Viernes, 22 Septiembre, 2017

            

Olores e insalubridad, los problemas del agua en Alcázar de Venus

Así lo ha argumentado el portavoz del grupo popular, José Robles, quien ha denunciado que la situación de Alcázar de Venus es la que tienen muchos municipios de la provincia de Granada

Vecinos de Alcázar


image_print

El grupo popular en la Diputación denunciará ante el pleno de la Institución Provincial la situación “inhumana” que viven los vecinos del anejo orgiveño de Alcázar de Venus con la depuración de sus aguas residuales, que “es literalmente inexistente”. Según han podido constatar los populares personalmente, en una visita a la localidad, las aguas fecales se vierten “sin ningún tipo de control ni depuración” a un barranco, donde se acumulan “con el consiguiente foco de infección que ello conlleva y que causa desagradables olores, especialmente en los meses de verano, y plagas de insectos y roedores en la zona, cercana a las primeras viviendas del anejo”.

Así lo ha argumentado el portavoz del grupo popular, José Robles, quien ha denunciado que la situación de Alcázar de Venus es la que tienen muchos municipios de la provincia de Granada “por un Ciclo Integral del Agua que no funciona, que no se aplica y al que no se presta interés por parte de la Junta de Andalucía”. Por ello, el PP exigirá a la Diputación de Granada que se pronuncie sobre el “abandono” que soportan las apenas 70 familias de Alcázar por parte del Ayuntamiento de Órgiva. “Queremos que la alcaldesa orgiveña y diputada de Medio Ambiente se pronuncie públicamente por la falta de atención que durante años ha mostrado con estos vecinos”, ha criticado José Robles.

No obstante, el portavoz popular ha apuntado a la Junta de Andalucía “como la máxima responsable” de los problemas de depuración de Alcázar “y de la gran mayoría de los municipios de Granada”. “Llevamos años esperando que la administración andaluza cumpla su compromiso con los ayuntamientos y construya las depuradoras que comprometió, poniendo así fin a los vertidos de aguas fecales de forma incorrecta, y que ha llevado a algunos alcaldes ante los juzgados, cuando no son responsables de unas infraestructuras que ya debía haber construido la Junta de Andalucía”, ha defendido José Robles.

Por otro lado, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Órgiva, Raúl Orellana, ha llamado la atención sobre el suministro de agua del anejo que “no se puede beber” y presenta un color turbio que nos hace tener una idea “del padecimiento que sufren los vecinos en su vida diaria, donde el agua es un bien indispensable”.

“Los vecinos de Alcázar soportan desde hace años desagradables olores por causa de los vertidos incorrectos de aguas fecales. A esto se suman cortes de agua intermitentes en el suministro, sin previo aviso, que deja a los vecinos viviendo en un pueblo del siglo XIX, más que del XXI. Para la alcaldesa de Órgiva hay ciudadanos de primera y segunda. De las depuradoras de la Junta el resultado es un barranco lleno de aguas fecales”, ha denunciado Orellana.

El portavoz popular ha informado que los vecinos de Alcázar han presentado numerosas quejas ante el Ayuntamiento de Órgiva pidiendo una solución a este “serio y preocupante” problema “que altera su vida cotidiana”. Sin embargo, el “descuido y abandono” ha sido la tónica general del equipo de Gobierno socialista con sus anejos y, en especial, con Alcázar de Venus.

Por ello, Raúl Orellana no se explica que se haya puesto al frente del área de Medio Ambiente de la Diputación “a la persona más nefasta en la gestión medioambiental del municipio donde es alcaldesa, como es Mª Ángeles Blanco”. “¿Cómo va a cuidar del medio ambiente de la provincia quien debería empezar por su pueblo y resolver problemas que llevan años enquistados? ¿Cómo va a mostrar un mínimo de sensibilidad con estos problemas quien no escucha a sus propios vecinos, salvo si se acercan fechas electorales?”, ha preguntado el portavoz del PP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *