, en la confianza de que su contenido, dirigido exclusivamente al destinatario de la misma, quedaría fuera del conocimiento de terceros, esto es, que era secreto para cualquier persona ajena a ambos”.

Además, los jueces recuerdan que un testigo (el que puede oírse en las conversaciones grabadas) ha ratificado, a presencia judicial, que recibió “presiones” por parte del alcalde y el concejal y que le llegaron a ofrecer a él y a su hijo sendos trabajos en el Ayuntamiento, e incluso dinero, a cambio de declarar contra el exalcalde.

También el testigo asegura que los querellados “le hicieron saber que habían paralizado una denuncia cursada por la Policía Local de Algarinejo relacionada con su hijo con el fin de hacerle notar la influencia que tenían en la vida municipal”.

Por todo, la Audiencia acuerda estimar el recurso contra el archivo interpuesto por el exalcalde y denunciante y a revocar el auto decretado por el instructor “a fin de que continúe la tramitación de las diligencias”. Igualmente, pide que se le reciba declaración en calidad de imputados a los querellados, “algo que se debió hacer con inmediatez a la admisión de la querella a trámite (…) y cuantas otras diligencias estime precisas el instructor para la correcta depuración de los hechos”, según consta en la resolución, contra la que no cabe recurso ordinario y de fecha 18 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *